Noticias SER
Logo SER

Discurso sin audiencia

Enviado el 02/08/2017

Foto: Diario Correo

El reciente discurso presidencial dejó de tener al Bicentenario como brújula para las políticas que el gobierno trata de implementar. PPK quiso sonar enérgico por momentos, pero parecía que durante todo el discurso no tenía claro quién era su audiencia: ¿La oposición? ¿Cuál? ¿La fujimorista? ¿La izquierda? ¿Se dirigió al Perú entero? ¿A los huelguistas? Vayamos por partes, empezando por el final.

No se refirió en particular a la huelga de los maestros, cuya falta de compromiso con sus alumnos podría costarles el año escolar. Podría haber hecho mención a la educación como valor primordial y mostrado energía al anunciar las medidas que se estaban tomando. Sí reiteró el aumento ya realizado y su compromiso con continuarlo el año que viene. Pero es en momentos de conflicto cuando me pregunto: ¿Dónde esta la representación nacional en el sur? ¿Quién ganó en el sur? ¿No sería importante que los representantes de esas regiones sean puentes de diálogo?

Los proyectos puntuales que presentó –aunque sumamente importantes- no necesariamente apelan al país entero a menos que haga hincapié en cómo afectarán positivamente la vida diaria de las personas (i.e. la Autoridad del Transporte, las importantes capturas de delincuentes, la necesidad de aumentar la formalidad).

Lo que sí apela a la gran audiencia es por ejemplo la empatía hacia los afectados por los desastres naturales y la solidaridad que se muestra a través de la extensión de los programas sociales para ellos. “Una sola fuerza” debió haber estado presente a lo largo de todo el discurso. “Una sola fuerza” es lo que nos llevará a buen puerto hacia el Bicentenario de la Republica. Especialmente cuando El Niño demostró falencias en varios sectores del Estado se podría haber reseñado mucho más: las lecciones aprendidas y lo que se necesita hacer para ponerlas en práctica.

El diálogo con el fujimorismo de hace unas semanas podría haber sido resaltado también, especialmente ya que las coincidencias entre ambos campos fueron recogidas en proyectos de ley entregados al Congreso (predios para infraestructura, disposiciones para agua y saneamiento). Aunque pareciera que la idea de trabajo conjunto aun no cala del todo en el fujimorismo sobretodo por las declaraciones del nuevo presidente del Congreso Luis Galarreta, quien tras el discurso dijo: “se siente que es un año en el que le ha ido mal”. Aquí es muy importante recalcar que si al gobierno le va mal, nos va mal a todos. No es que le va mal a PPK. Esa miopía y el oportunismo del fujimorismo tiene que ser también resaltada. Así haya separación de poderes, el fujimorismo comparte la responsabilidad de cómo nos va, a todos.

¿Cómo se puede demandar del Presidente que haga referencias a grandes reformas que son necesarias pero que no puede hacer solo? ¿Por qué no se hace la misma exigencia a la oposición? Por ejemplo en el caso de la reforma electoral, ésta parece que sólo fue encargada a Patricia Donayre, ex Fuerza Popular, a modo de entretenimiento sin tener ninguna intención de apoyar el producto del trabajo de esta congresista. ¿Podemos esperar seriedad para llevar a cabo reformas de tanta relevancia?

Pero el fujimorismo no es la única fuerza que desaprobó el discurso del Presidente, también lo hizo Marco Arana del Frente Amplio. Yo me pregunto: ¿Si alguno de estos dos partidos fueran gobierno lo harían tanto mejor? Por algo fue que PPK salió elegido.

En general, el negativismo de la oposición no hace más que alienar a la ciudadanía si no se tiene a nadie que genere esperanza y optimismo. Estos elementos brillaron por su ausencia en el discurso. Si bien es cierto que un gobernante debe ser realista y autocrítico (cualidades que no comparten ni la izquierda ni el fujimorismo respectivamente), también tiene que ser capaz de ofrecer un proyecto en el cual creer, como el Perú del Bicentenario. No solo se debe recuperar la confianza de los inversionistas en el mercado peruano, sino la de los principales inversionistas en el país: los ciudadanos.

¿Pero qué podemos hacer si no hay acuerdos mínimos sobre cómo debe llegar el país al Bicentenario? ¿Si la oposición esta más preocupada por quién ocupa el sillón presidencial en el 2021? Como ciudadana estoy cansada de la mezquindad de la clase política y de su falta de visión a futuro. Es hora que se ponga a la oposición bajo la misma lupa rigurosa. No son espectadores sino actores en el gobierno también. Hasta que no reconozcan su responsabilidad, no vamos a poder avanzar.

En suma, el discurso de PPK no tuvo audiencia por dos razones: porque él mismo no la supo especificar y porque mucho de lo que dijo cayó en una audiencia de oídos sordos.

Ana Vergara pertenece a la Plataforma Comadres, espacio que busca posicionar el trabajo de las mujeres en el análisis de la política nacional e internacional

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
E INDUDABLE QUE MENDOZA NUNCA HA APORTADO NADA AL SISTEMA DE ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, NADIE ENTENDIO PORQUE EL CNM LO NOMBRO SI NO TENIA NI APTITUD ACADEMICA NI CAPACIDAD SOLVENTE PARA SER MAGISTRADO, SIN EMBARGO SE LE NOMBRÓ MAGISTRADO SUPREMO Y NUNCA A PODIDO REALIZAR UNA GESTION IMPERECEDERA, ES UN LASTRE QUE SE LE HAYA DESIGNADO MINISTRO DE JUSTICIA Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces