Noticias SER
Logo SER

Re-centralización y minería

Enviado el 03/06/2015

Re-centralización de decisiones y presupuestos, persistencia del extractivismo exportador minero como paradigma para el crecimiento con dizque desarrollo y criminalización de las protestas sociales bajando las vallas ambientales son los signos de los tiempos que vivimos con este des-gobierno. Desde abajo y adentro se desarrolla un nuevo modelo en Cajamarca.

La Secretaría de Descentralización (SD), dependiente de la Presidencia del Consejo de Ministros, es la instancia que está dándole el marco teórico y de políticas al intenso proceso de re-centralización del país. Desde por lo menos el 2012, con el actual gobierno del presidente Ollanta Humala, aunque ya venía desde el gobierno de Alan García, se está dando una re-centralización de competencias, presupuestos y decisiones, que atenta contra la regionalización. En mi concepto, esta permitiría construir una cultura, sociedad y economía democráticas, en un país como el nuestro, que tiene tantas diferencias, divergencias y culturas.

Bajo el pretexto de ineficiencia regional y local, de mal uso de fondos para destinarlos a paros y huelgas, la tendencia con relación a la inversión pública es clara: Disminución de recursos manejado por los gobiernos regionales (GR), incremento de los dineros manejados por el gobierno central (GC) y estancamiento de los montos ejecutados por gobiernos locales (GL). Es el caso de Cajamarca, como puede verse en el siguiente gráfico: El proceso de recentralización se ha agudizado en los últimos ocho años. El presupuesto del gobierno regional se ha estancado, mientras el del gobierno nacional se ha multiplicado por siete.

FUENTE: Porfirio Medina Vásquez; "Informe de 100 días"; Gobierno
Regional de Cajamarca; 29 de Abril 2015.
ELABORACIÓN: Gabinete de Asesores en base a información del MEF:
Seguimiento de la Ejecución Presupuestal (Consulta amigable); Abril
2015.

 

Desde el Gobierno Central y sus medios afines, se promueve una enfermiza persistencia en hacernos creer que el Perú es un país minero, sobre todo algunas regiones como Cajamarca. No obstante, nuestro país es principalmente marítimoforestalagropecuariofluvial lacustre, biodiverso de protección y también minero-hidrocarburífero. No es un país exclusivamente  minero, como la propaganda dice, el gobierno quiere y las grandes empresas mineras aseguran, para actuar en consecuencia. Consultando Google, Wikipedia y el Censo Agropecuario 2012, veamos algunas cifras:

El Perú es marítimo porque tiene 1' 140 mil km2 y más de un tercio de la población mira al mar. Es forestal porque tiene 720 mil km2 de bosques, en donde vive la quinta parte de la población. Es agropecuario porque existen 24 mil km2 de tierras agrícolas y pastos, en donde vive una cuarta parte de la población. Es fluvial y lacustre porque tiene 12,200 lagunas y el Titicaca compartido con Bolivia, con 8,560 km2, en cuyas riveras vive la quinta parte de la población. Es biodiverso de protección, con 55 mil km2, en donde vive menos del 1% de la población. 

Como digo, también es minero e hidrocaburíefro, con el 22% del territorio en concesiones mineras, de las que menos del 5% está en operación. El 70% de la superficie amazónica está concesionado para hidrocarburos. De ella, menos del 10% está en producción y 25% del mar de Grau también está concesionado para la extracción de petróleo y gas, aunque menos del 5% está en explotación. Tal como las estadísticas nos dicen, de la minería y los hidrocarburos depende directa e indirectamente, una población de menos de un millón de personas, sobre 30 millones de peruanos y peruanas.

No soy "anti-minero" sino que estoy de acuerdo con una minería que se desarrolle con responsabilidad social y ambiental (RSA), cosa que poco se cumple en nuestro país. Newmont-Buenaventura, en Conga, y la Southern Peru, en Tía María, son un ejemplo de irresponsabilidad social y ambiental (ISA). Más bien estoy de acuerdo con los diez principios de RSA que suscribieron en el 2002 tres docenas de grandes empresa mineras y otras tres decenas de asociaciones de minería y mineros, agrupadas en el Consejo Internacional de Minería y Metales (ICMM), tema ya abordado en otro escrito, haciendo algunas preguntas impertinentes (http://www.alainet.org/es/articulo/169159).

Cajamarca no tiene mar y tampoco glaciares. Pero tiene jalcas en el sur y páramos en el norte, que constituyen las esponjas hídricas de este departamento. Los minerales metálicos -oro, plata y cobre principalmente- están bajo estas esponjas. Es decir, principalmente en las cabeceras de cuenca. El 75% de la población de Cajamarca, que tiene 1.6 millones de habitantes, vive en el campo y depende de la producción agropecuaria y forestal.

Es por lo anterior que en la zona rural, según varias encuestas de Apoyo y otros, más del 70% de la población está contra la minería. Los cajachos no somos idiotas: Sabemos que la minería nos dejará sin agua, con pasivos ambientales -de los 16 mil pasivos a nivel nacional, cinco mil están en Cajamarca- y que nos traerá pocos beneficios en el mediano y largo plazo.

Como el GR apoya la opinión de la mayoría de la población de Cajamarca, que está en contra de la minería, y el Gobierno Central tiene una estrategia definida a favor de las inversiones en este sector, los recursos presupuestales para ser manejados por el GR han disminuido desde el 2012, y se ha reorientado los fondos, para que sean ejecutados directamente por los gobiernos locales y el mismo gobierno central. Las cifras son claras en este sentido.

La respuesta se expresa en el Nuevo Modelo de Desarrollo Sostenible y Ambientalmente Sustentable para Cajamarca (NMDS-C) que el GR ha formulado con tres ejes y tres principios. Los ejes son: 1) desarrollo integral con sostenibilidad ambiental; 2) desarrollo económico con competitividad solidaria; y 3) desarrollo humano con servicios sociales de calidad. Este modelo que está basado en tres principios: 1) no hay verde sin azul y blanco, que en Cajamarca son jalcas en el sur y páramos en el norte, en tanto que antiguos glaciares y esponjas hídricas, que hay que manejar sosteniblemente; 2) la minería y la energía para la exportación no son los motores, sino que deben estar subordinadas al desarrollo agropecuario-forestal-turístico, para cerrar brechas, elevar los ingresos, atender la calidad de vida y lograr sustentabilidad ambiental con uso adecuado de los recursos naturales, en particular el agua; y 3) desarrollo institucional estatal con gestión local y regional participativa, transparente y competitiva. Volveremos sobre estos temas.




[1]
Economista por la Universidad del Pacífico, ex viceministro de Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente (MINAM). Miembro del Gabinete de Asesores del Gobierno Regional de Cajamarca.  Mail: hugocabieses@gmail.com.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Hugo Cabieses
Desde jalcas y páramos
Comentario Destacado
Sin duda un buen recuento de los principales hitos administrativos que son conocidos documentalmente. Pero todo ello esta construido sobre una realidad física, territorial y ambiental que es más permanente y ciertamente anterior a los documentos. Es una cuenca bien definida con varias zonas ecológicas, sobre la que han forjado varias culturas, naciones y entidades políticas, algunas de las cuales, se sabe, se derramaron por encima de los límites de la cuenca como fueron los Tiwanacu, o ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Publicaciones