Noticias SER
Logo SER

Congresistas Wendigos

Enviado el 05/04/2017


A lo largo de la historia de la humanidad, la violencia y los crímenes siempre fueron motivados por cuestiones de raza, religión, nacionalidad, género u orientación sexual, lo que hasta hoy, sigue siendo un problema sin resolver. Problema en el que el miedo irracional e infundado a lo diferente prima ante el derecho a la vida y la dignidad de todas las personas.

Lamentablemente, el Perú no está exento de este problema, incluso en la última década se observa un aumento alarmante de violencia física y psicológica, y homicidios, contra la mujer y la comunidad LGTBI, claro ejemplo de que en nuestro país no se respetan los derechos humanos de las minorías. Y esto ha quedado demostrado el día de ayer, 4 de abril, donde la Comisión de Constitución del Congreso, con 10 votos a favor de la bancada fujimorista y 6 en contra, aprobó el informe para derogar el artículo 1° del Decreto Legislativo 1323, emitido por el Poder Ejecutivo como parte de la delegación de facultades.

Y la excusa sin sentido de la bancada fujimorista para violar, nuevamente, derechos fundamentales, fue que “al Ejecutivo no se lo otorgó la potestad para generar normas relacionadas a la violencia de género”.

Es grave ya, que el congresista Torres, presidente de la Comisión de Constitución, crea que modificar agravantes del delito de homicidio (porque no se han creado delitos nuevos, como dicen por ahí) que buscan proteger la vida de las personas, no forme parte de la seguridad nacional; y es más grave aún y alarmante, que el congresista Rosas se refiera a este decreto como “ley mordaza”. Es decir, para Julio Rosas, cometer homicidio contra una persona de la comunidad LGTBI es parte de su derecho a la libertad de expresión, y su derecho al culto. ¿Ven la gravedad de esto? No sólo no le importan los 157 homicidios cometidos por odio contra la comunidad LGTBI desde el 2009, sino que él cree que cualquier persona, bajo el amparo de la libre expresión y el culto, puede matar a otra persona (porque no dejas de ser persona sólo por ser LGTBI) con la que no están de acuerdo por su orientación sexual. ¡Tenemos promotores de homicidio como padres de la patria! ¡Es inconcebible!

Cuando era muy pequeña le temía mucho a la historia sobre los Wendigos, esos seres mitad humano mitad bestia que vivían en el bosque, y que engañan a sus víctimas para luego matarlas; pero la ficción no se compara con los Wendigos que existen en el Congreso, porque da más miedo la realidad que una simple historia; aterra todo esto, porque un congresista que no protege la vida, mata.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Estimado Alfred, una vez mas, gracias por su excelente análisis con relación a la última Consulta Electoral. Siendo así, sin desmerecer la importancia de los resultados a favor de los Ratificados en el Cargo; los Revocados, recibieron lo justo. La voz del pueblo, es la voz de Dios (Art. 45° de la Constitución) . Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto