Noticias SER
Logo SER

Picasso y Vallejo

Enviado el 05/04/2017

Picasso y Vallejo no se conocieron, pese a que ambos vivieron en París y militaron en el Partido Comunista Francés en los años 30. La creencia de que fueron amigos proviene de los retratos del poeta que el primero dibujó. Pero eso ocurrió el 9 de junio de 1938, casi dos meses después de la muerte de Vallejo ocurrida el 15 de abril, luego de que Juan Larrea le leyera al pintor unos poemas del peruano. Le impactaron de tal manera que respondió “A éste sí le hago yo un retrato”, según cuenta Larrea, y los hizo sobre la fotografía de la mascarilla mortuoria de aquél; retratos que, por cierto, no le gustaron a su viuda Georgette, porque le había sacado una nariz ganchuda que él no tenía.

La otra fuente de la confusión proviene de un artículo de 1927 en que Vallejo narra su encuentro con Picasso a la salida de una galería, cuando el escultor español Decrefft los presentó. Pero fue un encuentro al paso. Para esos años Picasso, casado con la bailarina rusa Olga Khoklova, ya había alcanzado fama y fortuna y ya no frecuentaba a sus amigos bohemios, incluidos los españoles. Pero a Vallejo, eso le tiene sin cuidado: “Quien ha creado una obra tan multánime e imperecedera, está en libertad de vivir, si le place, sentado en la propia nariz de Minerva, haciéndola chillar en ágoras y mercados. El genio tuvo siempre cogida por el rabo a la moral.

Sabido es que Vallejo era un poeta cuajado y maduro, cuando viajó a Europa en 1923. Había revolucionado la lengua castellana con Trilce y, como decía Antonio Cornejo Polar, no podían engañarle con cuentitas de vidrio pasándolas como si fueran diamantes. De manera que guardó prudente distancia con futuristas, dadaístas, ultraístas y otros “istas”, como dejó bien sentado en su artículo “Contra el secreto profesional” de 1927. Pero de todos, detestaba a los superrealistas (ver, por ejemplo, “Autopsia del superrealismo” de 1930), a quienes consideraba unos farsantes, poseros y decadentes, en abierta discrepancia con su amigo Mariátegui, quien sí les guardaba simpatía.

Sin embargo, otra fue su actitud con los cubistas. Como se sabe, Pablo Picasso, el malagueño, había revolucionado la pintura a partir de 1908 cuando pintó sus “Señoritas de Aviñón” dejando de lado el realismo y sus cánones. Sus pinturas geométricas, cada vez más abstractas, junto con las de Braque, cuestionaron la perspectiva, la luz y la sombra a la que tenían acostumbrado al espectador la pintura naturalista. Fueron rechazadas al comienzo con el despectivo de “cubistas” por Matisse, pero en 1911 llaman la atención de la élite cultural de París, Europa y Estados Unidos. A Picasso y Braque se sumaron Derain, el madrileño Juan Gris, Marcoussis, Léger, Mondrian. Cuando en 1916 se expuso por primera vez “Señoritas de Aviñón”, su propuesta geométrica fue recibida con hostilidad; hostilidad que persistió hasta comienzos de los años 20.

Es el desagrado espontáneo, sincero e íntimo que le sobreviene aún hoy a un distraído espectador cuando se enfrenta a telas como “El aficionado” (1912); “Naturaleza muerta con llave” (1920) “Artista y su modelo” (1926); o el grandioso “Guernica” (1937), en las que, a pesar de la aplastante autoridad del autor, un espíritu sencillo no ve –literalmente- ni pies ni cabeza.

¿Influyó en la actitud de Vallejo ese encuentro con Picasso, el hecho de conocerlo y estrechar su mano? Probablemente influyó más el que hubiera conocido antes a Juan Gris en 1924 - según refiere André Coyné-, madrileño que formó parte del consejo editorial de la efímera revista “Favorables, París, Poema” dirigida por Larrea.

Dos años después de haber llegado a París y haber visto varias exposiciones y conocido a Gris y otros artistas, antes de su encuentro con Picasso, escribe a finales de 1925 “…existen algunas obras de arte plástico, hechas para producir una inquietud y un haz de sugerencias exclusivamente fisiológicas… Y por este camino hemos llegado ahora a un arte de pura emoción animal. El cubismo lo ha realizado, a fuerza de acrisolar y transparentar la sensación temática y todo el procedimiento. Cretinos sean quienes vieron en el arte de Picasso barroquismo. El arte cubista ha triunfado ya y su triunfo prueba lo contrario, esto es, su esencialidad escueta, su simplicidad, extracto líquido de vida”

Pero, ¿cómo llega a esa conclusión? Como se sabe, Vallejo era un intelectual, no un espontáneo, que reflexionaba todo el tiempo sobre la palabra y sus efectos en el oyente o el lector. Escribe por ejemplo: “La gramática como norma colectiva en poesía, carece de razón de ser. Cada poeta forja su gramática personal e intransferible, su sintaxis, su ortografía, su analogía, su prosodia, su semántica. Le falta no salir de los fueros básicos del idioma. El poeta puede cambiar, en cierto modo, la estructura literal y fonética de una misma palabra, según los casos”

Entonces, se puede aventurar que la sintonía que va descubriendo con Picasso y los cubistas proviene de la búsqueda de nuevos sentidos, nuevos significados en la experimentación continua, como si sus propios poemas semejaran los aparentes rompecabezas geométricos que arriesgadamente proponían los cubistas, a los que propone al lector reconstruir en sus distintos planos o jugar como los niños, para descubrir el mensaje recóndito que portan. Una nueva hermenéutica a ensayar, se diría.

Más aún, en un momento hacia 1928-29 –está en su carnet de pensamientos, que luego se publica con el título “Contra el secreto profesional”- se propone iniciar “Una nueva poética: transportar al poema la estética de Picasso. Es decir: no atender sino a las bellezas poéticas, sin lógica ni coherencia, ni razón. Como cuando Picasso pinta a un hombre y, por razones de armonía de líneas o de colores, en vez de hacerle una nariz, hace en su lugar una caja o escalera o [un] vaso de naranja” Un espíritu rebelde, como el de Baudelaire, diría el Cholo, sabiendo que “La rebelión no es posible sin la inocencia. Se rebelan solamente los niños y los ángeles”, como él mismo escribió.

Que el interesado lector no se desanime y piense en todo esto a la hora de enfrentar nuevamente a los opacos poemas de Trilce.

Comentarios (2)

Y a propósito del "Guernica",

Y a propósito del "Guernica", como se sabe, fue encargado por el gobierno republicano, por una delegación en la que estaba Juan Larrea. Fue concebido y pintado por Picasso en París durante el mes de mayo del 37 y llevado al pabellón español de la Exposición Internacional el 12 de julio, justo el día en que Vallejo retornaba de su viaje al Congreso Internaqcional de Escritores Antifascistas reunido en España. La Exposición duró hasta el 25 de noviembre. Es posible que Vallejo haya ido a admirarla en algún momento entre julio y agosto, pues según testimonio de Georgette, se encierra a escribir entre septiembre y fin del año, veinticinco de los "Poemas Humanos" y los quince de "España, aparta de mí este cáliz". Justo en el poema "Batallas" escribió originalmente:

¡Lid de Guernica en honor
del toro y su animal pálido: el hombre!
¡De aquí, como repito,
desde este punto de vista,
se ve perfectamente a los defensores de Guernica!

Efectitivamente. Un excelente

Efectitivamente. Un excelente modo de volver a leer Trilce. Lo tengo en mi kindle. Lo hare!!! Y, me pregunto, cuando habla de los superealistas, a quien se refiere, ... a los surrealistas, como De Chirico, etc.? No he leido a profundidad los escritos de arLte de Vallejo y Mariategui.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
E INDUDABLE QUE MENDOZA NUNCA HA APORTADO NADA AL SISTEMA DE ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, NADIE ENTENDIO PORQUE EL CNM LO NOMBRO SI NO TENIA NI APTITUD ACADEMICA NI CAPACIDAD SOLVENTE PARA SER MAGISTRADO, SIN EMBARGO SE LE NOMBRÓ MAGISTRADO SUPREMO Y NUNCA A PODIDO REALIZAR UNA GESTION IMPERECEDERA, ES UN LASTRE QUE SE LE HAYA DESIGNADO MINISTRO DE JUSTICIA Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto