Noticias SER
Logo SER

Expansión urbana, concesiones mineras y concentración de tierras.

Enviado el 07/06/2017
Por: 
Elqui Cruz Ayala

El caso de La Libertad

El Ministerio de Vivienda ha proyectado un gran aumento en la construcción de viviendas y supermercados en 46 ciudades del país[1] en zonas donde aún subsiste la agricultura familiar y además viene siendo impactadas por la extracción de minerales y la agroindustria. En el caso de la región La Libertad estás dinámicas impactan fuertemente en las comunidades campesinas, desplazándolas de sus tierras y poniendo en riesgo la agricultura familiar, seguridad alimentaria y reproducción de saberes ancestrales.

Según Cooperacción, muchas regiones del país se encuentran concesionadas a la minería en más del 50% del total de su territorio[2]. La minería genera concentración de tierras en manos de pocas empresas, generando recurrentemente conflictos socioambientales en los territorios de las comunidades campesinas y nativas.

Por otro lado, la agroindustria está en auge desde que se tipificó a la agricultura de pequeña escala como precaria, ineficiente y poco productiva -conclusión afirmada en el gobierno de Fujimori[3]- generando también concentración de tierras en base a los grandes proyectos de irrigación en el norte del país y desplazando a los pequeños agricultores[4].

Ocupación y acaparamiento de tierras

En la región La Libertad, las concesiones mineras tituladas ocupan el 33.63% del territorio regional (2´ 549,990 ha). En contraposición, las comunidades campesinas tituladas tienen una extensión de 469, 282.33ha (el 18% de esta región), según datos del sistema de información de comunidades campesinas del Perú (SICCAM).

Por otro lado los predios individuales urbanos y rurales ocupan el 44.33% de esta región, con 1´130,583.38 ha. Sin embargo, el porcentaje de ocupación de las comunidades campesinas y de las tierras individuales urbanas y rurales no constituye un poder económico y político a diferencia de la gran influencia que ejercen los proyectos mineros y concesionarios de tierras para minería, entre otros.

Fuente: INEI, SICCAN, GEOCATMIN.

En el caso de la minería existe un proceso que genera especulación y concentración de tierras, el cual se da mediante la entrega de concesiones. Si bien las divisas que genera la explotación minera son importantes para el desarrollo del país, es necesario detener la especulación indiscriminada de la tierra, además de poner topes para regular la concentración de tierras a terceros.

Respecto a la expansión de lo urbano[5], los predios rurales de proyecciones urbanas y las concesiones mineras en esta región, no solo generan especulación en la tierra (Ver mapa N°1), sino también el abandono de tierras agrícolas por la atracción del empleo y la demanda por acceder a los servicios en las zonas urbanas que van consolidando los centros mineros, además del incremento desproporcionado en la inflación y el costo de vida.

Mapa N°1. Mapa de titulares de concesiones mineras y expansión de predios individuales

Fuente: GEOCATMIN (Base de datos concesiones mineras y proyectos especiales), INEI (Catastro rural), PETT (Comunidades Nativas) e IBC (SICCAM).

Asimismo, esta ocupación desmedida y desordenada del territorio contribuye a maximizar la situación de riesgo ante fenómenos climáticos como los que ocasionó El Niño Costero. Según el Centro de operaciones de emergencia nacional (COEN), el Instituto nacional de defensa civil (INDECI) y el gobierno regional de La Libertad, este fenómeno dejó 1,148 ha. de cultivo perdidas, 5,108 ha. de cultivo afectadas, 3,321 viviendas destruidas, 2,526 viviendas inhabitables y 26,614 afectadas, cifras que no son aún las definitivas.

Ante este panorama, urgen leyes y normativas que protejan los derechos individuales y colectivos sobre el uso de la tierra por las comunidades campesinas y nativas, así como garantizar su participación en la gestión del territorio.

 

 

 




[1]
Revista inmobiliaria del Perú. Ministerio de Vivienda.2016.

[2] Informe cartográfico sobre concesiones mineras en el Perú. COOPERACCIÓN.2016. Total de concesiones mineras.

[3] Eguren. CEPES. 2004.

[4] Diagnóstico de la agricultura familiar en el Perú. PERU OPPORTUNITY FUND.2011

[5]Tras el boom económico del 2000, la industria inmobiliaria experimentó un crecimiento del 67% para la edificación de viviendas. Este proceso fue replicado en ciudades como Trujillo (Nuevo Chaco) y Arequipa (Salaverry). X años después emergieron grandes supermercados que se expandieron conjuntamente con la industria inmobiliaria hacia el interior del país, como en Arequipa, Cusco, Huancayo, Tacna y Chimbote

En esta  expansión inmobiliaria se encuentran capitales de inversores como los asociados al Grupo Romero, Grupo Brescia, Graña y Montero, Grupo Imagina, Inmobiliari y NRI Investments  (CAPECO – MINISTERIO DE VIVIENDA. 2008).

 

Comentarios (3)

En el sentido estricto de la

En el sentido estricto de la práctica del poder, no guarda relación con el ordenamiento territorial, la planificación del uso de los recursos. Por el contrario solo hay una tendencia a mantener un número positivo dentro de la estadística del crecimiento económico que se refleja en el desarrollo del país, sino en el crecimiento desmedido de la inversión.

El artículo resalta

El artículo resalta sucintamente, una realidad que también es complementada por Santillana. Sin embargo el dominio del poder tiene efectos que generan un desarrollo desigual en el campo. Cuando los campesinos migran su realidad no es muy diferente en la ciudad cuando llegan a ser la parte de la población pobre y marginal urbana.

Las personas se desplazan

Las personas se desplazan donde perciben que tendrán una mejor calidad de vida y oportunidades. Que dejen el campo no me sorprende. Si fueran productivos y satisfacieran todas sus necesidades, nadie los mueve. Pero parece que esto no es cierto. En cierta medida el territorio no los soporta porque la calidad de los activos (dentro de ellas pobreza de suelos para la agricultura o ganadería) con que trabajan los campesinos no les permite sobrevivir en condiciones dignas.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Quinta columna

Juventud y desilusión política

Alfredo Quintanilla

Historia

Los etnohistoriadores y las “traducciones ...

Nicanor Domínguez Faura

Cruce de caminos

Más allá del diálogo

Jairo Rivas Belloso

Comadres

Nuestro Consumo, Nuestros Bosques

Sandra Dalfiume

Más de cien palabras...

Totalitarismo de las mayorías

Gustavo Ruiz

Comentario Destacado
Y no olvidemos que dos jueces del Tribunal Constitucional, última instancia nacional para hacer frente a los abusos del legislativo, viene siendo acusado por el congreso, en relación al fallos del caso matanza de los penales. La premeditación de estos mecanismos junto con los intentos de implementar la pena de muerte (LEASE SALIR DE LA CONVENCION INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS Y DEJARNOS TAMBIEN SIN LA INSTANCIA INTERNACIONAL EN CASOS DE FALTA AL DERECHO AL DEBIDO PROCESO) que ... Leer más >>