Noticias SER
Logo SER

La importancia de invertir en la educación de las mujeres

Enviado el 07/06/2017

Gandhi decía “educa un varón educas una persona, educas a una mujer educas una familia”, y otro pensador “la que mueve la cuna, mueve el mundo”, y podríamos seguir con hermosos pensamientos todos relacionados a la importancia de invertir en la educación de la mitad y algo más de la población del mundo, es decir en las mujeres de toda edad.

Desde mi experiencia de años, estoy totalmente convencido de la importancia de educar en todo el  sentido de la palabra a las mujeres desde que nacen hasta que van decidiendo sobre sus vidas y lo que pretenden ser. La conciencia de ellas y sus derechos es una realidad en todo el mundo aunque hay indicadores que no se ha avanzado lo suficiente ya que falta muchísimo por conseguir  en todos los campos. Los indicadores sociales, económicos, políticos y religiosos  nos dicen que la propiedad de los bienes de este mundo está en su mayoría, en manos de los varones. Los directores de las empresas de todo tipo los ocupan también de manera prioritaria los varones no las mujeres. En el campo de los cargos públicos y participación política aunque ahora hay cuotas obligatorias para su participación no alcanza ni el 35%. En la Iglesia la cosa es tremendamente alarmante ya que la jerarquía es totalmente ocupada por los obispos y sacerdotes varones.

Los feminicidios no disminuyen, a comienzos de este mes de junio ya se reportan 29 mujeres asesinadas por sus parejas, en países machistas como el Perú y con indicadores de desigualdad económica se hace más compleja y terrible su situación al igual que en  otros paises de América Latina. En el Perú los departamentos más violentos contra las mujeres están Lima, Cusco, Iquitos, y donde la impunidad sigue desalentando a muchos que nos esforzamos porque esta vergüenza no continúe.

Porque es importante educar a las mujeres? porque las relaciones con el varón y en general con la sociedad se juegan en el tema del poder, y estar educados es tener poder. La mayoría de las mujeres que sufren violencia y discriminación se debe que tienen baja autoestima precisamente porque se sienten menos que el varón y porque de hecho no tienen las mismas oportunidades que ellos. No consiguen empleo y por lo tanto no tienen buenos sueldos o salarios precisamente porque no han recibido la educación y capacitación que se merecen. Así en esas condiciones contraen matrimonio o simplemente se unen a un varón y llegan a ser madres. Muchos de sus embarazos no son queridos ni menos planificados, se llenan de hijos porque no saben ni conocen bien su cuerpo y los métodos que estén de acuerdo su organismo, principios morales y su fe. Cuando nacen sus hijos evidentemente que su instinto maternal les ayuda pero no es suficiente a la hora de atender, estimular, educar, formar, orientar, corregir, etc, etc a sus hijos e hijas. Muchísimas terminaron apenas su secundaria y no volvieron a abrir un libro, no leen casi nada, reciben algunas charlas en las escuelas para padres y nada más. Las deficiencias en este terreno son alarmantes como por ejemplo en madres analfabetas o con la primaria apenas concluida. Qué le pueden decir a sus hijas, sobre temas como su destino profesional, la sexualidad, los celulares, el cine, la participación política, el internet, etc, etc.

La pobreza económica unida a esta pobreza o miseria cultural y educativa de muchas de ellas se vuelve una barrera casi infranqueable para muchas. Lo más valioso que muchas de ellas es que tienen  fe y  algunos valores, si es que la recibieron y adquirieron de sus respectivas madres y familias. Pero como vuelvo a decir no basta eso para un mundo como el que vivimos y las exigencias que hoy tiene la sociedad a la que nos enfrentamos nosotros y nuestros hijos/as.

Por eso si realmente deseamos que la sociedad y las iglesias cambien tenemos realmente que exigir que nuestras hijas se eduquen de manera rápida y profunda. Mientras no se invierta dinero y toda clase de recursos en ellas no saldremos de la pobreza y sus consecuencias negativas. El sector más necesitado de esta educación está en zonas de población nativa, rurales y suburbanas.

Por ser madres precisamente tienen que ver directamente con los primeros años fundamentales en la formación del ser humano, la primera infancia esta en sus manos, les guste o no. Hoy nos dice la psicología y la pedagogía que de cero a cinco años se echan las bases biológicas, actitudinales, psicológicas y espirituales de cualquier ser humano. Sin ellos la salud física, mental y espiritual, no está garantizada. El exceso de trabajo, la maternidad tan seguida, las malas condiciones sanitarias, la falta de lo mínimo en sus hogares hace que esta tarea tan importante se vea saboteada  o muy limitada.

Por eso es tan importante educar a las mujeres para que se hagan respetar en su tarea de ser en primer lugar personas valiosas en sí mismas, después como madres, en su tiempo, en su hogar, trabajo, decisiones, creatividad, iglesias. Un ejemplo terrible de la situación de las mujeres es la situación de las niñas y adolescentes campesinas y nativas. Ellas en su mayoría son excluidas de la educación regular a temprana edad y terminan de sólo de “amas de casa”, empleadas de hogar, mano de obra no calificada de empresas que les pagan una miseria, víctimas de la trata de personas y la explotación sexual en muchas ciudades de nuestro país.

Mirar con un poco de detenimiento las calles y mercados de Lima nos lleva a demostrar donde están muchas de estas mujeres hoy. Se las ve en las calles de ambulantes, vendiendo comidas, ofreciendo cualquier cosa para con ello solventar muchas veces sus hogares donde precisamente falta un padre y un esposo. La relación entre pobreza y narcotráfico es muy clara ya que hoy un buen número de mujeres pueblan las cárceles precisamente por participar en delitos de robo, narcotráfico y otros, todos ellos que muestran y demuestran cómo es que las mujeres de toda edad participan de este submundo como hoy lo denominamos.

La buena formación religiosa y cultural es fundamental, ya que la religión es una fuerza muy grande para la transformación de las personas y sociedades. Así como la deficiente o mala educación religiosa y cultural es tremendamente peligrosa ya que produce personas sin creatividad, libertad y alegría. Si la religión es opresora, castrante y dependiente, tendremos personas sometidas, humilladas y sin alegría. En la iglesia hay muchísimo machismo y es hora de volver a Jesús que fue una persona nueva, maravillosa, respetuosa y servicial  pero sobre todo de las mujeres. En muchos colegios religiosos la formación que reciben es deficiente en este aspecto y al Iglesia tiene que cambiar. No podemos seguir contribuyendo con tanto abuso, ataque a los derechos de las mujeres.

Comentarios (1)

"Las mujeres sostienen la

"Las mujeres sostienen la mitad del cielo", pero no mandan en la tierra. La educación es clave, pero no la actual que sigue enseñando que ella es "la reina del hogar", que a las niñas las llama "princesas" (enseñando privilegios de nacimieno, monárquicos).

Una vergüenza que Facebook ponga entre sus ocupaciones "soy princesa y las princesas no trabajan".

No la educación actual que la califica a la vez de "bello sexo" y de "sexo débil" (Ver el diccionario de la RAE, inculcando que la mujer tiene como función ser adorno y no protagonista.

En suma, no hay que dejar la educación en manos de los poderosos, porque ellos engañan con el falso honor de "Primera Dama", condenando a las mujeres a ser apéndices de sus cónyuges.

Felizmente, ellas están tomando en sus manos el problema de su educación y su liberación!!

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de B