Noticias SER
Logo SER

Lo técnico dejó de ser pretexto

Enviado el 07/10/2015

Nunca antes la relación entre funcionarios públicos que trabajan para el Ejecutivo  –incluidos los ministros- y dirigentes de organizaciones sociales ha sido tan frecuente y tan horizontal como lo es ahora, particularmente en las regiones y localidades donde se han producido conflictos de cierta envergadura.

Para no crear dudas ni malos entendidos, la horizontalidad en la relación entre ambas partes no significa necesariamente que esta sea de por sí productiva ni satisfactoria, ni necesariamente democrática, pero sí muestra un cambio en el vínculo y desnuda las carencias que existen, tanto entre quienes trabajan para el Estado y las instituciones que representan como entre las dirigencias sociales.

Las discusiones en las mesas y espacios de diálogo han llevado a que más dirigentes y participantes busquen y se apropien de la información necesaria para sostener sus posiciones. Es más frecuente encontrar dirigentes que tienen copia de los EIA de los proyectos; escucharlos explicar los conflictos que se producen entre determinados  proyectos, el medio ambiente y  el desarrollo rural; demandar participación en las utilidades, compensaciones por los impactos o exigir participación en los procesos de supervisión de la calidad del agua, del suelo o del aire.  

Es decir, de alguna manera el tema técnico, a pesar de la insistencia del Estado y del sector privado, ya no es monopolio de estos últimos, y cada vez es más difícil esgrimirlo como argumento para acallar a quienes están en desacuerdo con determinados proyectos.     

Para los funcionarios, cada vez es más difícil conseguir el respaldo o neutralizar la oposición a una medida, si es que la información no es clara y si no demuestra que viene acompañada por algunos beneficios para las poblaciones involucradas. Como es obvio, el asunto es técnico, social y político.

En ese sentido, se equivocan aquellos organismos y funcionarios públicos que realizan estudios y supervisiones varias, pero no hacen públicos sus resultados ni las decisiones que de estos se desprenden, y creen que estas medidas son suficientes para gestionar conflictos o aspirar al reconocimiento de la comunidad. La gente espera, pero no confía y, en muchos casos, termina confirmando su desconfianza al no encontrar que se produzcan cambios reales en su calidad de vida. El conflicto permanece sin transformarse.  

Por su parte, se equivocan aquellos dirigentes que mantienen posiciones recalcitrantes, a pesar de que se producen cambios y mejoras en los proyectos o en el desempeño del sector público o de las empresas. Terminan perdiendo legitimidad y audiencia. 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Siempre he admirado a SER, por su capacidad crítica, su nivel de visión de la realidad, pero esto no es lo que hemos leído en los diarios. Se ha querido ningunear a los docentes. Por eso hoy al ver su publicación me emociona, pues no todos los peruanos y peruanas piensan con mentalidad de CLASE A. Hay AMIGOS Y AMIGAS HA SIDO MUY DURA LA LUCHA, los maestros son gente de nuestros pueblos empobrecidos o de nuestros barrios periféricos, no se reconoce al maestro como un profesional, sufre el ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces