Noticias SER
Logo SER

Sin Justicia no hay República

Enviado el 08/02/2017

La reciente denuncia del Ministerio Público contra el ex presidente de la república, Alejandro Toledo, por haber recibido sobornos de la empresa brasileña Odebrecht para la construcción de la carretera Interoceánica Sur, evidencia una vez más en nuestra historia que la corrupción es uno de los grandes lastres que impide la consolidación de una verdadera república democrática en nuestro país.

Como se recuerda, a finales de los años 90 el país en su conjunto pudo ver el verdadero rostro autoritario y corrupto del modelo económico instaurado por el fujimorismo. Las circunstancias de ese entonces pusieron a un falso valor como Alejandro Toledo en la primera línea de lucha por la recuperación de la democracia y la decencia, pero muy pronto supimos que éste no tenía la talla para llevar adelante el cambio que la mayoría de la ciudadanía exigía, acabando su periodo de gobierno sin mayor pena ni gloria.

Ahora sabemos que el líder de Perú Posible no sólo no tenía la suficiente convicción democrática para llevar adelante una reforma del sistema político, sino que adolecía de los mismos vicios de aquellos contra quienes decía luchar y acabó utilizando el viejo anhelo de los pueblos del sur para contar con la carretera Interoceánica, a fin de llenarse los bolsillos con una coima millonaria.

Enfrentados a la actual situación, quienes creemos en una política libre de corrupción tenemos que ser conscientes que la lucha contra aquellos que utilizan el poder público para lucrar y beneficiarse debe trascender todas las tiendas políticas, ya que esta será la única manera de recuperar el Perú para los peruanos y peruanas. Ciertamente no se trata de meter a toda la clase política en el mismo saco, pero lo que sí debe quedar claro es que no podemos continuar con un sistema que ha normalizado las “puertas giratorias”, la práctica del lobby o el amiguismo, cuando no directamente la corrupción.

En Noticias SER creemos que la única manera de acabar con la corrupción instalada en el corazón del poder desde hace décadas, es llevando las investigaciones fiscales y procesos judiciales hasta sus ultimas consecuencias. Y si esto significa que varios ex presidentes de la República terminen sus carreras políticas en la cárcel y se ponga en riesgo la gobernabilidad del país, no tenemos que dudar que por la salud de nuestra República que se haga justicia será lo mejor.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Cavilando

Atención! Nos están matando

Mirtha Vasquez

Cruce de caminos

¿Democracias en recesión?

Jairo Rivas Belloso

Visiones del desarrollo

¿Dónde hablamos de desarrollo?

Fabiola Yeckting Vilela

Historia

Recordemos al “Doctor” Montesinos en 1990

Nicanor Domínguez Faura

Comadres

El síndrome de la caja negra

Karla Zavala

Escrito al margen

Enemigos íntimos

Jorge Frisancho

Otrosí digo

Gabinete Aráoz: un nuevo error de PPK

Ana María Vidal

Comentario Destacado
E INDUDABLE QUE MENDOZA NUNCA HA APORTADO NADA AL SISTEMA DE ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, NADIE ENTENDIO PORQUE EL CNM LO NOMBRO SI NO TENIA NI APTITUD ACADEMICA NI CAPACIDAD SOLVENTE PARA SER MAGISTRADO, SIN EMBARGO SE LE NOMBRÓ MAGISTRADO SUPREMO Y NUNCA A PODIDO REALIZAR UNA GESTION IMPERECEDERA, ES UN LASTRE QUE SE LE HAYA DESIGNADO MINISTRO DE JUSTICIA Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto