Noticias SER
Logo SER

"Sin la participación de la población será difícil afrontar las emergencias"

Enviado el 08/02/2017
Por: 
Omar Rosel

Buena parte de las regiones de la costa y sierra de nuestro país han sido afectadas por inundaciones y huaycos a consecuencia del incremento de las lluvias que se han registrado en los primeros meses de este año. En contraste, se ha tenido una débil respuesta de las instancias gubernamentales para responder ante las emergencias, así como a los damnificados, situación que pone en tela de juicio el funcionamiento de los sistemas de gestión de riesgo de desastres que posee el estado peruano. Al respecto Noticias SER conversó con Pedro Ferradas, Gerente de Gestión de Riesgo de Desastres de Soluciones Prácticas.

¿Cuál es la razón para que nuestro país registre una cantidad inmensa de damnificados e infraestructura pública dañada a consecuencia del incremento de las lluvias?

Estamos todavía debatiendo sobre la presencia del fenómeno del Niño, porque hay una primera posición del gobierno de que se estaría enfrentando un “Niño” débil; pero otros analistas dicen que estamos enfrentando un “Niño” más fuerte que se podría consolidar en las próximas semanas. Paralelo a ello tenemos otro problema muy serio: las acciones de prevención fueron muy limitadas; sobre todo en lo que respecta a la ocupación creciente de los ríos y quebradas por parte de la población. Y no es una ocupación que responda solamente a la iniciativa de la gente, sino a la existencia de mafias en el tráfico de terrenos, donde se está incluyendo a supuestos comuneros como sucedió en el caso de Jicamarca y ocurre en otras regiones. Entonces, hay un problema de ocupación de zonas de alto riesgo como son los cauces de las quebradas que pueden ser inundadas.  También hay un mal manejo de los sistemas de drenaje, como sucedió en Chaclacayo donde se han colmatado los canales.

¿Las leyes promulgadas en la última década para la gestión de riesgo de desastres en nuestro país no son suficientes para trabajar de forma efectiva las acciones de prevención y gestión de desastres?

De hecho son un avance, pero se están implementando sólo a nivel del gobierno central y todavía no logra suficiente desarrollo a nivel de los gobiernos locales y regionales. De otro lado en el gobierno central se están vulnerando alguna de estas leyes, cuando por ejemplo se encarga al  Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas la responsabilidad de liderar estas acciones de respuesta ante los desastres, porque ahora el Instituto de Defensa Civil está bajo la responsabilidad de este Ministerio. Pero la ley indica que la Presidencia de Consejo de Ministros tiene una Secretaría de Gestión de Riesgos y es esta instancia la que debería ser el órgano rector y tener los suficientes recursos técnicos para ello. La forma como viene funcionando el sistema de gestión de riesgos y desastres, le da una connotación diferente; porque si bien hay movilización de Fuerzas Armadas para las labores de emergencias, esto no es lo único que hay que hacer ya que el problema es crítico y es necesario el manejo de la información para el tratamiento de las personas afectadas y damnificadas. Ahí hay varios elementos que no están siendo manejados coherentemente.

Adicional a los elementos que menciona, ¿cuáles son las razones para no tener una buena política de gestión de riesgos y prevención de desastres?

Hay varios aspectos, uno de ellos es que la propia ley y otras normativas que se han dado posteriormente, así como las directivas no toman en cuenta el contexto y realidad de los gobiernos locales; porque hay diferencias entre las zonas rurales y Lima metropolitana, pero a pesar de ello a las municipalidades rurales se les exige que cuenten con los mismos instrumentos y una cantidad de planes que es absurdo exigirles, porque no disponen de recursos técnicos ni económicos y es inviable que se les exija cuando solo tienen a dos o tres personas trabajando en el tema.

Entonces, ¿considera que para generar una mejor respuesta se debería fortalecer las capacidades de los gobiernos locales?

Ese es el tema más crítico en la gestión de riesgos; pero también está en la comunidad, pues no podemos pensar que los riesgos de desastres se van a reducir solo con la respuesta del gobierno local, regional o nacional; sino se requiere la presencia de la población.

Pero, muchos de los gobiernos locales han dispuesto de presupuesto para ejecutar obras de prevención de desastres y no han sido efectivos

Claro, el otro tema tiene que ver con los proyectos de inversión pública, donde se han avanzado bastante en relación a promover los proyectos en gestión de riesgos, pero el grave problema que encontramos es la calidad de los mismos. Y lo otro es el problema de calidad de gasto. Es allí donde encontramos obras bien hechas y otras absurdamente hechas, qué lejos de reducir los riesgos los tienden a agravar. Hemos sido testigos de varios casos donde se instalaron obras de prevención pero con desconocimiento de las medidas técnicas adecuadas para trabajar este tipo de infraestructura. Hay otros casos donde se han construido muros de contención que han desviado el cauce de los huaycos hacia otro lado, como en Pucusana, Huaycoloro y Arequipa. El problema es que no se sanciona a los que diseñaron mal estas obras.

¿Qué se debería hacer para mejorar la gestión de riesgos de desastres en el país?

En la temporada de lluvias que vivimos, se va agravar según lo que se está pronosticando; pero sólo militares o civiles externos no van a poder atender las emergencias que se están presentando en diversos lugares del país. En este escenario, todo hace pensar que no hay suficiente capacidad para responder  y la clave es que la gente organizada debería tener una primera respuesta y que no se espere, porque simplemente no hay capacidad, ni tampoco recursos suficientes. Sin la participación de la población será difícil afrontar las emergencias. En casos como Chosica cuando se desborda el rio, salen los militares y los funcionarios del gobierno local a limpiar los flujos de agua y de piedra, pero la población no tiene el mismo nivel de participación. Los funcionarios de gobierno local ni los militares pueden enfrentar solos esta situación y la mejor preparación es trabajar con la gente misma. Lo fundamental es la combinación entre capacidad comunitaria y la capacidad de las autoridades, que debería tener un efecto multiplicador.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

La trenza suelta

Lava Jato a la peruana: ¿qué pasa en el ...

Cruz Silva Del Carpio

Teleidoscopio

Manta y Vilca

Rosa Montalvo Reinoso

Ideas del Sur

Giro a la brasilera

Alfonso Bermejo

Dákamau

Excusas que hieren más

Francoise Cavalié Apac

Quinta columna

Johanna Hamann

Alfredo Quintanilla

Comadres

Autoritarismo Competitivo a la otomana

Gabriela Camacho Garland

Historia

¿Desde cuándo existe la “unidad ...

Nicanor Domínguez Faura

Comentario Destacado
El tratamiento de los conflictos en el mundo se ha convertido en una especialidad más que necesaria pues ante la represión policial o militar mecánica hemos visto que la espiral de violencia no ha hecho más que aumentar. Por eso es que el diálogo es la única herramienta frente a las crisis. En el Perú y dependiendo de los sectores la Supervisión tiene un rol preponderante en la prevención de conflictos. Me explico, de los 204 conflictos declarados por la Defensoria 112 son ... Leer más >>
El Video de la semana