Noticias SER
Logo SER

El sepelio

Enviado el 11/01/2012

José Távara

Corrió a pararse detrás de las ventanas de celosía de la sala grande para ver el sepelio que pasaba en medio de la noche oscura. Los demás también corrieron. Las antorchas amarillas, las linternas mortecinas, la gente silenciosa y el ataúd delante. Ya la están llevando, dijeron. Miraba y se preguntaba por qué a los muertos los entierran a las siete de la noche, por qué no pueden sepultarlos en la mañana o en la tarde que le parecían mejor, para ir a ver o quizás para quedarse un ratito con el muerto. Pero no. Los muertos se entierran cuando todo está en silencio, la pampa silenciosa, la luna no ha salido, el viento silencioso.

Las causas de la muerte de la jovencita eran ignotas como lejano es su recuerdo, su rostro y su belleza o no belleza, el candor, la seda de sus manos y sus cabellos negros. Sólo recuerda la sangre a borbotones, el pecho manchado, los cabellos manchados, el piso manchado y el llanto de las hermanas agobiadas, agotadas, sucumbidas. Se pueden tener recuerdos de cosas no vividas.

Cuando pasó el pequeño grupo de dolientes, que en este pueblo nunca podían ser muchos, todo volvió a ser igual que antes: la madre a la cocina, las hermanas a sus tareas, los niños a sus juegos. Pronto vendría la cena: puré de habas, arroz, un trozo de carne asada y una taza de infusión de hojas de naranja.

Aquella noche durmió tranquilo, como pocas veces, sin pesadillas, sin caídas, sin encogimientos, sin nada. Como si aquella gente se hubiera llevado también sus temores y los hubiera esparcido en el aire allá en el cementerio. Porque había también esas noches de sueño calmo, como volando mecido en algodones, con frescor, entre cirros blanquecinos.

 

Comentarios (1)

Gracias por etregarnos La

Gracias por etregarnos La lectura de El Sepelio, hermosa pieza de nuestra literatura que debemos diefundirla ¿Se puden tener recuerdos de coss no vivídas?

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.