Noticias SER
Logo SER

Sindicalismo argentino

Enviado el 11/07/2012

Nicolás Canepuccia

“Unidos o dominados” son las opciones que planteó el ex presidente, General Juan Domingo Perón, para Sudamérica en el siglo XXI en un discurso pronunciado en 1953. Un repaso del pasado y el presente del movimiento sindical argentino, el cual es anterior pero logra constituirse y alcanzar su auge en las presidencias del líder fundador del movimiento justicialista (o “peronista”), muestra que lejos de estar “unidos” los obreros organizados, están cada vez más separados.

Los orígenes del movimiento sindical argentino se remontan al siglo XIX. En los primeros años del siglo XX, anarquistas y socialistas fueron los actores principales del movimiento sindical argentino, el cual intentó lograr su unidad, infructuosamente,organizándose en una central de los trabajadores. En estos años el movimiento fue víctima de la represión del Estado, como en la Masacre del 1 de Mayo y la Semana Roja de 1909, la Semana Trágica de 1919, o la Patagonia Rebelde de 1920.

El 27 de septiembre de 1930 se creó la Confederación General del Trabajo (CGT), la cual en su Congreso Constituyente manifestó la orientación estratégica de su actividad sindical hacia el Estado. En 1942, con motivo de la elección de sus autoridades (cualquier semejanza con la actualidad no es mera coincidencia), la CGT sufrió su primera escisión.

La aparición del peronismo en Argentina se da con el movimiento sindical organizado, no unido, en cuatro centrales (CGT N°1, CGT N°2, Unión Sindical Argentina –de tendencia sindicalista–, y la Federación Obrera Regional Argentina –de tendencia anarquista–). La emergencia del peronismo va a producir una reconfiguración en el movimiento sindical, con la tan mentada unidad en la CGT, constituida como “columna vertebral” del Partido Justicialista (“Peronista”), un aumento sustancial del número de afiliados, representación legislativa y la sanción de una legislación laboral importante con la incorporación de los derechos sociales en la Constitución a través de una reforma en el año 1949. La distribución de la renta en el año 1948 será de un 53% para el sector salarial y de un 47% para el sector empresarial, proporción que ya no se repetirá.

El movimiento sindical será actor fundamental en los años de lucha contra los sucesivos gobiernos militares, con el costo de víctimas aún en sus cuadros más importantes, aunque la unidad del mismo se mantendrá como una materia pendiente. De las 62 Organizaciones y los 32 Gremios Democráticos se pasará a la CGT de los Argentinos y la CGT Azopardo en 1968. La unidad alcanzada en 1970 con José Rucci como Secretario General, será interrumpida con su asesinato por la organización Montoneros en 1973, consecuencia de las contradicciones internas en el movimiento justicialista  y en el movimiento sindical.

El golpe de Estado de 1976 y su Proceso de Reorganización Nacional van a intervenir y disolver a la CGT, lo cual no va a anular la resistencia del movimiento sindical. Con la aplicación de las reformas neoliberales en el marco del Consenso de Washington por el gobierno de Carlos Menem, el movimiento sindical argentino, unido a partir del retorno de la democracia en 1983,sufre varias escisiones, una de las más importantes con la conformación de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA), opositora al gobierno nacional menemista, autónoma de los partidos políticos, y con participación mayoritaria de sectores de centro izquierda y peronistas y minoritaria de sectores trotskistas y comunistas. La CTA, por la legislación laboral argentina no cuenta con personería gremial, y muestra un modelo de organización diferente al de la CGT, con la posibilidad de afiliación directa de los trabajadores, o aún la de jubilados y desocupados.

En los últimos años el movimiento sindical argentino mantuvo sus contradicciones y aun las profundizó. La CGT y la CTA continuaron funcionando de manera paralela con un punto de unión en ambas: la escisión interna en cada una de ellas. La CTA se separó en ocasión de las elecciones de autoridades del año 2010 en una CTA comandada por Hugo Yasky, quien ya era Secretario General de la CTA unida, reconocido aún en la actualidad por el Ministerio de Trabajo de la Nación, y una CTA “disidente” con Pablo Micheli como Secretario General, reconocido como tal por la Junta Nacional Electoral de la CTA. La división producida por las denuncias de irregularidades y el pedido de impugnación del resultado, la victoria de Micheli, por parte del sector de Yasky, en realidad muestra los diferentes posicionamientos de los sectores de la organización en relación al proyecto conducido por la presidenta Cristina Fernández, en continuación de su marido, Néstor Kirchner. La CGT por su parte se dividirá producto de la decisión del dirigente gastronómico Luis Barrionuevo de no presentar su lista a las elecciones de autoridades del año 2008 por no contar a su criterio con las garantías necesarias. La CGT Azul y Blanca aparecerá nucleando a un reducido número de gremios alrededor de la persona de Barrionuevo, opositor al gobierno nacional. Las elecciones de 2008 ratificarán en el cargo de Secretario General de la CGT al dirigente camionero Hugo Moyano, aliado en ese momento de Cristina Fernández, a la que apoyó en su relección el año pasado.

Los acontecimientos de las últimas semanas, como el paro convocado por el Secretario General y la movilización a Plaza de Mayo el 27 de junio pasado, modificaron sustancialmente el escenario. La ruptura del Secretario General de la CGT con el gobierno nacional reconfiguró el panorama y los posicionamientos de los actores. El reclamo por el Impuesto a las Ganancias, a la par de otras medidas puntuales, son en realidad una declaración de ruptura a nivel político con el gobierno nacional por parte de Hugo Moyano, quiena partirdel año pasado se abocó a lograr una mayor participación de su sector en el proyecto político kirchnerista, sin resultado positivo. Su personalismo es visto de manera negativa por otros sectores, como los “gordos” (los dirigentes de los sindicatos con más poder en la central obrera) con los cuales negoció en la elección de 2008 pero ahora, en vísperas de las elecciones de autoridades de la CGT, aparece sin el poder de antes, lo cual se agrava en el marco de su ruptura con el gobierno nacional.

En la configuración actual aparece la CGT con su Secretario General, Hugo Moyano, ahora apoyado por el Secretario de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, en su pelea con el gobierno nacional; y en oposición con los sectores más importantes de la central como los “gordos”, con los cuales la ruptura es, según sus últimas declaraciones, inevitable. La convocatoria a elecciones para el 12 de julio en un Congreso impugnado por los sectores opositores a Hugo Moyano, convocatoria ratificada por el Secretario General y sus aliados; será el escenario en el que se renovará la autoridad del dirigente camionero en la central obrera sin la participación de los sectores más importantes de la organización. Una división más en la historia del movimiento sindical argentino.

Los personalismos, las irregularidades en los procesos electorales, y el relacionamiento con los gobiernos nacionales; son algunas de las causas de la imposibilidad de alcanzar la unidad en el movimiento sindical argentino. Una visión que parte de los derechos de los trabajadores y su necesidad de garantizarlos y fundamentalmente ampliarlos, no puede ver sino con preocupación la profundización de un proceso marcado por las peleas de los dirigentes sindicales que, en el afán de armar sus proyectos políticos personales, pierden de vista la necesidad de contar con un movimiento sindical organizado y unido, como condición para lograr la fortaleza con la cual impulsar las innumerables conquistas que, en la región más desigual del mundo, son aún materia pendiente para los trabajadores.

 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Nicolás Canepuccia
Asuntos del Sur
    Comentario Destacado
    E INDUDABLE QUE MENDOZA NUNCA HA APORTADO NADA AL SISTEMA DE ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, NADIE ENTENDIO PORQUE EL CNM LO NOMBRO SI NO TENIA NI APTITUD ACADEMICA NI CAPACIDAD SOLVENTE PARA SER MAGISTRADO, SIN EMBARGO SE LE NOMBRÓ MAGISTRADO SUPREMO Y NUNCA A PODIDO REALIZAR UNA GESTION IMPERECEDERA, ES UN LASTRE QUE SE LE HAYA DESIGNADO MINISTRO DE JUSTICIA Leer más >>
    El Video de la semana
    Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
    Enlaces