Noticias SER
Logo SER

Pequeñas victorias cívicas del fútbol

Enviado el 11/10/2017

Revisando las estadísticas, aún con la voz afónica, compruebo que esta selección peruana tuvo muchos cambios en este recorrido de las Eliminatorias Rusia 2018. De los jugadores que ayer salieron de la cancha del Estado Nacional, pocos son los que lo hicieron en los primeros partidos.

Rebobinando, también sería interesante mirar cómo comenzamos las Eliminatorias y cómo terminamos (faltando aún el repechaje). Por lo pronto, rescatamos tres cosas.

I

Ayer, en el último y decisivo partido, se respetó el himno colombiano. Así como los argentinos respetaron el nuestro. Vi el partido en un bar y, al lado, me di cuenta ya empezado el juego, tenía a una pareja de colombianos. Unos señores mayores que alentaban con discreción a su selección (ella con una bufanda amarilla al cuello). A pesar de la desesperación por ese partido, hubo un comportamiento de hincha que ve al otro como rival, no como enemigo. Lo mismo en el Estadio Nacional.

II

El periodismo buitre, ese que apela al fatalismo, ese que critica sin argumentos técnicos, recurseándose imágenes racistas y sexistas, y que no espera procesos, ha perdido también. Al menos, ya sabemos que las lisuras de Butters, fuera de nuestras fronteras, se sancionan. Y que tiene que disculparse, pues no es “normal”. Esos mismos que criticaron a Gareca por sacar a los “fantásticos”, por razones disciplinarias, y que daban el mensaje del “qué importa, esto es fútbol”. Esa misma lógica que ha terminado tumbando a Chile, el campeón de América, que no podrá ir al próximo mundial.

III

Si hay una palabra que suena para comentar el paso dado por Perú, con boleto para el repechaje, es “proceso”. No quiero quitar méritos a Gareca, pero esto es también mérito de un equipo técnico, con el resistido Oblitas a la cabeza, y los jugadores. Saber que no son estrellas y que el valor estaba en mejorar como equipo. Que parte de ese compromiso es no aprovechar sus viajes al país a unas “saliditas” nocturnas. Enfocados en un proceso donde el compromiso es un componente. Guerrero, pidiendo permiso a su club para jugar el “partido de su vida”, es un elemento interesante. “Proceso” era el término retórico al que se apelaba cada vez que quedábamos eliminados. Como una promesa que, sabíamos, no íbamos a cumplir.

Más allá de la alegría, las banderitas, hay la sensación de que algunas cosas, en muchos hinchas, se van “procesando” de modo diferente. 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
La presidenta de la Comisión de la Mujer y Familia dice "háblale bonito" a tu marido porque si no te mata. La ministra de la Mujer ¿esta fortaleciendo los niveles locales para la defensa de la mujer? ¿O quiere atender a todos los casos que ocurren con su viceministra?. Eso no es serio. Tener cámara es para crear conciencia y favorecer condiciones en todo el país. Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto