Noticias SER
Logo SER

Litigio defensorial, silencioso pero efectivo

Enviado el 11/10/2017

Una de las razones por las que estudié Derecho fue porque me gusta defender. En ese camino, una corta pero sustancial estancia en la Defensoría del Pueblo me ayudó a consolidar mi interés por los derechos de las personas.

Justamente, el pasado 11 de septiembre, la Defensoría cumplió 21 años como órgano constitucionalmente autónomo y eso me animó a escribir sobre ella, pues temo que a pesar de su importancia, es una institución que aún se conoce poco. Siendo ésta mi primera columna en Noticias Ser, me permito mencionar un par de casos que dan cuenta de una estrategia alterna que la Defensoría ha venido utilizando ante la resistencia que ha encontrado a sus recomendaciones.  

La Defensoría se encarga de la protección de los derechos de las personas y en ese marco de competencias, supervisa el cumplimiento de deberes de la administración estatal y la prestación de servicios públicos. Sin embargo, no cuenta con facultades sancionadoras, por lo que sus acciones están orientadas a lo que se conoce como la magistratura de la persuasión. Así, a través de sus investigaciones internas y de los diagnósticos publicados, la Defensoría alerta, recomienda, exhorta e interviene. Y, ciertamente, no han sido pocos los casos en donde ha tenido éxito y su mediación ha sido clave para la resolución de situaciones adversas a los derechos humanos.

No obstante, en determinados casos, aquellas facultades son insuficientes. Más allá de sus márgenes, la institución no puede andar con una camisa de fuerza que le impida concretar garantías en favor de las personas, sobre todo si es que estamos ante grupos en estado de vulnerabilidad. Es por ello que cuenta con la competencia de interponer acciones de inconstitucionalidad, además de acción de hábeas corpus, acción de amparo, acción de hábeas data, acción popular y acción de cumplimiento, las mismas que siempre se han entendido de manera supletoria. Justamente sobre ello tratan las siguientes líneas.

Amparándose en su facultad de litigio, la Defensoría ha optado por ser, en paralelo, un ente que utiliza sus prerrogativas de una forma más estratégica. La línea que ha seguido para ello, requiere en primer término, que no exista una vía que garantice los derechos fundamentales o que se hayan agotado todos los medios para alcanzarlos. Asimismo, debe existir una manifiesta violación o peligro de vulneración de derechos fundamentales y tener en cuenta la situación de indefensión de las personas[1], además de la cantidad de agentes y hechos vulneratorios[2].

Un caso emblemático fue la demanda de amparo interpuesta ante el inminente sorteo público para que los jóvenes ingresen al servicio militar de manera obligatoria. Recordemos que las bases estipulaban que de no alcanzar el número de voluntarios suficientes a través de los llamamientos ordinario y extraordinario, se procedería a realizar un sorteo. Ante esta situación, la Defensoría alertó a las autoridades que este mecanismo afectaba los derechos de quienes resulten elegidos[3], pero no tuvo mayor éxito. Por ello presentó una demanda de amparo y una medida cautelar ante el Primer Juzgado Constitucional de Lima, el mismo que ordenó la suspensión del sorteo público.

Otro caso emblemático sucedió en 2015. En aquella oportunidad, el área de salud de la institución detectó la existencia de un grupo de mujeres gestantes afiliadas a EsSalud que no recibían prestaciones de maternidad por la aplicación de una cláusula reglamentaria. Resulta que las mujeres gestantes que se afiliaron luego de la concepción no tenían oportunidad de recibir prestaciones de maternidad, pero tampoco tenían la opción de recibirlo por otro medio, ya que al estar afiliadas a EsSalud, no podían recibir prestaciones a través del SIS[4], es decir, estaban en el limbo. Ante esta situación y luego de recomendaciones no observadas, la Defensoría presentó varias demandas de amparo, las mismas que fueron favorablemente resueltas[5]. Felizmente, este año el Poder Judicial declaró inaplicable artículo 35° del D.S. 007-97-SA, el cual era motivo de conflicto, garantizando la salud materna de toda mujer gestante, sin que importe su tiempo de embarazo.

Un caso emblemático se dio en el proceso de amparo en el que se discutía el cobro de reparaciones para las víctimas del conflicto armado interno[6]

. En este caso, la Defensoría intervino como amicus curiae, ante un amparo presentado por el ex presidente de la ronda campesina ayacuchana de Ayahuanco, quien quedó en situación de discapacidad a consecuencia de un enfrentamiento con una columna terrorista pero que, además, sufrió la irreparable pérdida de su madre, quien fuera asesinada por miembros de dicho grupo.

El problema de fondo era que el Estado solo otorgó al rondero una indemnización por su situación de discapacidad pero le negó aquella que le correspondía por el asesinato de su madre. Esta decisión se amparó en el artículo44° del Reglamento del Plan Integral de Reparaciones, según el cual aquellas personas que tenían más de una afectación indemnizable, solo podrían recibir la reparación por una de ellas.  

Como era previsible, la Defensoría presentó el informe, señalando que se estaba vulnerando el derecho a la reparación del demandante a través de una errónea interpretación de un dispositivo reglamentario. Pero, al darse cuenta que había una gran cantidad de personas en esta misma situación (aproximadamente otras 5,516 personas), solicitó que se declare el “estado de cosas inconstitucional”, con la finalidad que a raíz de este caso, se pueda tener un resultado favorable en tantos otros[7].  El 10 de mayo de este año, el Quinto Juzgado Constitucional de Lima concluyó que las reparaciones buscan resarcir en su integridad todos los daños generados y determinó que dicho objetivo no quedaría satisfecho si solo se repara una parte y se niega otra, quedando satisfecha la pretensión.  

Estos casos han sido significativos para muchas personas. Y, de nuevo, poco importa la forma en la que se elija llevar las batallas, si es que éstas se erigen en la dirección correcta. El denominador común en estos tres casos fue que, además de ser emblemáticos, reflejan un ánimo por interceder, en el marco de sus facultades y a través del litigio estratégico, en favor de los derechos humanos de la población. Interesante mecanismo de salvaguarda, que no hace sino brindar mayor legitimidad a la institución y mejorar la percepción de protección de sus representados. Que siga así.

 




[1]
Abad, Samuel. “La Defensoría del Pueblo y procesos constitucionales: reflexiones después de ocho años”. P.17. En: Defensoría del Pueblo. Defensoría del Pueblo y procesos constitucionales 1996-2004.

[2]Del Pozo, Claudia. “El litigio estratégico de la Defensoría del Pueblo en la protección y defensa de los derechos fundamentales”. En: Defensoría del Pueblo. La defensa de derechos en el sistema de Justicia. Lima, 2016, pp. 15-38. [En línea]  http://www.defensoria.gob.pe/modules/Downloads/documentos/REVISTA-DEFENSORIAL-N_8-2016.pdf

[3]Defensoría del Pueblo. Nota de prensa Nº 063/OCII/DP/2013, de fecha 25 de marzo de 2013. Lima: Defensoría del Pueblo.

[4]Almonacid, Carlos. En: Blog de la Defensoría del Pueblo: “ El aseguramiento Universal en Salud: avances y retos pendientes para su implementación” [En línea]http://www.defensoria.gob.pe/blog/el-aseguramiento-universal-en-salud-avances-y-retos-pendientes-para-su-implementacion/

[5] Defensoría del Pueblo. Décimo Noveno Informe Anual de la Defensoría del Pueblo al Congreso de la República, 2015. Lima, 2016. Anexo N° 5. Intervención en Procesos Constitucionales. Pp. 367-368.

[6]Defensoría del Pueblo. Nota de Prensa 079/OCII/DP/2016. “Defensoría del Pueblo saluda sentencia que reconoce derecho a reparación de víctimas con múltiples afectaciones”. En: Defensoría del Pueblo – Portal de Noticias. Publicado el 22 de mayo de 2016. [En línea] http://www.defensoria.gob.pe/portal-noticias.php?n=15966

[7]Oficio N° 020-2016/DP, recibido el 13 de enero de 2016. 

Comentarios (2)

Excelente columna. La

Excelente columna. La Defensoría del Pueblo es una entidad importantísima dentro de un sistema democrático que busca fortalecer la capacidad de sus ciudadanos.

Muy interesante el artculo.

Muy interesante el artculo. felicitaciones.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Sandra Miranda
Mirada interseccional
    Comentario Destacado
    La presidenta de la Comisión de la Mujer y Familia dice "háblale bonito" a tu marido porque si no te mata. La ministra de la Mujer ¿esta fortaleciendo los niveles locales para la defensa de la mujer? ¿O quiere atender a todos los casos que ocurren con su viceministra?. Eso no es serio. Tener cámara es para crear conciencia y favorecer condiciones en todo el país. Leer más >>
    El Video de la semana
    Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
    Enlaces
    texto