Noticias SER
Logo SER

Kuntur Wachana y el Velasquismo

Enviado el 12/07/2017

“Juan Velasco Alvarado es un hombre que hace crear una esperanza a nuestros corazones. Se hace más posible todo lo que ha hecho. Con eso nosotros podemos vivir con una alegría”, dice Saturnino Huilca en su testimonio de 1974, refiriéndose a la Reforma Agraria del velasquismo. Indudablemente, esta Reforma marcó la liquidación del régimen del gamonalismo, quebrantando el poder de los hacendados. Sin embargo, es importante detenernos en las tensiones y matices de las relaciones entre el Estado y las políticas indígenas de la tierra. Un ejemplo, para entender estas relaciones es la película Kuntur Wachana (Donde nacen los cóndores) de Federico García y la representación que en esta se hace de Saturnino Huilca.

Kuntur Wachanaes estrenada en 1977, pero está estructurada a partir del discurso ideológico de la Reforma Agraria velasquista. En este sentido, da cuenta de los modos en que el velasquismo buscaba legitimar su Reforma Agraria. La película se divide en dos segmentos que atraviesan la lucha de los movimientos campesinos por la recuperación de las tierras. La primera parte nos ubica en 1958, en la labor política que Mariano Quispe realiza, ayudado por Saturnino Huilca, para exigir a los hacendados cusqueños los derechos de tierra. No obstante, Quispe muere envenenado por los hacendados en 1962 y con esto la lucha se ve mermada. El segundo segmento sucede en 1968, centrándose en las figuras de Efraín Solís y José Zúñiga Letona. Estos líderes campesinos vuelven al Cusco luego de años de prisión y logran configurar una nueva organización sindical que esta vez sí es capaz de hacer frente al poder de los hacendados. Esta resistencia campesina es paralela a la aplicación de la Ley de Reforma Agraria en la zona, lo cual determina la recuperación de las tierras.

Considerando este argumento, Kuntur Wachana resalta la dimensión social del velasquismo, su aporte al replanteamiento de los poderes en las haciendas, a la exigencia de justicia humana y derechos territoriales. No obstante, se aprecian también las limitaciones del proyecto. Destaquemos al respecto la representación de Saturnino Huilca. Para el velasquismo, Huilca fue una líder que ayudaba a legitimar el discurso de la Reforma Agraria, ya que se trataba de una figura política respaldada por su trabajo en sindicatos, sus años en prisión y alianzas con campos letrados. Sobre este último punto, mencionemos que Huilca es la figura central de dos trabajos intelectuales regulados por el velasquismo: el documental Runan Caycu de Nora de Izcue (1973) y el libro Huilca: habla un campesino peruano de Hugo Neira Samanez (Premio testimonio de Casa de las Américas en 1974). En ambos textos, Huilca presenta confianza en la Reforma Agraria, y asimismo elogia a Velasco.

Por un lado, es preciso entender aquí la configuración velasquista de un héroe local acorde con sus propuestas agraristas. Por otro lado, esta adhesión no supone la idea de un Huilca “manipulado”, sino que más bien da luces sobre las modalidades indígenas de negociar. Habría que profundizar en los beneficios que Huilca busca obtener, en los frentes que defiende y para qué. Considero que el velasquismo para Huilca antes que una ideología, fue una herramienta para consolidar su figura de líder campesino y fortalecer lo que hasta ese momento se había obtenido durante la recuperación de tierras.

Por esto mismo Huilca es una figura desbordante para las codificaciones velasquistas. En la película hay una preferencia por presentarlo desde un enfoque culturalista (incluso se le otorga una dimensión religiosa-ritual), soslayando su rol político. Planteo que esta representación parte de un interés por disminuir la agencia indígena. Esto se debe a la relación del velasquismo con otros líderes campesinos. Figuras como Hugo Blanco (que en la película es “invisibilizado” según Enrique Mayer) o Manuel Llamojha Mitma eran contrarias al velasquismo y su acción política fue considerada perniciosa. Blanco y Llamojha plantearon una Reforma Agraria desde la propia lucha campesino-indígena, opuesta entre otras cosas al cooperativismo o a la llamada “deuda agraria”. Considerar este panorama permite dar espesor a los contrastes y conflictos (que no dicotomías) entre las políticas del campesinado (la Confederación Campesina del Perú) y el Estado (SINAMOS y la Confederación Nacional Agraria). De este modo será posible interpretar la gramática de la tierra entre las décadas del 60 y 70. 

Frente a este contexto de oposiciones, negociaciones y conflictos interiores entre los líderes campesinos y el gobierno de Velasco, Kuntur Wachana aplana las diferencias, ofreciendo la imagen de un bloque campesino homogéneo que logra tener éxito solo a partir del respaldo estatal. Hacer estas acotaciones, no busca negar la importancia de la revolución militar (durante los años de Velasco) en una lucha contra el colonialismo de gamonales y hacendados. Lo que se busca es apuntalar un proceso (en el sentido mariateguiano) de la Reforma Agraria y reconocer la contribución y crítica de las políticas indígenas en el velasquismo. 

Comentarios (1)

Si bien soy uno de los que ya

Si bien soy uno de los que ya en esos años notaron lo que para nosotros nos parecen roles contradictorios, ser paqo y alto misayoj al mismo tiempo que ser lider campesino de las federaciones, aparentemente en esa region y en esos tiempos los dos papeles y las dos funciones no eran incompatibles entre si. En mi libro tengo una pregunta directa a Fico Garcia si lo consideraba lider campesino o un alto misayoq, y Fico contesto que los dos. Si bien en la pelicula aparece mas como alto misayoq profetico, tambien hay escenas en la pelicula en la que aparece como lider campesino en las mismas oficinas de la Federacion. Hugo Neira a quien le hice la misma pregunta, nego cualquier rol religioso andino para Huilca, tambien registrado en mi libro. Concuerdo con las conclusiones pro Velasquistas de la interpretacion de la pelicula que el autor hace. Acaba de salir un libro de Marisol de la Cadena en Ingles, que seguro pronto sera traducido y publicdo en Peru llamado Earth Beings en la que rastrea la vida de Mariano Turpo, y su hijo que desempeñaron ambos papeles con exito y habilidad. Parece entonces que se se combinaron esos papeles. Nos toca a nosotros los interpretes de ver como lo que a nosotros nos parece contradictorio para ellos no lo es. Felicito el comentario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
E INDUDABLE QUE MENDOZA NUNCA HA APORTADO NADA AL SISTEMA DE ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, NADIE ENTENDIO PORQUE EL CNM LO NOMBRO SI NO TENIA NI APTITUD ACADEMICA NI CAPACIDAD SOLVENTE PARA SER MAGISTRADO, SIN EMBARGO SE LE NOMBRÓ MAGISTRADO SUPREMO Y NUNCA A PODIDO REALIZAR UNA GESTION IMPERECEDERA, ES UN LASTRE QUE SE LE HAYA DESIGNADO MINISTRO DE JUSTICIA Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)