Noticias SER
Logo SER

Sergio Ramírez habla sobre César Vallejo

Enviado el 13/10/2017

Nuestro colaborador Jorge Acevedo conversó con el escritor nicaragüense Sergio Ramírez sobre el impacto que tuvo, en su vida y en su obra, la lectura del gran poeta peruano César Vallejo

Poemas Humanos

Creo que debo haber leído primero Poemas Humanos, pero el poema suyo que se me quedó en la memoria está en Trilce:

Las personas mayores
¿a qué hora volverán?
Da las seis el ciego Santiago,
y ya está muy oscuro…

Sentí desde aquella tarde en la adolescencia cuando lo leí por primera vez, que tocaba mi propia vida, mi hogar, mis hermanos, la soledad y el abandono.

La puerta de Darío

Vallejo viene de una raíz modernista, de eso no tengo duda. Entró por una puerta que Darío abrió para su propia generación y para la siguiente, el verso libre, el experimento libre, la novedad de la forma, alejarse del canon, hacerse su propia escritura cada quien. Qué diferentes son entre sí Vallejo, Neruda y Lorca, los tres con resonancias diferentes. Pero el más íntimo de todos, el que pertenece a la penumbra, es Vallejo.

Revolucionario de la lengua

El Tungsteno es una novela de denuncia, pero se queda lejos de la calidad de la poesía de Vallejo. Es en la poesía donde es verdaderamente superior. No puedo decir que sea mejor que Neruda o que Lorca, sino que es distinto. Y puedo decir que es el que más me conmueve, al que siento más cerca. No soy crítico literario, soy lector, y hablo por mis sentimientos. Y si alguien llevó la lengua a unos extremos que nadie sospechaba, como en Trilce, descoyuntándola, es él. Nos habla al oído. Y es un revolucionario de la lengua. Un poeta puede ser un revolucionario político, y si es un mal poeta, o es mediocre, nadie lo recuerda por eso. A Vallejo lo tengo presente siempre porque lo leo desde dentro de mí, que es la única manera de leer a un poeta verdadero.

La Cárcel

Son las verdaderas influencias que marcan a un poeta: la angustia, el dolor, la soledad, la muerte, el aislamiento. Nanas de la cebolla de Miguel Hernández se escribió en la cárcel.

Trilce

Ahora leo más que ningún otro de sus libros, Trilce. Y siempre vuelvo al que ya dije

Aguedita, Nativa, Miguel?
Llamo, busco al tanteo en la oscuridad.
No me vayan a haber dejado solo,
y el único recluso sea yo.

Lo usé como epígrafe de un cuento que se llama No me vayan a haber dejado solo, y donde hablo de la casa de mi infancia, ahora vacía. O al que dedica a su hermano Miguel, que juega a escondidas en la muerte. De un poeta inmenso uno escoge, para eso es inmenso.

….

 

Sergio Ramírez nació en Nicaragua en 1942. Publicó su primer libro Cuentos, a los veinte años. Participó en la lucha para derrocar la dictadura Somoza y formó parte del gobierno revolucionario, del que llegó a ser vicepresidente en 1985. En su obra literaria figuran, entre más de una treintena de libros, Castigo divino (1988), Premio Internacional Dashiel Hammett de Novela; Un baile de máscaras (1995), Premio Laure Bataillon a la mejor novela extranjera en Francia en 1998; Margarita está linda la mar,  Premio Alfaguara de Novela 1998, y Premio Latinoamericano José María Arguedas en el 2000. Así también Cuentos completos (1998), con prólogo de Mario Benedetti; Adiós Muchachos, memoria de la revolución sandinista, (1999); el libro de cuentos Catalina y Catalina (2001); Mentiras Verdaderas(2001) y El viejo arte de mentir (2004), ambos sobre la creación literaria (2001); las novelas Sombras nada más (2002) y Mil y una muertes (2004); Señor de los Tristes, ensayos sobre escritores y escritura (2006), El reino animal, cuentos(2006), Tambor olvidado, ensayos (2007), El cielo llora por mí (2009) y La fugitiva (2011). En 2014 ha sido galardonado con el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Cruce de caminos

Más allá del diálogo

Jairo Rivas Belloso

Comadres

Nuestro Consumo, Nuestros Bosques

Sandra Dalfiume

Más de cien palabras...

Totalitarismo de las mayorías

Gustavo Ruiz

Historia

El fin del ‘Indigenismo Garcilacista’ y ...

Nicanor Domínguez Faura

La trenza suelta

Abogad@s: más poder para el frente ...

Cruz Silva Del Carpio

Comentario Destacado
Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de Belén. Las azoteas han remplazado los techos de teja y ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto