Noticias SER
Logo SER

Lenín Moreno: ¿siguiendo los pasos de Humala?

Enviado el 13/11/2017

El domingo 2 de abril nos encontrábamos expectantes de los resultados del balotaje en Ecuador, donde se enfrentaban, por el oficialismo, el ex vicepresidente Lenín Moreno, y por la oposición, el banquero Guillermo Lasso. Finalmente los muy ajustados resultados le dieron la victoria al oficialismo, lo que auguraba la continuidad de las políticas iniciadas por Rafael Correa. Todo era júbilo en Alianza País, los militantes celebraban mientras la oposición llamaba a no reconocer al nuevo gobierno por considerar que el proceso estuvo lleno de irregularidades.

A los pocos días el júbilo se transformó en preocupación, las relaciones entre Moreno y Correa empezaron a resquebrajarse y las discrepancias se hicieron públicas. Lenín, quien en campaña había halagado a la “Revolución Ciudadana” empezó a poner en tela de juicio los logros alcanzados, acusando a su predecesor de ser permisivo con la corrupción, algo que alcanzaba también a toda la bancada de su partido.

Las primeras críticas por parte del nuevo gobierno se dirigieron al manejo económico, Lenín lo acusó de dejar al país en una situación financiera “crítica”, con una deuda de USD 41.000 millones que sobrepasaba el límite establecido por el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas, que establece un máximo de 30% del PBI. A los pocos días el Ministro de Finanzas manifestó, ante la Asamblea Nacional, que la deuda pública consolidada llegaba al 27,7% del PBI, y por lo tanto dentro de lo permitido. En respuesta Correa denunció acuerdos con el bucaramismo (refiriéndose a la familia Bucaram) al entregar la gerencia de la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) a Antonio Intriago, que es parte del entorno de Dalo Bucaram, hijo del ex presidente. Esta acusación fue también abordada por el ahora ex vicepresidente Jorge Glas, lo que significó un punto de quiebre en las relaciones dentro del Ejecutivo.

Pese a las abiertas discrepancias, Alianza País – AP (partido de gobierno) lidiaba con esta situación esperando encontrar puntos de encuentro entre correístas y morenistas; sin embargo, esta posición de “neutralidad” no era sostenible. Moreno se hizo eco de las acusaciones de la oposición contra Jorge Glas (después de que este hiciera pública una extensa carta donde criticaba al presidente) y decidió despojarlo de sus funciones. Es importante señalar que el vicepresidente, al ser elegido por voto popular, no puede ser destituido de su cargo. Era hora de definir el panorama, ya nadie podía permanecer neutral ante esta situación.

El correísmo movió fichas, tres históricos de AP, Paola Pabón, Virgilio Hernández y Ricardo Patiño abandonaron el gabinete de Moreno. Ese momento coincide con la autorización – por parte de la Asamblea Nacional – para el enjuiciamiento penal de Jorge Glas por participar, presuntamente, en la trama de corrupción de Odebrecht, quitándole la inmunidad propia de su cargo. La unanimidad de la decisión en la Asamblea Nacional se debió a que el pedido fue apoyado por el propio Glas. Lo que no se esperaba el vicepresidente era que el Fiscal general solicitaría prisión preventiva contra él, siendo la Corte Nacional de Justicia la encargada de dictarla. Este hecho ha sido largamente criticado porque – de acuerdo a las actuaciones de Glas – no parece que existiera riesgo de fuga ni de entorpecimiento del debido proceso. Lenín no desaprovechó la oportunidad que le otorgaba el poder judicial y encargó la vicepresidencia a María Alejandra Vicuña mientras "dure la ausencia temporal de Jorge Glas". Por su parte, el Contralor General del Estado tomó una decisión inesperada y polémica, ordenó su destitución por “confirmarse” la responsabilidad administrativa culposa en el proceso de adjudicación del pozo petrolero Singue. Los cuestionamientos señalan que el contralor se atribuyó poderes que no le correspondían, ya que al Vicepresidente se le puede destituir únicamente mediante juicio político y siempre que se cumpla alguna de las siguientes cuatro causales: concusión, cohecho, enriquecimiento ilícito y peculado.

En respuesta a este juego político-judicial, Alianza País decidió separar a Lenín Moreno del cargo del presidente del partido, reemplazándolo por el renunciante Ricardo Patiño. Como para cerrar el acto con un final inesperado – también polémico – el fiscal general acusó a Glas – y a otras doce personas – de asociación ilícita en la trama Odebrecht, la cual se condena con 3 años de cárcel. La decisión es polémica porque en la misma audiencia, el fiscal decidió dejar fuera de un eventual juicio a cuatro ex funcionarios de la empresa brasilera. Ello agrega mayor presión al bloque oficialista en la Asamblea ante un eventual pedido de la oposición para abrir un juicio político a Glas.

Al iniciar el cruce de acusaciones, los resultados eran previsibles, la ruptura del bloque Alianza País (incluyendo a los aliados regionales), y la necesidad del presidente de apoyarse en la oposición (aunque la estrategia sea la de presentarse como un líder de consenso). En este sentido se explica que el presidente Moreno vaya adelante con una consulta popular que cuestiona algunas políticas emprendidas durante el correísmo. La democratización de la política no pareciera ser el objetivo principal, sino el valorar el capital social y político con el que cuenta. De acuerdo a lo manifestado por el asambleísta Augusto Espinosa, Moreno contaría con el apoyo de 40 asambleístas del bloque País (de un total de 74). De ganar el Sí (opción apoyada por Moreno y la otrora oposición), el presidente saldría fortalecido frente a la oposición interna, pero sobre todo habría logrado el objetivo de los anticorreístas, evitar que el ex presidente pueda volver a postular al cargo.

Aunque es complicado dilucidar cuál fue la causa principal del surgimiento de los enfrentamientos, considero – de las acusaciones vertidas por Lenín – que el problema estaría en la dificultad (por variables endógenas y coyunturales) de cumplir el Plan de Gobierno propuesto en campaña. Como ha sido una constante cada vez que en América Latina el gobierno cambia de manos, la primera medida es la de acusar al gobierno anterior de haber dejado al país en una situación cercana al desastre. La estrategia funciona en países con alta polarización política, lo que brinda un respiro que permite evitar cuestionamientos iniciales. Por su parte, es posible que el correísmo – de continuar esta dinámica – plantee la convocatoria a una Asamblea Constituyente, amparándose en el artículo 444 de la Constitución, aunque ello dependerá del apoyo popular que ostente Moreno.

El panorama para el presidente Moreno resulta muy complicado, gobernar con la oposición podría costarle el apoyo que aún tiene de una parte del bloque oficialista, pero alejarse demasiado de ella significaría perder el apoyo en la Asamblea y en las calles, y con ello la posibilidad de que el correísmo se vea fortalecido. Ese equilibrio resultará difícil de sostener en el mediano plazo.

Cuando pienso en las posibilidades políticas de Moreno, termino pensando en el recorrido y final de Ollanta Humala.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de Belén. Las azoteas han remplazado los techos de teja y ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto