Noticias SER
Logo SER

Con las horas contadas

Enviado el 14/06/2017

Durante más de 25 años, los Ministros de Economía y Finanzas han sido los funcionarios más poderosos del país y los guardianes del orden económico neoliberal. Desde dicha posición impusieron las directrices para la marcha general del Estado y establecieron las condiciones que garantizaron el desarrollo de los proyectos de inversión de los grandes actores económicos, muchos de los cuales coincidían con los intereses de los gobernantes.

Dada la importancia del MEF, su dirección fue encargada a personas claramente vinculadas a los sectores corporativos o a las agencias financieras multilaterales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial, convirtiéndose en el principal ámbito de la denominada “puerta giratoria”, tal como se acredita cuando uno revisa la trayectoria de quienes han ocupado esta cartera, que además no han tenido problemas en ser viceministros o ministros en más de un gobierno como Pedro Pablo Kuzcyski, Luis Miguel Castilla o Fernando Zavala.

Por otro lado, los ministros de Economía y Finanzas han contado con una burocracia que, consciente de su ubicación privilegiada, no ha dudado en someter al aparato estatal a sus criterios y prioridades, tal como lo saben bien los miles de alcaldes y las centenas de autoridades y funcionarios regionales que realizan un peregrinaje mensual a las oficinas ubicadas en el Jirón Junín, para solicitar la transferencia de recursos presupuestarios. Ciertamente, esta práctica también se presenta al interior del propio Poder Ejecutivo y con otros organismos autónomos, que dependen de la buena voluntad del MEF para contar con los fondos que les permitan cumplir sus funciones.

Esta forma de actuar ha sido puesta en evidencia para todo el país con el audio que recoge la reunión sostenida entre el Ministro Alfredo Thorne y el cuestionado Contralor General de la República, donde el primero exige la emisión de un informe favorable a la adenda del contrato del aeropuerto de Chinchero a cambio de aprobar una transferencia de presupuesto adicional, llegando a mencionar al propio Presidente de la República como principal interesado en el tema.

En Noticias SER ya hemos señalado que el Contralor General de la República debe abandonar el cargo y ser investigado por las diversas denuncias que pesan en su contra, pero también consideramos que la torpe actuación del ministro Alfredo Thorne comprometiendo al presidente de la república es causal más que suficiente para que presente la renuncia al cargo. Así como ya es tiempo que el Ministerio de Economía y Finanzas deje de ser un poder que impone sus decisiones al conjunto de entidades del Estado Peruano y al país.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Comadres

La brecha salarial y el empoderamiento ...

Gabriela Camacho Garland

Historia

La Contra-Historia: probabilidades, ...

Nicanor Domínguez Faura

La trenza suelta

"No puedo hablar"

Cruz Silva Del Carpio

Comentario Destacado
Estimado Alfred, una vez mas, gracias por su excelente análisis con relación a la última Consulta Electoral. Siendo así, sin desmerecer la importancia de los resultados a favor de los Ratificados en el Cargo; los Revocados, recibieron lo justo. La voz del pueblo, es la voz de Dios (Art. 45° de la Constitución) . Leer más >>
El Video de la semana