Noticias SER
Logo SER

Huancasancos: Las transformaciones del carnaval

Enviado el 15/02/2017

Al suroeste de la región de Ayacucho se ubica la provincia de Huancasancos que integra a los distritos de Carapo, Lucanamarca, Sacsamarca y Sancos, pueblos de origen prehispánico y virreinal.

Siguiendo el curso del río Qaracha de sur a norte, se ubica el distrito de Sacsamarca, un pueblo mitmaq llevado por los incas desde Yauyos. Cruzando el río emergen Sancos y Lucanamarca, ambos de origen Huancas de la sierra central. A la ribera de los ríos Qaracha y Qillumayu se encuentra el pueblo de Carapo de origen Lucanas, una macroetnia originaria del sur de Ayacucho distinguido por ser los cargadores del inca.

El carnaval de los pueblos de Huancasancos desde mediados del siglo XX y en los últimos años del siglo actual presenta modificaciones. Entre la década de 1950 y 1970 los carnavales eran festividades organizadas por las autoridades locales. Los alguaciles, cargo que ocupaban los niños de 8 a 12 años de edad o adultos que tenían la función de hacer las rondas nocturnas, la vigilancia a los ladrones y las relaciones extramatrimoniales, preparaban chicha, organizaban una comparsa y el día sábado inauguraban los carnavales.

Los Campos, los jóvenes entre 15 a 25 años de edad generalmente, encargados de cuidar los cultivos de los “daños” y llevar los documentos a Huancapi, la antigua capital provincial, se encargaban de realizar el carnaval del día domingo, aunque en otros pueblos la del día martes. Salían con sus comparsas, hacían cocinar un degollado llamado kanka de carnero y agasajaban a los regidores, a los alcaldes vara y a todos los concurrentes. Además, entregaban a los alcaldes varas diferentes aves cazadas, con excepción de la gallina y hierbas silvestres recogidas en las altas punas, como la ritipasisan una planta que crece en los parajes de Lerjona y en las punas de Huancavelica. 

Los regidores y el acalde vara, la principal autoridad comunal cuya función era convocar y dirigir los trabajos comunales “minka”, encabezaba el carnaval del día lunes para el cual mandaba preparar la tradicional sopa de coles con carne que invitaba a todos los comuneros, llamado el “mikichunakuy” (hacerse comer unos a otros). Mientras el día martes era un evento que hacían todos los comuneros, entre familias y continuaban recorriendo las calles jugando con las frutas oriundas y representando a los animales de su pueblo.

Disfrutados los deliciosos platillos y la comida preparada en la aswana (olla grande de barro) a base de los primeros productos del año: papas, choclos y habas verdes, denominado ullachicuy, las autoridades y los comuneros recorrían las calles, con cantos a viva voz, acompañados de las guitarras y las mandolinas. Los carnavales se prolongaba por la noche y a este recorrido lo llamaban “paseo”. Sus cantos eran festivos, pícaros y profundamente alegres, como el verdor del campo, el trinar de los pichiwchas y la lluvia que forma la vida expresando la hermandad del hombre con la naturaleza, los animales y las plantas.

A fines de la década de los 80 y los 90 del siglo pasado se fueron incorporando los corta montes, por las constantes migraciones que realizaban en los meses de enero, febrero y marzo los hijos de los comuneros a la ciudad de Lima e Ica. Con el correr de los años se fue haciendo popular el adornado de los árboles, el uso de las serpentinas, talcos, así como el empleo del acordeón y la música grabada.

En los últimos años los carnavales son organizados por las autoridades municipales que pretenden generar competencias entre los diversos pueblos del distrito o la provincia. En ocasiones son organizados por los barrios, por las familias y casi ya no se perciben los paseos nocturnos. En algunos pueblos, se viene incorporando el estilo y la vestimenta del carnaval huamanguino puesto que la mayoría de sus hijos estudian en la Universidad de San Cristóbal. Asimismo, por la falta de los maestros de la guitarra y la mandolina se viene utilizando el arpa y el violín.

En los años 50 y 70 el carnaval representaba la unidad, la integración comunal, la buena relación de las autoridades con sus compoblanos y la competencia artística entre los ayllus, los grupos agro pastoriles de zona sallqa y la quechua como una retribución a la abundancia y los primeros frutos. En la actualidad aunque se reduce a una mera costumbre alegre y jocosa, los carnavales de los pueblos de Huancasancos se han difundido: se escuchan en las radios, se ven en los espacios televisivos y se bailan en las calles principales de Huamanga y Lima.

 

La fotografía que acompaña el artículo es de Luis Cintora

Comentarios (3)

Muchas gracias. Un abrazo a

Muchas gracias. Un abrazo a todo el equipo de Noticias SER!

Estimados, Felicitaciones por

Estimados,
Felicitaciones por su último artículo.
Para el caso de que no conocieran su autoría, la foto que usan fue tomada por mi en Lucanarmaca en octubre de 2010 y forma parte del proyecto de documental "Las Huellas del Sendero". (http://cuadernodeayacucho.blogspot.com.es/2010/11/lucanamarca-y-la-nuez-...)
Por mi parte encantado de que usen cualquier material fotográfico o audiovisual de este proyecto o de otros que he dirigido, tan solo les agradecería que incluyeran la referencia a la fuente.
Gracias y saludos,
Luis Cintora

Estimado Señor

Estimado Señor Cintora

Agradecemos su mensaje. Y agregaremos el credito de su foto.

Muchas gracias

Noticias SER

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Siempre he admirado a SER, por su capacidad crítica, su nivel de visión de la realidad, pero esto no es lo que hemos leído en los diarios. Se ha querido ningunear a los docentes. Por eso hoy al ver su publicación me emociona, pues no todos los peruanos y peruanas piensan con mentalidad de CLASE A. Hay AMIGOS Y AMIGAS HA SIDO MUY DURA LA LUCHA, los maestros son gente de nuestros pueblos empobrecidos o de nuestros barrios periféricos, no se reconoce al maestro como un profesional, sufre el ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Publicaciones