Noticias SER
Logo SER

El Apra teme

Enviado el 15/03/2017

La matanza de El Frontón es el eterno caso que le pisa los talones al APRA en búsqueda de justicia. Luego de que en el 2013 un Tribunal Constitucional (TC) integrado por Álvarez Miranda, Mesía Ramírez, Calle Hayen y Vergara Gotelli aprovechara el hábeas corpus de un investigado por el caso para señalar, “de gratis”, que el crimen no era de lesa humanidad y que entonces prescribía; hoy, un nuevo Tribunal con la firma de Miranda Canales, Ledesma Narváez, Ramos Núñez y Espinoza-Saldaña Barrera ha señalado que eso no es así. Resultado: el favor hecho a Alan García y compañía, para que no pudieran ser investigados, se acabó.

La nueva decisión es producto del pedido de la Procuraduría Pública Especializada Supranacional, el IDL, la CNDDHH y APRODEH que dieron cuenta de una contradicción en uno de los votos que sustentaba la primera decisión de impunidad. Así, no eran 4, sino 3 los que apoyaban la decisión del 2013; es decir, no alcanzaban el quórum para formar decisión. En efecto, el magistrado Vergara, no obstante firmar, decía en parte considerativa que no estaba de acuerdo con el fundamento 68 y en el punto 1 de la parte resolutoria, donde justamente se señalaba que el crimen no era de lesa humanidad.

Hay cuestiones procedimentales que se critican: que quienes presentaron el pedido de “reconteo” no eran parte en el caso, que el plazo aludido para corregir ese “error” estaba ya vencido, que lo que se cambia es una decisión de fondo… Sin duda, apuntes que no hay que pasar por alto, y por los que creemos que el TC pudo motivar mejor la justificación al analizar el pedido, porque principistamente no se podía dejar así una decisión que podría haber significado la impunidad de un crimen de lesa humanidad (el famoso ius cogens, la no impunidad, o incluso quizá la autonomía procesal del TC pudieran haber servido). Y eso, porque en la balanza jurídica y de derechos humanos, siempre va a pesar más no dejar impune un caso de esa naturaleza.

Claro, ese balance no es de agrado del APRA. En su lugar, se ensalzan los argumentos jurídicos que ¡oh sorpresa! coinciden en los hechos con la no investigación a su líder García. Ya en otras oportunidades fue así: el uso del derecho a conveniencia pura y dura. Que, para variar, es acompañado con frases dignas de una pelea en el charco, y esta vez no fue la excepción.

La Comisión de Justicia y Derechos Humanos del Congreso de la República había invitado hace unos días al Presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, a conversar sobre los avances de su gestión. Mulder aprovechó, y le fue con todo contra el juez del TC Eloy Espinoza-Saldaña, el ponente del caso. “Juez rastrero”, le dijo. Y agregó que cuando estaba postulando al Tribunal Constitucional fue “casi llorando” a pedirle su voto en esa elección. Le dio su voto, y hoy por hoy, al ver lo que ha hecho, se arrepiente de ello.

Claro que se arrepiente. La idea es que Alan García no se enfrente en ningún lado sobre temas en los que pueda salir perdiendo.

La defensa de los marinos de El Frontón además ha señalado que presentará un recurso de nulidad y hasta la denuncia por infracción constitucional de 5 magistrados del TC ante el Congreso, donde se espera que sus amigos de la mega bancada fujimorista hagan lo suyo. Luis Giampietri, el entonces jefe de las Fuerzas Especiales de la Marina habló de “injusticia total”, y que se acabó la justicia en el Perú, en el diario Expreso.

¿Justicia? ¿Cuál? ¿La que impone la impunidad de un caso de lesa humanidad? ¿La de la decisión del 2013, firmada por magistrados altamente cuestionados e incluso parcializados? Calle Hayen por ejemplo, es cuestionado por avalar decisiones en casos como “Wolfenson” (2008), o De Valdivia Cano (2008, aquel que parece en un vladivideo pero que puede seguir siendo juez supremo), con cuyo voto singular en el caso de Tula Benites (2009), incurre en conflicto de interés como magistrado del TC.

El Apra grita e insulta, y cuando eso pasa es porque algo teme.

Recordemos que el acusado y ex marino Carlos Castillo ya aceptó la existencia de ejecuciones extrajudiciales. “Yo fui parte de uno de los pelotones. La orden (de matar a los reos rendidos) fue extrajudicial”, dijo. “¡Disparen, disparen!, escuché al teniente (Luis Enrique) Román. Yo le escuché gritando. Daba la orden: Disparen, disparen, disparen. No se respetó la bandera blanca que los reos sacaban” (La República). Hoy es investigado en el juicio iniciado en octubre del 2016. Y por su lado, la valiente fiscal Luz Ibáñez ha referido que “García ya está citado como testigo en mi acusación y tendrá que explicar los hechos. Se debe tener en cuenta que hay una cadena de mando, por lo que en el dictamen fiscal hemos dejado en claro que falta considerar quiénes estuvieron por encima de los militares ese día (18 de junio de 1986), controlando lo que pasó en el penal. Son los mandos políticos que también deben responder” (Diario Uno).

Así las cosas, la nueva resolución del TC sobre el caso pone a García muy cerca, cerquísima, de ser investigado y no solo aparecer como testigo en el caso. Con razón Mulder se le fue con todo al juez constitucional.

Comentarios (2)

Probablemente no lo agarren

Probablemente no lo agarren al ladrón de siete suelas,pero que se haga el intento. Y respecto al Apra ya fué. Al partido lo encumbran y lo matan sus lideres, ya nadié creerá en los apristas. Haya de la Torre murió y con él sus ideales. En lo que no estoy de acuerdo con el artículo es en la defensa que se hace del Poder Judicial y a sus jueces y fiscales.El P.J. ha sido y es corrupto y con leyes ambigüas que se prestan a interpretación de acuerdo al tamaño del bolsillo del dinero del juez.Tenemos que eliminar a este P.J.

Estimada Srta.: loss jueces

Estimada Srta.: loss jueces del TC merecen ser acusados constitucionalmente pues han hecho una "interpretación auténtica" del voto de un juez. Eso es un delito en cualquier parte del mundo. Todas las ONG que menciona, que hacen seguimiento de los DDHH ¿recién se dieron cuenta de este tema?
El APRA no teme, será Alan García Pérez y su entrono. El partido no tuvo que ver con esa decisión.
El jefe militar del operativo era el hoy difunto marino Vega Llona (asesinado por Sendero Luminoso en La Paz Bolivia). El almirante Giampietri fue llamado luego. Recuerde que hubo un enfrentamiento pues primero se captura y asesina a los Guardia Republicanos (¿quién se pregunta por sus DDHH?), se tomó su armamento y se realizó una refriega. ¿ahí hay violación de DDHH en un enfrentamiento?. Luego de la demolición del Pabellón Azul, es cierto que hay rendidos. ¿Giampietri dió la orden para asesinarlos? Eso tienen que probarlo. Hasta ahora se tiene el testimonio que llega hasta el teniente.
Quien podía atestiguar que fue el entonces Presidente de la República, AGP, dió la orden ya falleció: Agustín Mantilla.
AGP no puede agradarnos por ladrón y asesino, peor por este tema no lo van a agarrar luego de 31 años. No sen flojos y busquen otros temas que sí son más evidentes.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
La presidenta de la Comisión de la Mujer y Familia dice "háblale bonito" a tu marido porque si no te mata. La ministra de la Mujer ¿esta fortaleciendo los niveles locales para la defensa de la mujer? ¿O quiere atender a todos los casos que ocurren con su viceministra?. Eso no es serio. Tener cámara es para