Noticias SER
Logo SER

La pertinencia de crear instituciones

Enviado el 15/03/2017

John Rawls en su obra Teoría de la Justicia dice: «no importa que las leyes e instituciones estén ordenadas y sean eficientes: si son injustas han de ser reformadas o abolidas». Estareflexión es interesante si la realizamos respecto a las instituciones estatales de nuestro país. Debo aclarar que no se refiere a las instituciones “administradoras de justicia” tales como el Poder Judicial o el Ministerio Público. La afirmación que hace Rawls exige a las instituciones, sobre todo las estatales, crear condiciones que proporcionen justicia a los ciudadanos.

Ahora bien, deseo referirme a la justicia que debe ocurrir entre los ciudadanos, la que se prevé en los contenidos de la Constitución Política del Perú. Tanto la justicia social como la judicial.

Son antiguos los debates acerca de la importancia del rol del Estado en las sociedades. Y sobre todo acerca de cómo sus instituciones son significativas para los ciudadanos, quienes esperan un adecuado servicio que atienda sus necesidades. Y esto es así porque es justo que sea tomada en cuenta cualquier exigencia que permita lograr la ciudadanía de los individuos y, finalmente, alcanzar su desarrollo humano.

Por el contrario, si cualquier institución no satisface adecuadamente las demandas ciudadanas o al menos no hace bien su trabajo, a pesar de sus obligaciones legales o morales, su legitimidad y la confianza en ella siempre estará en entredicho por aquellos a quienes se debe. Por ejemplo, preguntémonos si los peruanos y peruanas consideran que la policía es una institución confiable para atender sus problemas de seguridad ciudadana. Tal parece que no siempre. Si se confiase en ella, los ajusticiamientos a delincuentes no serían comunes en algunos lugares del país. Igualmente, el linchamiento a una persona le niega la posibilidad de justicia incluso si ha cometido un atentado en contra de sus conciudadanos.

Por todo lo anterior, me animo a decir que en las instituciones estatales no solo está su naturaleza de brindar servicios. Más bien esto es el camino para algo ulterior que consistiría en que todos aquellos a quienes se sirve sean tratados de tal forma que sientan que se les hace con y por justicia, que permite alcanzar su dignidad como personas humanas. 

Ahora bien, cuando se crea alguna institución, en principio esta debería responder a lo anterior usando criterios objetivos que expliquen el porqué de su creación. Mejor aún si responde a la implementación de alguna política pública. Crear instituciones y a su vez burocracia tiene costos muy altos para todos los contribuyentes. Si su creación no ayuda a mejorar las posibilidades de mejorar la calidad de vida ciudadana y de alcanzar justicia, es preferible reflexionar más sobre la conveniencia de crearla.

Dicho esto, el pasado jueves 28 de febrero a través del Decreto Supremo 022-2017-PCM se aprobaron las modificaciones en el Reglamento de Organización y Funciones (ROF) de la PCM, creando así el Viceministerio de Gobernanza Territorial. Luego, mediante la Resolución Suprema N° 027-2017-PCM que se publicó en el diario oficial “El Peruano” se designó a su responsable.

Asimismo, se dispuso que dentro de ese viceministerio se ubicará la Secretaría de Gestión Social y Diálogo que reemplazaría a la Oficina Nacional de Diálogo y Sostenibilidad (ONDS) en el manejo de los conflictos sociales desde el Poder Ejecutivo.

¿Cuál es la novedad? A primera vista una vez que se revisan las modificaciones de ese ROF no hay visos de alguna propuesta nueva o interesante que permita deducir que los conflictos sociales en el Perú tendrán una atención mejor. Al revisar sus tareas encontramos con regularidad y labor principal el verbo "articular" con los demás sectores del Estado. Y como verbos, digamos complementarios, encontramos los de  "formular", "proponer", "coordinar", "recopilar", "contribuir" y  "administrar".  Pero no hay una mejora en el avance de establecer mecanismos, por ejemplo, rectores de coordinación entre los entes del Estado. De ser así, en cambio, podríamos leer verbos tales como “atender”, “superar”, “solucionar”, “mejorar”, “lograr” y “celebrar”.

A cualquier iniciativa que procure mejorar la vida de los ciudadanos y ciudadanas hay que desearles todos los parabienes posibles. Más aún si se trata de gestionar mejor los conflictos sociales. Sin embargo, hasta ahora, con esta decisión del gobierno de crear una nueva institución sin explicar el porqué, con objetivos que ya conocemos y que no muestran audacia alguna para atender ese complejo tema, me queda la sensación de estar viendo la misma serie policiaca, que carece de expectativa ya que conozco el final del misterio. 

Lo hemos dicho varias veces: los conflictos sociales son la expresión de que algo no funciona bien en la sociedad. Y como sabemos, no atenderlos puede suceder la violencia. Crear una institución sin que logre evitar la desgracia de la agresión entre peruanos sería una insoslayable injusticia. 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Esta empresa está acostumbrada a hacerse de algo que no le pertenece, ningun centro minero hasta el momento es sancionado por tales abusos. Las autoridades como siempre se hacen de la vista ciega y sorda a los reclamos justos de los pobladores, es indignante Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto