Noticias SER
Logo SER

“Oscorima está totalmente desprestigiado y deslegitimado”

Enviado el 17/05/2017
Por: 
Omar Rosel

El fallo de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia, sobre la casación 026-2016, ha permitido la liberación del gobernador suspendido de Ayacucho Wilfredo Oscorima, librándolo de toda responsabilidad en la compra irregular de maquinarias que realizó el Gobierno Regional de Ayacucho (GRA) en el 2011 por un valor de 20 millones de soles. Esta decisión judicial ha generado reacciones a favor y en contra en  Ayacucho porque Oscorima volverá en el más breve plazo a dirigir los destinos de la región. Sobre este complejo escenario, Noticias SER, conversó con Jefrey Gamarra, historiador, docente del Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga y analista político.

 

¿Cómo calificaría la decisión adoptada por la Sala Penal Nacional de la Corte Suprema de Justicia, que deja libre a Wilfredo Oscorima?

Es difícil calificar, porque finalmente es una decisión del Poder Judicial, pero es lamentable y de otro lado, hay antecedentes de fallos a favor o en contra de Oscorima. Recordemos la situación generada en las elecciones del 2014 donde la agrupación política de Oscorima tuvo un veto de parte del Jurado Especial Electoral de Huamanga que en aquel entonces estaba a cargo del actual Presidente de la Corte Superior de Justicia de Ayacucho, Cesar Arce Villar. Si bien la decisión de Arce estuvo muy bien fundamentada, el fallo se arregló en Lima a nivel de las instancias superiores del Jurado Nacional de Elecciones. Entonces, hay motivos para dudar de este tipo de fallos.
 

Entonces, ¿se puede decir que tiene sentido los comentarios de un sector de la población de que tras este fallo judicial -que favorece a Oscorima- hay indicios de presunta corrupción?

Es difícil demostrar con evidencias o indicios de que hay corrupción. Pero el asunto es que finalmente por sus obras los conocemos, por ello yo creo que en el caso de Oscorima simplemente hay que remitirse a sus obras para darse cuenta de cómo se ha movido este señor.

¿Cuál es el escenario que se vive en Ayacucho tras la liberación de Wilfredo Oscorima?

El escenario hay que verlo en dos niveles. Primero a nivel del gobierno regional de Ayacucho, cuya crisis se agrava independientemente de si vuelve o no vuelve el Oscorima, ahí hay un problema de institucionalidad. Hay un segundo plano y es que la liberación de Oscorima evidencia que desde la ciudadanía ayacuchana no hay mayor reacción, porque quienes rápidamente han reaccionado y saludado la liberación de su líder ha sido este grupo de seguidores de Oscorima, que han salido en manifestación a las calles. Pero de parte de la población organizada no hay ningún pronunciamiento. Hay voces de indignación, que se puede ver en redes sociales o intervenciones en la radio y televisión, pero creo que una vez más estamos viendo un Ayacucho incapaz de organizarse y de dar una respuesta social y política a la crisis que estamos viviendo con la liberación de Oscorima.

¿No se podría esperar un contexto de polarización en la región a pesar que Oscorima, al parecer, viene a cobrar revancha a sus adversarios políticos?

Habría un contexto de polarización si por un lado tuviéramos una fuerza social organizada capaz de protestar contra la vuelta de Oscorima y por el otro lado un Oscorima con sus huestes tratando de imponer y plantear venganzas. Pero lo que vemos es a cada uno por su lado, un Oscorima y sus seguidores moviéndose y por el lado social de las agrupaciones sociales, de los gremios y de la población, así como sectores sociales sin ninguna reacción. De este lado solo  vemos voces flotantes y no hay una polarización. Este escenario de no polarización es inédito en el caso ayacuchano, porque finalmente cualquier cosa sucede y la población termina diciendo que esto me indigna, pero no voy a hacer otra cosa más. Vemos a una población ayacuchana muy estigmatizada, que está absolutamente desgastada y que cualquier protesta podría ser interpretada desde otros sitios como proterrorista o del Movadef. Entonces la crisis regional también muestra la crisis de los movimientos sociales en Ayacucho y también cuenta el efecto de la postviolencia.
 

¿Consideras que el contexto que se viene en Ayacucho, en los próximos meses, permitirá que Oscorima culmine de forma adecuada su periodo de gobierno?

El gran problema de Oscorima es que su imagen está totalmente debilitada y no es la población organizada la que le va a bloquear. Por ejemplo, es el propio gobierno central y otro tipo de instituciones que simplemente van a ver a Oscorima como un apestado. No creo que el presidente Pedro Pablo Kuczynski haga una alianza con Oscorima en estos momentos, no se atrevería a hacerlo. Y determinadas instituciones como la universidad de Huamanga tampoco, porque Oscorima está totalmente desprestigiado y deslegitimado, Oscorima en estos momentos no tiene legitimidad política. El problema para Oscorima no está en la resistencia que pueda encontrar de un movimiento social organizado en Ayacucho, sino está en el desprestigio y en el carácter, algo así como, tóxico de su presencia en el gobierno regional.

¿Crees que el caso de Wilfredo Oscorima, es un  hecho que impacta negativamente en las aspiraciones de la descentralización?

Yo creo que esté es un hecho totalmente negativo para la descentralización, algunos especialistas han señalado que este tipo de problemas terminan afectando totalmente al proceso de descentralización. Si la descentralización ya era un problema, porque ha tenido un avance en lo político, pero con muy pocos logros; entonces la descentralización con corrupción y gobernantes como Oscorima y con varios gobernadores regionales encarcelados, simplemente está debilitada. Este es un golpe tremendo al proceso de descentralización. Y como en nuestro país las opiniones van en el sentido de que “ahí pues esos serranos no saben elegir a sus  funcionarios”, porque este país funciona así con discriminación, entonces se estigmatiza la descentralización.

¿Cuál es el impacto y cómo se está viendo desde la región Ayacucho el caso de Odebrecht y los hechos de corrupción de hasta tres gobiernos de turno?

Bueno creo que los peruanos y los ayacuchanos al igual que el resto del país pasamos de la indignación con mucha facilidad a la indiferencia. Y esa expresión de “todos roban, entonces que se puede hacer”. Entonces después de la indignación que se ve en las redes sociales, en los diversos medios de comunicación, se pasa con facilidad a la fase de indiferencia. Al final la gente dice “no me importa, finalmente los peruanos somos así” y eso es terrible para una democracia y un sistema democrático que quiere luchar contra la corrupción.

Comentarios (3)

Caray! Lo vuelvo a leer, a

Caray! Lo vuelvo a leer, a dos días de la entrada triunfal de Oscorima, cual Ño Carnavalon, y me hierbe la ira, porque, además de acertado, das en la llaga de que la sociedad ayacuchana no está organizada, no hay ni acción ni repuesta. Qué nos pasó como sociedad? Qué pasó con las instituciones sociales, locales? Uffa!

UN PUEBLO CON MAYORÍA DE

UN PUEBLO CON MAYORÍA DE MEDIOCRE TIENEN AUTORIDADES MEDIOCRES..., PODEMOS ENTENDER A OSCCORIMA POR SU CONDICIÓN, EDUCATIVA PERO ES IMPERDONABLE, QUE EXISTAN CIUDADAOS PROFESIONALES QUE LO DEFIENDEN, ESO ES PREOCUPANTE..

Muy claro Jefrey, lo

Muy claro Jefrey, lo lamentable es que amplios sectores de la sociedad ayacuchana no muestra organizacion alguna, cosa que si hacen los que se benefician de la corrupcion. Entonces "a robar que el mundo se va a acabar" parece ser el modelo de la conducta social actual y futura

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Dákamau

La importancia de ser diferente

Francoise Cavalié Apac

Cavilando

Conflictos, huelgas y centralismo

Mirtha Vasquez

Visiones del desarrollo

Desenterrando conflictos

Fabiola Yeckting Vilela

Historia

Atipanakuy

David Quichua

La trenza suelta

La peligrosa trampa en la reforma del CNM (y ...

Cruz Silva Del Carpio

Opinión

La manipulación de la historia

Camila Gianella

Comentario Destacado
Siempre he admirado a SER, por su capacidad crítica, su nivel de visión de la realidad, pero esto no es lo que hemos leído en los diarios. Se ha querido ningunear a los docentes. Por eso hoy al ver su publicación me emociona, pues no todos los peruanos y peruanas piensan con mentalidad de CLASE A. Hay AMIGOS Y AMIGAS HA SIDO MUY DURA LA LUCHA, los maestros son gente de nuestros pueblos empobrecidos o de nuestros barrios periféricos, no se reconoce al maestro como un profesional, sufre el ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto