Noticias SER
Logo SER

¡Son solo percepciones!

Enviado el 18/01/2017

Muchos de los conflictos sociales tienen como punto de partida el mal manejo de las percepciones. La experiencia nos señala que la percepción es un hecho relevante. Así, por ejemplo, la Defensoría del Pueblo cuando conceptualiza el fenómeno de la conflictividad afirma: «… el conflicto social es un proceso complejo en el que grupos sociales, el Estado y las empresas perciben que sus objetivos, intereses, valores, creencias son incompatibles o contradictorios, y esa contradicción puede derivar en violencia». Ahora bien, ¿por qué es tan importante? ¿Cómo se manifiesta esa percepción? Y lo más relevante, ¿qué entienden por percepción en conflictividad social los ciudadanos, las empresas y el Estado?

Hay que tomar en cuenta que cuando los actores involucrados en conflictos sociales exigen explicaciones, a quienes consideran responsables de atenderlos, sobre sus preocupaciones acerca de sus problemas, a veces son tratados con desdén. Así, esas manifestaciones son reducidas a explicaciones como “son solo percepciones”.  Se asume así a la percepción como una simple opinión basada en una suerte de fantasía, ignorancia, mito o autoengaño. Ya alguna vez un par de funcionarios del gobierno anterior afirmaron que la inquietud ciudadana por la inseguridad en las calles, que se expresa en atracos o asesinatos, eran solo percepciones.

La realidad del conflicto nos muestra que ese desprecio hacia la percepción de las personas suele ser ingenuo y hasta irresponsable. Por ejemplo, cuando las comunidades de las cuatro cuencas de los ríos Corrientes, Pastaza, Tigre y Marañón, perciben que sus ríos cambian de color a uno de oscuro aceitoso, que en estos ya no existe el mismo volumen de pesca, que los animales y personas que beben de esas fuentes suelen enfermarse es momento de atender y tomar en serio qué nos van diciendo esas percepciones.

Entonces, tratando de responder a las interrogantes planteadas, me atrevo a sostener que la percepción para muchas personas es uno de los primeros pasos para conocer el mundo. Se manifiesta a través de los sentidos, de las experiencias que ocurren en contacto con la realidad. Frío, calor, dolor, gusto, imágenes son percibidas a través de nuestros sentidos. Y así, además de informarte sobre la realidad circundante, te condicionarán para situarte, actuar y saber sobre ese escenario en donde se ubica el que percibe. Porque toda percepción suele despertar la curiosidad humana que le lleva a buscar el origen de aquello que ha percibido. O sea, al conocimiento y a un tipo de verdad del mundo.

Los filósofos griegos, desde los presocráticos, tenían muchas inquietudes acerca del conocimiento. Principalmente por el cómo llegar a él. Luego, Platón, en una de sus obras llamada el Teeteto, afirmaba que“la verdad se expresa en el juicio y no en la sensación.” Además, “no se puede identificar el conocimiento con el "juicio verdadero" ya que podría formularse un juicio que resultara verdadero y estuviera basado en datos falsos”. Aquí hay dos datos importantes que desearía desarrollar.

En los conflictos sociales todos los actores a través de sus demandas expresan juicios de valor de los cuales están seguros y los expresan como sus “verdades”. Desde las comunidades campesinas o amazónicas que afirman que tal o cual proyecto minero aledaño a sus territorios ha contaminado sus aguas o sus tierras, empresarios que afirman estar cumpliendo “a cabalidad” sus compromisos, pasando por el Estado que señala haber hecho una buena labor desde sus obligaciones legales. Sin embargo, Platón advierte que esos “juicios verdaderos” podrían ser confundidos como “conocimiento” si es que están basados en “datos falsos”.

Por ejemplo, ¿cuántas veces se ha percibido que fuentes de ríos están contaminados sin que esto sea necesariamente cierto? O ¿se ha percibido y afirmado agresividad por parte de los actores en conflicto?  Ante esto, ¿existe interés por develar o explicar que ciertas realidades percibidas no siempre denotan las verdades que se afirman? Hasta ahora, muy poco.

Por esto, la percepción es una reacción humana que no debe ser desdeñada. La tarea consiste en explicar lo que se percibe y de ahí conducir a la búsqueda de un conocimiento de accesibles, verificables, sustentados en la razón o en la certeza científica. Llevar a cabo o tener en cuenta actitudes pedagógicas. Por ejemplo, una comunidad campesina de los Andes puede que perciba que el aire se ha enrarecido coincidiendo con la llegada de un proyecto minero a una zona vecina. ¿Esa percepción es una verdad? No. ¿La comunidad campesina tiene recursos para conocer si la afectación del aire es causada por esa inversión? Nunca. ¿A quién le corresponde y comprobar qué causa la contaminación ambiental? Es claro, al Estado. 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
E INDUDABLE QUE MENDOZA NUNCA HA APORTADO NADA AL SISTEMA DE ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA, NADIE ENTENDIO PORQUE EL CNM LO NOMBRO SI NO TENIA NI APTITUD ACADEMICA NI CAPACIDAD SOLVENTE PARA SER MAGISTRADO, SIN EMBARGO SE LE NOMBRÓ MAGISTRADO SUPREMO Y NUNCA A PODIDO REALIZAR UNA GESTION IMPERECEDERA, ES UN LASTRE QUE SE LE HAYA DESIGNADO MINISTRO DE JUSTICIA Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto