Noticias SER
Logo SER

Voces y miradas ante la reconstrucción

Enviado el 18/10/2017

En las últimas semanas he visitado todos los departamentos de la costa norte del país, además de Ica, proponiendo a instituciones de la sociedad civil en las regiones trabajar juntos en la conformación de veedurías ciudadanas de la reconstrucción. Hago en estas líneas un breve recuento de las voces y las miradas que he recogido en este periplo.

El Plan Integral de Reconstrucción con Cambios fue elaborado y aprobado por el Consejo de Ministros dentro del plazo legal otorgado. En el camino se propició la participación de autoridades regionales y locales, aunque los niveles de coordinación y compromiso variaron según las regiones. Los gobiernos subnacionales aportaron información de la infraestructura dañada y propusieron listados de proyectos que debían ser incorporados en el Plan. Este dinamismo no se extendió a la sociedad civil. La norma no lo exigía, por lo que muchos actores sociales quedaron con la expectativa insatisfecha al no poder expresar sus opiniones.

El Plan contiene un listado de varios miles de proyectos que se ejecutarán en 13 departamentos. No se conoce aún la programación anual, pero sí las entidades que ejercerán como unidades ejecutoras. Llama la atención que una proporción muy alta de obras estará bajo la conducción de entidades del nivel nacional, quedando un porcentaje menor bajo la responsabilidad de Gobiernos Regionales y Municipalidades. Es decir, se trata de un Plan cuya ejecución es altamente centralizada, restando capacidad de maniobra a gobiernos regionales y locales. El criterio principal para determinar qué entidades subnacionales pueden asumir responsabilidades en la reconstrucción ha sido la capacidad de gasto demostrada en los dos últimos años. Queda la pregunta de cuántos ministerios habrían sido considerados como unidades ejecutoras si se les hubiera aplicado el mismo criterio. En todo caso, esta decisión pone el foco de atención sobre la capacidad del gobierno central.

En el inicio de este proceso los actores regionales perciben la demora. La preocupación principal reside en la llegada del nuevo ciclo de lluvias, cuya intensidad se desconoce, pero que estiman encontrarán a las regiones con las obras de prevención a medio camino. Y esta inquietud se extiende al conjunto de obras que deben realizarse, pues se desconoce aún la fecha en la que se empezará la ejecución de las obras y los plazos en que serán ejecutadas.

Esta situación revela que la comunicación con los actores sociales regionales, especialmente con la población damnificada, sigue siendo una tarea pendiente. La Autoridad para la Reconstrucción con Cambios está en proceso de diseñar una estrategia comunicativa que llegue hasta el nivel comunitario y, mientras tanto, sus funcionarios están recorriendo las regiones para informar sobre el proceso. Pese al esfuerzo, los mensajes no llegan a todos, las dudas se mantienen y la impaciencia empieza a tomar cuerpo.

En este inicio del proceso destaca la preocupación por las posibilidades de decisiones administrativas (por ejemplo, la elaboración de fichas técnicas o la adjudicación de contratos) mediadas por actos de corrupción. Con el telón de fondo del caso Lava Jato y la preocupación por el tema que recogen distintas encuestas nacionales, los actores sociales sostienen la pregunta sobre si este proceso de reconstrucción caerá nuevamente en prácticas que lamentablemente son habituales en la administración pública, o trazarán un camino radicalmente diferente, con mayor transparencia y controles eficaces.

Otro punto de preocupación lo constituye el próximo proceso electoral, en el cual la reconstrucción será tema de agenda política, sobre todo como crítica y reivindicación. Si bien no se puede aislar la reconstrucción del debate político electoral, cabe esperar que candidatos y candidatas formulen planteamientos basados en información, y no propaguen discursos confrontacionales con el único objeto de ganarse la simpatía – y los votos – de la población. Esta recomendación es más necesaria en esta ocasión si se tiene en cuenta que no serán las autoridades que resulten electas las que tendrán a su cargo la ejecución de la mayoría de obras.

En estas líneas he planteado una suerte de agenda de preocupaciones que han surgido en las regiones a propósito de la forma en que viene avanzando el proceso de reconstrucción. Conviene atenderlas rápida y eficientemente para que no deriven hacia la desconfianza y deslegitimación del proceso.

 

Twitter: @RivasJairo

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Plenamente en consonancia con los contenidos y denuncia del artículo. Un artículo que actualiza una vez más el olvido e incompetencia del estado y políticas públicas con relación a un sector -si cabe- el más importante del Perú: el comunitario Personalmente reflexiono y trabajo en la dirección de que es este valor precisamente: el comunitario, el que requerimos desarrollar, acrecentar y visibilizar para alcanzar las metas trazadas en el Acuerdo Nacional hace casi 20 años. Mas allá de ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto