Noticias SER
Logo SER

El “Plan Verde” de 1989-1990. [Tercera Parte]

Enviado el 18/10/2017

El llamado “Plan Verde”, elaborado por militares y civiles derechistas que preparaban un golpe de Estado al final del primer gobierno aprista de Alan García Pérez (1985-1990), fue dado a conocer por el sociólogo Fernando Rospigliosi en: ‘Las Fuerzas Armadas y el 5 de abril: La percepción de la amenaza subversiva como una motivación golpista’ (IEP, Documento de Trabajo No. 73, 1996).  Está disponible en el repositorio digital del Instituto de Estudios Peruanos: <http://repositorio.iep.org.pe/handle/IEP/321>.

De allí proviene la siguiente narración de cómo, a mediados de 1990, se evitó el golpe de Estado diseñado en el plan.  Asimismo, cómo los conspiradores perdieron el control de su proyecto cívico-militar, que fue apropiado y adaptado por Montesinos para las necesidades del naciente régimen fujimorista.

*          *          *

“La ideas rectoras de ese movimiento castrense están contenidas en un documento que podemos denominar el Plan del Golpe, que consta de tres tomos y fue preparado por militares y civiles […].  Estuvo listo en octubre de 1989, y sufrió posteriores actualizaciones [en febrero, abril y junio de 1990]” (p. 28).

“Los conspiradores no pudieron derrocar a Alan García.  Al parecer, uno de los factores que impidió el golpe fue la confianza de algunos sectores militares y empresariales en el triunfo de Mario Vargas Llosa, al que eran afines.  Otro factor fue que García y su gente pudieron detectar algunos movimientos y tomaron ciertas disposiciones que dificultaron la acción golpista.  Por último, pero no menos importante está la presión de la Embajada norteamericana que no ocultaba su oposición a cualquier aventura militar.  Pero ¿qué ocurrió con los golpistas luego del inesperado resultado de las elecciones de 1990?

“La hipótesis es que luego que Fujimori ganó la segunda vuelta y era presidente electo, los golpistas, al percatarse de la debilidad del triunfador --sin partido, ni equipo, ni programa--, trataron de cooptarlo y usarlo como fachada de un gobierno de las FFAA.  Sin embargo, parece que el proceso fue más complejo.  Un sector militar se adelantó y rápidamente lo rodeó, llevándoselo al Círculo Militar, bajo la batuta del ex capitán del Ejército, Vladimiro Montesinos Torres, que tenía vinculaciones con el SIN (Servicio de Inteligencia Nacional) desde años atrás y se relacionó con Fujimori en su condición de abogado con buenos contactos en el Poder Judicial y con fama de «arreglarlo todo» por cualquier medio, para solucionarle el problema de la subvaluación de propiedades y evasión de impuestos en la campaña electoral.

“El jefe del SIN, el general (r) Edwin «Cucharita» Díaz, parece que había contratado a Montesinos como analista, desde años atrás.  Pero el ex capitán era útil también por otras habilidades, como por ejemplo sus vinculaciones con el Poder Judicial.  El ayudó a «resolver» el caso Cayara, donde estaba comprometido el ejército --en particular el general José Valdivia Dueñas-- en una masacre de campesinos.

“El general Díaz al parecer recibió órdenes del propio Alan García para vincularse con Fujimori cuando todavía era candidato y ayudarlo en ciertos aspectos.  Díaz y Montesinos jugaron un papel clave en el traslado de Fujimori al Círculo Militar, utilizando una treta típica, que luego se repetiría, en diversas variantes, a lo largo de los años.  Ellos hicieron creer a Fujimori que el MRTA (Movimiento Revolucionario Túpac Amaru) había preparado un atentado contra su vida y que el lugar donde se había instalado, el Hotel Crillón, en el centro de Lima, no ofrecía ninguna seguridad.  La única manera de protegerlo eficazmente --le dijeron-- era en una instalación militar.  En el Círculo Militar, el acceso a Fujimori quedó restringido para los civiles pero no, obviamente para Montesinos, Díaz y los militares.

“Montesinos, al parecer, no había participado en la elaboración del Plan golpista.  Fueron algunos altos oficiales los que, al saber de la cercanía e influencia que Montesinos había adquirido sobre Fujimori, entregaron el Plan al ex capitán.  No es claro si Montesinos se lo hizo conocer de inmediato a Fujimori o no, pero sí parece que se produjo un entendimiento entre Fujimori, Montesinos y algunos de los militares que participaron en la elaboración del Plan golpista antes del 28 de julio de 1990, fecha en que Fujimori asumió la presidencia.

“La idea habría sido establecer un régimen que aplicara, básicamente, los lineamientos contenidos en el Plan, pero manteniendo a Fujimori en la presidencia y una apariencia de gobierno democrático y civil.  La ventaja --para los golpistas-- era que eso evitaba los conflictos internos y externos derivados de establecer un gobierno de las FFAA.  La desventaja era que no les permitía llevar adelante con comodidad todas sus propuestas” (pp. 34-35).

“…en la «Hoja de Coordinación Final» se señala como el «día D» [para el golpe] el 27 de julio.  Esa fecha se ha elegido, dice, porque: «Es el momento en que el poder de García Pérez se encuentra minimizado y Fujimori no ha tomado posesión del cargo permitiéndole así a las FFAA negociar la conducción política del Estado en una solución cívico-militar dentro del concepto de ‘Democracia Dirigida’ que se ha elaborado para hacer frente a las necesidades de la Patria» (Plan II 1990: 104).

“La secuencia del «día D» incluye, en primer lugar, la ejecución del plan militar.  En segundo lugar, el pronunciamiento contra García «para entregar el gobierno al Presidente Electo Fujimori haciendo ver que las FFAA no tienen ambición de gobernar».  Y, en tercer lugar, la «negociación y acuerdo con Fujimori», que incluye: «Bases de negociación, concepto de ‘Democracia Dirigida’[…]

c. Imposibilidad práctica de solución a la crisis del Perú después del entrampamiento legal que el traidor García Pérez ha producido y la atomización del Congreso lo que hace necesario su RECESO transitorio.

d. Garantía y estabilidad a los agentes económicos con el respaldo de las FFAA (Economía de Mercado).

e. Política de PACIFICACION coherente, planeada y dirigida por las FFAA.

f. Moralización y juzgamiento por traición a la Patria a García Pérez y jerarcas del régimen aprista (Tribunal Militar). […]

De no arribarse a un acuerdo con Fujimori nos moveremos en el escenario # 2 (...)

Contenido: Haciendo conocer que el Presidente Electo no acepta la política de pacificación, moralización y solución a la crisis económica planteada por las FFAA y reconoce no estar preparado para la conducción del país en su actual estado de destrucción en que el traidor a la patria García Pérez lo ha dejado y entrega a las FF.AA de la responsabilidad del Estado» (ibíd.: 104- 105).

“Sin embargo, el desarrollo de los acontecimientos fue mucho más complejo de lo que imaginaron los militares que elaboraron el plan y pensaron que podían copar el gobierno.  Al parecer el principal factor que modificó estos planes fue la presencia de Vladimiro Montesinos en el SIN.  Montesinos habría aceptado en principio el plan, pero con variantes que le daban un lugar preeminente a él y al SIN, disminuyendo el peso específico de los comandos castrenses y de las FFAA como institución.

“Se produjo, entonces, una complicada trama de alianzas, intrigas y enfrentamientos, que dividieron no sólo a los militares que estaban a favor del golpe con los que no estaban por esa alternativa, sino también pugnas entre aquellos que prepararon el Plan.  Entre éstos, algunos se vincularon a Montesinos y otros se mantuvieron alejados de éste y el SIN.  Básicamente, la otra gran división parece haber sido la de institucionalistas que rechazaban la intromisión política en las FFAA y los politizados, que estaban con Montesinos y Fujimori.  Las líneas divisorias no eran muy firmes y se entrecruzaban […]” (pp. 35-36).

“Son fundamentalmente los politizados los que han servido de sustento al gobierno.  Es decir, los que han aceptado el juego de Fujimori y Montesinos, que consistió desde el principio en utilizar como criterios básicos para establecer los cuadros de ascensos y de mando, la posibilidad de manejar a los generales y el mantener la lealtad incondicional de éstos” (p. 37).

Rospigliosi concluye que: “…desde el inicio existió una decisiva presencia militar en el gobierno de Fujimori, en particular del Ejército.  Pero no fueron las FFAA --y el Ejército-- como institución, tal como habían planeado los autores del Plan del Golpe, sino básicamente elementos afincados en el Servicio de Inteligencia Nacional, que usaron a --y se aliaron con-- miembros de la cúpula militar para ir controlando progresivamente las instituciones castrenses.  Fujimori participó desde el principio en este esquema, aunque no está claro hasta qué punto conocía los detalles y los objetivos de las maniobras que iba realizando Vladimiro Montesinos que ha sido, sin duda, desde el principio, el ejecutor de la intervención militar en el poder” (p. 39).

Esta historia continuará.

= = =

Comentarios (1)

En este esquema falta un

En este esquema falta un elemento fundamental para el apoyo al país desbancado, y con la coyuntura de un presidente electo sin plan de gobierno. Montesinos nunca perdió sus contactos con la CIA, y viceversa. La Secretaría de Estado intervino a través de la CIA y Montesinos para copar al nuevo gobierno y neutralizar a las fuerzas armadas, con miras a resolver los problemas de subversión en Colombia que amenazaban con propagarse gravemente al Peru. En lo económico y financiero, EE.UU intervino para concertar un plan con activa participación del FMI y el Banco Mundial (Montesinos ni Fujimori tenían en esto un rol fundamental)... Hay muchas cosas que no se explican sin este rol de respaldo de EE.UU: El "conflicto" con el Ecuador y la "paz" consecuente, y otros. Cuando sale elegido Uribe en Colombia, EE.UU pierde interés en en este apoyo al Perú, clave para su control de la región.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de Belén. Las azoteas han remplazado los techos de teja y ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto