Noticias SER
Logo SER

Bobbio y la Campaña “Tengo derechos”

Enviado el 18/12/2013

Carmela Chávez Irigoyen

Es muy alentador ver que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus) está tomando un papel activo en la difusión de los derechos humanos en el país. El Observatorio de Derechos Humanos (el Observatorio, en adelante), presentado este 10 de diciembre, constituye una iniciativa creativa e innovadora dentro del sector público que vale la pena destacar. Desde ya mis felicitaciones por la iniciativa y el formato.

El Observatorio es un portal web que, con un formato interactivo, visualmente atractivo y accesible, permite al visitante tener una aproximación conceptual a los derechos humanos, los sistemas internacionales de protección y sus instrumentos internacionales, así como a las instancias nacionales y el andamiaje institucional que los desarrollan.

Asimismo, difunde legislación nacional y estándares de derechos humanos que permitirían un diseño de políticas públicas con enfoque de derechos. Uno de sus recursos más interesantes es la Biblioteca Virtual, en donde podemos encontrar publicaciones realizadas por el ministerio, por el sistema de Naciones Unidas, entre otros organismos; y también un vínculo que nos lleva a enlaces de otros organismos como el propio Consejo Nacional de Derechos Humanos o redes de la sociedad civil, como la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, o un Observatorio de casos judicializados por graves violaciones a los derechos humanos.

Una cuestión adicional que ofrece el portal es la difusión de las funciones de la nueva Comisión Nacional contra la Discriminación, formada por diversos sectores del ejecutivo y coordinada por el Minjus. Finalmente, el Observatorio también ofrece dos importantes enlaces que llevan a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Percepciones de Derechos Humanos, la difusión del Programa Nacional de Enseñanza Legal para la Inclusión Social,  y una Campaña de sensibilización llamada “Tengo derecho”. Es sobre esta última que me interesa hacer un comentario crítico.

Bajo el lema “Tener derecho es tener libertad”, el portal muestra en formato video seis testimonios –de Abel, Richard, Silvia, Álvado, Paulina y Kerstin- que dan cuenta de situaciones de discriminación y/o de reflexión de por qué creen que los derechos humanos son importantes para la vida de las personas. Mensajes que llevan a enfatizar un cambio de actitud para la transformación de estas situaciones y desde los cuales el ministerio se posiciona para afirmar que “como peruanos, somos libres de hacer con nuestra vida lo que nos parezca mejor, con la única limitación de no afectar el derecho de nadie”. Y se agrega que el  propósito es reforzar el concepto de que los derechos se basan en el ejercicio de la libertad, y que esta debe ser reconocida como valiosa siempre y cuando no se vulnere la libertad de las otras personas. ¿Es esto realmente así?

“Igualdad y Libertad”, de Norberto Bobbio, es uno de los textos fundamentales que todo defensor de los derechos humanos debe revisar para empezar su labor. Bobbio nos ayuda a entender que ambos conceptos son indivisibles para una justificación de los derechos humanos que pueda ser parte de una teoría de la justicia. Al estar todos los seres humanos en relaciones de desigualdad original –por cuestiones de raza, origen social, sexo, identidad de género, discapacidad, etc- el ejercicio de la libertad individual o colectiva en una relación que podríamos llamar ‘justa’ sólo será posible si tenemos en el medio una suerte de órgano rector que permita la vida en común sin opresión ni violencia.

Sin embargo, la línea de fundamentación propuesta por la campaña parte de un enfoque de libertad negativa que vale la pena discutir y que desde mi punto de vista es insuficiente y descontextualizado frente a los problemas que los ciudadanos y ciudadanas vivimos cada día para que se reconozcan nuestros derechos. Así, por ejemplo, me pregunto si para Abel, un joven tatuado que ha sido discriminado por su arte corporal podrá donar sangre sin que se presuma su peligrosidad. O si Silvia, una valiente árbitro de fútbol, tuvo derechos laborales reconocidos cuando decidió ser madre. O si Angelo, artista del comic, podrá ejercer su libertad de amar formando una familia legalmente reconocida.

El mensaje central de la campaña desarticula lo que el propio Minjus está haciendo en relación a promover la aplicación del enfoque de derechos en políticas públicas; es decir, de promoción de una acción positiva del Estado mediante el cual este interviene para transformar sus propias instituciones, los comportamientos de sus operadores y el ordenamiento normativo. Todo eso supone dotación de recursos, capacitación en nuevas metodologías de gestión pública, facilitar plataformas de acceso a la información pública, y un largo etcétera donde el rol del Estado y sus instituciones es fundamental. Sin Estado con políticas en derechos humanos, no hay derechos humanos. Esa es la base del ejercicio de las libertades y de libre desarrollo de la personalidad: el compromiso de generar sino igualdad, al menos equidad, en el acceso a los servicios del Estado.

Espero con entusiasmo que lo que hemos visto de la campaña sea sólo la primera parte  (al estilo de la generación de derechos de Bobbio) para lo que viene después. Desde ya planteo sugerencias para iniciativas futuras y que se justifican de lo obtenido en la propia encuesta del ministerio. Si más del 75% de los peruanos y peruanas sienten que el Estado no garantiza derechos que hagan posible una vida digna, lo primero en lo que tenemos que sensibilizarnos es en reconocer el derecho a disfrutar del bienestar de la sociedad en la que vivimos. Y de poder participar en esa construcción.  Esta es parte de la agenda real de derechos humanos que, confiamos, el viceministerio de Derechos Humanos hará suya y que esperamos se vea reflejada tanto en el Observatorio, como en las campañas de difusión del ministerio.
 

Comentarios (1)

Estimada Carmela: Qué gusto

Estimada Carmela:

Qué gusto tener noticias tuyas, sobretodo, comentando tan lúcidamente nuestras propuestas. Es muy importante para el MINJUS que la sociedad se involucre con ellas.

Estoy muy de acuerdo contigo en que libertad sin igualdad, es un valor equívoco, y viceversa. El Estado, en efecto, tiene un rol medular en la búsqueda de una sociedad no uniforme, pero sí en la que sus miembros tengan un igual derecho a ser libres, y para ello hay que adoptar diversas medidas positivas.

La campaña "Tengo derecho", no pierde de vista esta elemental premisa. Simplemente, pretende enfatizar que cada ser humano, por ortodoxo o no que sea su proyecto de vida para la mayoría de peruanos, mientras no impida que el resto construya su destino, tiene derecho a construir el suyo.

Como sabes, vivimos en una sociedad en la que la mayoría, por patrones culturales e ideologías muy alejadas del liberalismo igualitario, pretende imponerle a la mujer, al indígena o a quien tiene una orientación no heterosexual (por solo mencionar unos ejemplos) lo que debe hacer (individual o colectivamente) con su vida o le impide realizarse plenamente. En definitiva, es una mayoría que, en función de sus creencias, gusta de usar el Derecho para objetivar a otros seres humanos.

La campaña busca llamar la atención sobre lo importante que es que los seres humanos se empoderen de su dignidad y de su libertad. No pretende agotar toda la fundamentación de los derechos humanos, pues podría perder fuerza en su idea por pretender abarcar mucho. Así nos lo hicieron ver los especialistas en comunicación que también están detrás de ella.

Sin embargo, es posible que pongamos más fuerza en el rol del Estado en la creación de condiciones para el despliegue de la libertad respetuosa de la libertad ajena. Buscaremos enfatizarlo en la continuación de la campaña. Tu comentario ha llamado bien la atención sobre esta omisión.

El pilar de la igualdad buscamos enfatizarlo a través de la Comisión Nacional contra la Discriminación recientemente creada y que también mencionas con propiedad. Hay muchísimo que hacer aquí. Recién ha nacido, pero ahora viene su implementación. Este sí que esperamos que sea un monstruo genial, aunque el trabajo es de muy largo aliento.

Son solo dos políticas (de las varias que vamos creando) íntimamente conectadas, pero con énfasis distintos.

En fin, algo de esto lo desarrollé en un artículo de El Peruano, el martes 10; en el que, por cierto, coincidentemente, citaba el famoso trabajo de Bobbio que refieres. Pásame un correo en el que pueda enviarte el artículo y la conceptualización completa de la campaña "Tengo derecho" (son solo dos carillas). Tu comentario me ha hecho ver que quizá debamos adjuntarla toda en la web.

Mil gracias por permitirnos ver estos vacíos y buscar fortalecer nuestras propuestas. Esperamos contar con tu apoyo y el de muchos otros en estas iniciativas.

Un abrazo,

Roger Rodríguez

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Carmela Chávez
Opinión Libre
Comentario Destacado
Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de Belén. Las azoteas han remplazado los techos de teja y ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto