Noticias SER
Logo SER

Dime cuánto gastas y te diré cuánto te importa

Enviado el 22/11/2017

Ilustración: Ilyan Gómez.

Este sábado tendrá lugar la tercera marcha Ni Una Menos, la segunda de su tipo en este año. En ésta, como es usual, participará la ciudadanía, colectivos de la sociedad civil, estudiantes y como se pudo ver en ocasiones pasadas, instituciones del Estado y personalidades pertenecientes a éste. En las dos oportunidades anteriores hemos contado con la presencia de Pedro Pablo Kuczynski, Mercedes Aráoz, Ana María Choquehuanca, Silvia Loli, quienes, entre otras y otros, marcharon cuadras protestando por la causa. ¿Qué efecto tiene en nosotras esta presencia?, ¿es suficiente que marchen con nosotras para sentir que nos representan?, ¿puede eso traducirse en un compromiso real con Ni Una Menos?

En casi un año y medio, el gobierno ha recibido cifras alarmantes que han cuestionado cómo se gestiona el machismo en el Perú: más de cinco mil denuncias por violencia sexual han sido atendidas en el Centro de Emergencia de la Mujer, de las cuales 70% corresponden a menores de 17 años[1]. Cada día 4 menores de edad -entre los 11 y 14 años- se convierten en madres[2]. Además, somos el quinto país más inseguro en el mundo para las mujeres[3], y los casos de violencia contra las mujeres que se pueden apreciar en los medios son cada vez más atroces. En este contexto, resulta importante preguntarnos por las acciones en concreto que toma el gobierno para luchar por reducir estas cifras y casos.

Una manera de mirar el interés del Estado es a través del gasto presupuestal. Según una actualización al mes de noviembre 2017, a nivel del gobierno central se ejecutó solamente un 0.24% en la categoría presupuestal “Lucha contra la violencia familiar”. Si bien es cierto que existen otros problemas a nivel nacional, la violencia de género es un tema estructural que afecta a tanto mujeres como hombres. Sin embargo, las categorías presupuestales en las que más se gasta están relacionadas al tema militar y de transporte, las cuales están por encima del 9%.

Por otro lado, si nos detenemos en la categoría presupuestal “Lucha contra la violencia familiar” encontramos que más del 90% del presupuesto está destinado a la implementación de una estrategia comunicacional; un poco más del 5% va para la prevención de la violencia familiar en comunidades educativas de educación básica regular y superior; 2% del total está asignado a la capacitación de líderes y lideresas de organizaciones sociales; y el 3% restante se reparte casi equitativamente entre proyectos de orientación a varones para la construcción de una nueva forma de masculinidad que no permitan la transmisión del ciclo de violencia: el desarrollo de programas de emprendimientos económicos como una estrategia preventiva; y el desarrollo de habilidades para fortalecer autoestima y capacidad de decisión frente a situaciones de violencia. Como vemos, la distribución del presupuesto pondera desmesuradamente el primer punto y relega a los otros que son igual de importantes.

Producto/Proyecto

Girado

Ejecutado (%)

Implementación de una estrategia comunicacional para la prevención de la violencia

12,214,696

82.1

Prevención de la violencia familiar en la comunidad educativa de educación básica regular y superior

731,017

81.9

Capacitación a líderes y lideresas de organizaciones sociales

294,321

55.9

Orientación a varones para la construcción de una nueva forma de masculinidad que no permitan la transmisión del ciclo de violencia

64,110

75.4

Desarrollo de programas de emprendimientos económicos como una estrategia preventiva

40,440

78.5

Desarrollo de habilidades para fortalecer autoestima y capacidad de decisión frente a situaciones de violencia

28,043

47.1

Fuente: Consulta Amigable – MEF. Elaboración propia.

Ahora bien, es cierto que encontramos servicios que brinda el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables-MIMP como la Línea y Chat 100, y el CEM (Centro de Emergencia de la Mujer), que atienden casos de violencia. No obstante, sabemos que a nivel de las comisarías la atención a las mujeres que buscan denunciar la violencia es deficiente[4]. En ese sentido, podemos afirmar que no solo es una cuestión de interés, sino también de capacidad.

En este punto, la lectura podría resultar desalentadora. Sin embargo, existen iniciativas desde el MIMP muy reconfortantes. Una de ellas es la del “Toxímetro”[5], una herramienta impulsada para identificar si existen señales de riesgo de violencia de género en una relación de pareja. Se puede acceder a ella desde su sitio web o la aplicación.

En suma, del presupuesto que asigna el Estado a proyectos para contrarrestar la violencia representa casi la cuarta parte del total y dentro de éste, casi el total del dinero está destinado a estrategias comunicacionales de prevención que no tienen un alcance representativo. Sin embargo, reconocemos que si bien hay esfuerzos que se suman a la causa, éstos no son suficientes.

Esperemos que a menos de una semana de la marcha, la presencia -sobre todo- de políticos no sea oportunista ni coyuntural (recordemos que se avecinan las elecciones municipales el próximo año), o sólo para “aparecer en la foto”. Lo que queremos es un verdadero compromiso que se vea reflejado en acciones concretas, en programas que realmente tengan impacto, en en la inversión en los mismos para atender una problemática latente, que nos afecta a todas día a día, hora tras hora.

No basta con marchar con nosotras, queremos ver cambios a corto y largo plazo. La espera acaba con nosotras y el gobierno, desde sus distintas instancias, tiene que entender esto.

 

Alejandra Fuentes y Ana Lucía Núñez forman parte del programa Comadre Jr. de la Plataforma Comadres, espacio que busca posicionar el trabajo de las mujeres en el análisis de la política nacional e internacional.




[1]
              MIMP

[2]              MIMP

[5]              http://www.toximetro.pe/

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Comentario Destacado