Noticias SER
Logo SER

#PerúPaísDeVioladores ...aunque no lo aceptes

Enviado el 25/10/2017

No hay día en nuestro país en que una mujer no sea violentada o no sea violada. No importa la edad, ni el lugar en el que viva. Tampoco si tiene o no tiene ingresos. El hecho es tan cotidiano que ya no sorprende. Sencillamente ocurre y se convierte en parte de un largo vía crucis que miles de mujeres peruanas viven, y se hace más duro aún por la indiferencia de la sociedad y el maltrato de los funcionarios del Estado que en vez de atender a las víctimas, las acusan de ser las causantes de su tragedia.

Es en ese escenario en el que la violación de una empadronadora del INEI en pleno desarrollo de los Censos Nacionales ha generado una reacción en cadena, no solo entre quienes vienen luchando por la implementación de políticas públicas que prevengan la violencia contra la mujer, sino también en la ciudadanía que siente que ha llegado la hora de cambiar las cosas. Lo lamentable es que hasta el día de hoy existe un sector que se resiste a aceptar que esta violencia requiere de una política de Estado y pretende ignorar lo que los hechos y la magnitud de las cifras muestran de forma irrefutable: no hay mujer peruana que no esté expuesta a las agresiones. Todas lo están.

Hay quienes argumentan que esta violencia la cometen hombres “enfermos” que no pueden controlar sus impulsos sexuales frente a mujeres que “los tientan con sus encantos” o “los seducen”, o que inclusive “consienten la relación”, entre otras cincuenta razones más que reducen todo al plano de los deseos. Quienes sostienen estas posiciones niegan de plano que la violencia de género es la expresión de relaciones inequitativas de poder en una sociedad como la nuestra, que privilegia a los varones subordinando a las mujeres. Relaciones jerárquicas que se asientan sobre un machismo profundamente arraigado donde los hombres se sienten los dueños de las mujeres y por tanto pueden disponer de ellas como mejor les plazca. Así somos parte de una cultura de la violación, instalada y normalizada: desde el acoso que no se percibe como tal, la exposición de las mujeres como objetos en los medios o la manera en que se culpabiliza a las víctimas, entre otras.

En Noticias SER consideramos que la resistencia a enfrentar el problema de la violencia contra la mujer es ante todo un problema político, porque cualquier política pública que busque prevenirla o enfrentarla, pone en cuestión los cimientos de una sociedad jerárquica que considera que la vida de los peruanos vale más que la vida de las peruanas. Y esto implica enfrentar a sectores profundamente conservadores y autoritarios que enarbolan las banderas contra las políticas que buscan reducir la desigualdad entre hombres y mujeres. Contra esa coalición de poderes eclesiásticos, políticos y empresariales que con sus acciones se hacen cómplices de violadores, acosadores y agresores, es contra quienes seguiremos dando la batalla.

#PerúPaísDeVioladores es un llamado urgente al Estado y a la sociedad en su conjunto.

Comentarios (2)

Estoy totalmente de acuerdo

Estoy totalmente de acuerdo con el "San Benito", diría mejor la denominación de origen, si somos un "Pais de Chefs" o de "Hermosos Paisajes", o de "Emprendedores", estamos afirmando la existencia de estas profesiones , y fenómenos en nuestra realidad. Si queremos no ser un País de violadores, entonces ataquemos el problema desde el piropo, asumamos la realidad como adultos y adultas, y no pretendamos que con una retracción del apelativo, se solucionará el problema.

Estoy de acuerdo con que el

Estoy de acuerdo con que el sanbenito no es justo. Es ofensivo y denigrante. La violencia y la ignorancia son los enemigos, la falta de castigo al violador o maltratador de los que están en situación de desventaja, la crueldad, el abuso, la promiscuidad, la miseria, las personas que nacen, crecen y viven en estado de violencia y son dejados a su suerte. La ausencia de salud pública, el maltrato de los derechos, como sucede en los hospitales, Donde a un enfermo diagnosticado de cáncer se le da una cita para dentro de 5 meses, no es eso un caldo de cultivo para el resentimiento, la rabia, la violencia? La ineficiencia y corrupción del Poder Judicial o un sistema que los sobrepasa, y en un lamentable porcentaje de las Fuerzas Policiales. No, el Perú es un país emprendedor en el que para una mayoría no han justicia social, sino mucha, muchísima miseria.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Cruce de caminos

Más allá del diálogo

Jairo Rivas Belloso

Comadres

Nuestro Consumo, Nuestros Bosques

Sandra Dalfiume

Más de cien palabras...

Totalitarismo de las mayorías

Gustavo Ruiz

Historia

El fin del ‘Indigenismo Garcilacista’ y ...

Nicanor Domínguez Faura

La trenza suelta

Abogad@s: más poder para el frente ...

Cruz Silva Del Carpio

Comentario Destacado
Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de Belén. Las azoteas han remplazado los techos de teja y ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto