Noticias SER
Logo SER

Las víctimas de violaciones sexuales no acceden a la justicia

Enviado el 25/10/2017
Por: 
Omar Rosel

El caso de violación a una empadronadora voluntaria durante el Censo, ocurrido el pasado domingo 22 de octubre, ha generado el repudio de la opinión pública, así como de diversos sectores políticos. Esta situación ha vuelto a poner en la agenda pública las cifras alarmantes que registra nuestro país sobre violencia sexual y otros tipos de violencia contra la mujer. Sobre ello, Noticias SER conversó con Susana Chávez, Directora General del Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos-Promsex.

¿Qué revelan las cifras sobre la violencia sexual contra la mujer en el Perú?

Las cifras se han comenzado a incrementar y visibilizar. El que Lima sea considerada una de las ciudades más violentas, y que está ocupando uno de los puestos altos sobre prevalencia de denuncias en comparación de hace 2 años, ha ido acumulando en la opinión pública y en el sentido común que hay más casos de violencia. Hay una mayor visibilización de la violencia, aunque son hechos que viene ocurriendo históricamente.

A pesar de ello, ¿considera que aún tenemos un subregistro de violaciones?

Más o menos hablamos de un subregistro de 95%, así de alto. Esto tiene mucho que ver con la falta de acceso a la justicia y a que las víctimas definitivamente no están encontrando una adecuada protección. Hace poco me acaba de llamar una señora cuya hija ha sido violada, fue dopada. La víctima ha sido salvada por los vecinos, pero no se le proveyó de ningún tipo de atención de emergencia, no la llevaron a una emergencia médica a pesar de estar inconsciente, la llevaron a una comisaría. No le administraron ningún tipo de insumo para evitar el embarazo, para evitar el VIH o alguna enfermedad de transmisión sexual. El sistema de Medicina Legal no le dió ni siquiera información. Las víctimas de violaciones sexuales no acceden a la justicia, porque esta no está respondiendo a todo lo que las mujeres están demandando.

¿Se puede afirmar que el sistema de Justicia revictimiza a la mujer que ha sufrido violencia sexual?

Hay distintos niveles. En la policía todavía hay serios obstáculos para asumir las denuncias. De otro lado no hay una adecuada preparación de las fiscalías. Las leyes que tipifican la carga del delito están en función de estereotipos, por ejemplo, si la víctima ofreció o no ofreció resistencia o si una mujer es discapacitada o no está discapacitada, como si la violación en sí misma no fuera ya una afrenta y un crimen. Es decir, si me asesinan, no importa que yo haya sido discapacitada o profesional o niña, allí el crimen es el crimen. Y la protección a la víctima que está contemplada en las leyes todavía no se operativiza, si uno mira la ley hay varios servicios, pero en la realidad no existen.

Sobre la evidencia de la falla de intervención ¿hay cambios que se está emprendiendo?

Hay leyes, pero todavía hay mucha distancia en su implementación y eso está generando muchísima frustración.

¿Por qué buena parte de la sociedad culpa a la mujer cuando ha sido abusada sexualmente o violentada?

Creo que tiene que ver con esta profunda desvalorización de la mujer. Ni siquiera superamos este concepto de que la violación es una atentado al honor, en vez de verla como un delito contra la integridad, como un riesgo para la vida. No se habla de la dignidad, sino del honor. Por ahí hay todo un tema, donde la mujer todavía está simbolizada y entendida como la mujer que la aguanta todo y la mujer puede aguantar la violencia, en una sociedad regida por la profunda inequidad social. Cuando alguien dice que las mujeres tienen igualdad de derechos, lo real es que los tenemos en el papel, pero las evidencias dan cuenta lo mucho que falta  trabajar. De igual modo, la forma cómo vamos identificando este tipo de crímenes, que además se configuran como crímenes de baja intensidad, ya no alertan a nadie, se naturalizan.

En el caso de la violación a una voluntaria del censo, ¿las instancias judiciales procedieron de la mejor manera?

En lo que he insistido, es en preguntar si a esta muchacha se le proveyó o no la atención médica de emergencia. Nadie me ha contestado hasta ahora. Sí no ha sido así, ese es un tremendo riesgo.

¿Qué opinas sobre las reacciones que se han registrado en torno a este caso?

Siempre van existir quienes justifican la violencia contra la mujer, por ello hay que seguir trabajando con la cuestión educativa. Además hay que pedir cuentas, por ejemplo si el INEI tiene pautas de protección para sus encuestadoras y encuestadores. Lo otro es, si tenemos una norma que obliga a la transversalización del enfoque de género en nuestras instituciones y cuánto se viene cumpliendo.¿El INEI tiene una oficina género? esa es otra pregunta que debemos hacerles.

¿En términos generales considera que actualmente el estado está haciendo lo que debe para prevenir la violencia sexual contra la mujer?

No. Creo que hay mucho camino que recorrer, creo que hay una especie de reconocimiento, pero esto aún no se concreta efectivamente en medidas reales y esas medidas son las que tenemos que exigir para empezar a prevenir.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Cruce de caminos

Más allá del diálogo

Jairo Rivas Belloso

Comadres

Nuestro Consumo, Nuestros Bosques

Sandra Dalfiume

Más de cien palabras...

Totalitarismo de las mayorías

Gustavo Ruiz

Historia

El fin del ‘Indigenismo Garcilacista’ y ...

Nicanor Domínguez Faura

La trenza suelta

Abogad@s: más poder para el frente ...

Cruz Silva Del Carpio

Comentario Destacado
Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de Belén. Las azoteas han remplazado los techos de teja y ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto