Noticias SER
Logo SER

El “desarrollo” nacional y las hidroeléctricas

Enviado el 26/12/2011

Antonio Zambrano Allende

La ley fue la número 29760, su nombre de soltera: Corina. Treinta años luego de su nacimiento se casa con el gobierno de Alan García para asumir el menos seductor nombre de Proyecto Marañón que cual Espada de Damocles amenazaba las arterias del Amazonas, proponiendo la construcción de 20 hidroeléctricas en las cuencas de los ríos Marañón y Huallaga desde Huánuco hasta Loreto (1).

Corina resucitó como Proyecto Marañón el 21 de julio de este año, a siete días del fin de la gestión de García. Y aunque es cierto que solamente unas semanas después, y con un nuevo Congreso se derogaría la norma a petición de la bancada de Gana Perú, la cosa no es tan simple ni corta.

El proyecto, que el día de hoy se da nuevamente por muerto, consistía en represar 20 veces el río; es decir, la retención con enormes muros de su caudal creando lagunas artificiales que impiden el flujo de sus aguas. Pero, ¿cuál es el problema con esto?

Impactos

Una hidroeléctrica implicaría el corte de los nutrientes que se trasladan en el agua ya que, al represarse, ellos se asientan en la base y dejan de fluir junto con el recurso hídrico cuando se abren las compuertas de la hidroeléctrica, lo que implica que la alimentación de las tierras de la cuenca reduce su productividad y el ecosistema se modifica drásticamente.

Además, muchos de los peces que viven en el río se reproducen movilizándose de un lado al otro. La represa implicaría en muchos casos su desaparición y con ella el desabastecimiento de alimentos de buena parte de las poblaciones ribereñas, en especial las comunidades indígenas de la selva para las cuales el pescado representa aproximadamente el 80% de sus nutrientes.

Adicionalmente, lo que no nos informan cuando nos ofrecen las hidroeléctricas como fuente de energía limpia es que ésta es altamente contaminante, ya que mientras más agua se represe y más territorio boscoso quede sumergido, implicará que la putrefacción de toda esta vegetación muerta -tanto sobre la tierra como debajo de ella- emita gas metano, hasta 21 veces más generador de efecto invernadero que el conocido CO2, por un tiempo que puede ser igual al de la vida útil de la hidroeléctrica. Al mismo tiempo, la modificación en la composición del agua terminaría matando a los peces que se quedaron en el embalse.

Igualmente, el desplazamiento forzado, la colonización en espacios antes no habitados, la deforestación y degradación de los bosques y hasta la prostitución y trata de personas alrededor de las construcciones de estas grandes obras son efectos negativos que se han registrado no solamente en nuestro país sino en toda Sudamérica en torno a estas infraestructuras y de muchos megaproyectos

El gobierno

Aunque la ley del Proyecto Marañón ha sido derogada, tanto el mensaje a la Nación del presidente Ollanta Humala como la presentación del primer ministro en el Congreso de la República ratifican la necesidad de la construcción de represas e hidroeléctricas para abastecer las necesidades nacionales; sin embargo, la certeza con la que se habla contrasta con la falta de un Plan de Desarrollo Energético Nacional que permita ordenar nuestro consumo interno, además para conocer dónde y con qué tipo de energía es que deberíamos pensar nuestra Matriz Energética. Y no sólo eso, sino también “para qué” y “para quién” se proyecta nuestro crecimiento del consumo energético, que durante el anterior gobierno, estuvo determinado únicamente por la proyección de las necesidades de la gran minería.

Hace pocas semanas, el ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, mencionaba (2) que el desplazamiento de los pueblos por las grandes centrales del posible Acuerdo Energético Perú-Brasil sería beneficioso para ellos, y que éste es muy importante para afianzar nuestra soberanía nacional en la materia.

Agilidad empresarial o realidad paralela

La gran inversión se mueve en varios aspectos de manera simultánea; y en éste, como en otros campos, ha ido avanzando sin prestar mucha atención a la aprobación o no del Acuerdo Energético Perú-Brasil o de grandes paquetes de proyectos. Es por eso que Odebretch y otras empresas de capitales brasileños (Furnas, OAS, Electrobras) han pretendido tomar la delantera con los trámites de Inambari, Paquitzapango y Tambo 40, entre otras hidroeléctricas; mientras el debate se iba dando entre y dentro de los Estados. Hoy empezamos a saber que las resistencia ha dado sus frutos y las inversiones, sin consulta y que pretendían el desplazamiento forzado de miles de personas se han detenido o se han abandonado los proyectos.

Sin embargo, en el norte la figura es más reciente y el conocimiento es menos articulado alrededor de este tema. Es así que hace pocos días nos enteramos que en la misma zona donde se hubiese establecido una de las primeras hidroeléctricas del Proyecto Marañón, la empresa Hidroeléctrica Marañon S.R.L. ha presentado un proyecto MDL(3) (Mecanismo de Desarrollo Limpio) a las Naciones Unidas para recibir fondos por un proyecto que consiste en una  hidroeléctrica de pequeña magnitud, pero que impactaría a los distritos de Llata, Jacas Grande, Quivilla  y Pachas en la provincia de Huamalíes y Dos de Mayo en Huánuco. Como estas, los estudios se siguen desarrollando de manera sigilosa y sin la explicación detallada de cuáles son los propósitos de la generación de esta energía o los usuarios finales de la misma.

Territorio colonizado y/o la colonialidad de la imaginación

Así como el Proyecto Marañón y su hermano mayor, el “Acuerdo Energético Perú – Brasil”, los grandes proyectos de infraestructura o de industrias extractivas en nuestro país piensan el Perú en una sola dirección y bajo un solo interés: el del gran capital,  que ordena los territorios, las poblaciones y los ecosistemas de acuerdo a sus necesidades estratégicas coyunturales. Allí tenemos que las carreteras interoceánicas que unen puertos en ambos lados de Sudamérica y que suman 2,537 kilómetros (en Perú) con una inversión de alrededor de 4,600 millones de soles, equivalente al costo de lo que pudieron haber sido 110,000 kilómetros de caminos rurales y de herradura que podrían estar uniendo el día de hoy de manera mucho más eficaz a los pueblos condenados a la desconexión física de sus capitales de provincia y región.

De igual manera, muchas de las proyecciones de crecimiento del sector energético hechas por el Ministerio de Energía y Minas se encuentran fuertemente influenciadas por las necesidades y el lobby de la minería, actividad que representa el 60% de nuestras exportaciones pero una cantidad microscópica del empleo nacional (1%). Lo cual nos lleva a la crítica del modelo de desarrollo que nos ve únicamente como productores de piedras y postres, con muy poco valor agregado de nuestros productos además de la incapacidad para pensar en otras alternativas de producción y reproducción de nuestra economía.

Notas:


1)    La cuenca del Marañón implica a Huánuco, Áncash, La Libertad, Cajamarca, Amazonas y Loreto; y la de Huallaga a Huánuco, San Martín y Loreto.
2)    Diario La República 18 de octubre del 2011: http://www.larepublica.pe/18-10-2011/mem-justifica-el-acuerdo-energetico
3)    http://cdm.unfccc.int/Projects/Validation/DB/BIJ2YWQWVGO12RMKQHR4MP3WMV2...


Artículo publicado en revista Voces Nro. 38. Diciembre 2011. Cajamarca. Asociación SER.

Comentarios (1)

Conflicto conga: la

Conflicto conga: la negociacion sin representación.
Por Juan Limay.

El ministro encargado de negocia los conflictos y los intereses del pueblo, parece que tiene un único sentido de vista que mira a los que convergen con él y niega a los que discrepan. No importa que no represente a nadie, que no los hayan elegido democráticamente como se había solicitado para ser un intermediario válido en el conflicto del agua.
Este que debiera ser un tema de común acuerdo por la defensa del agua ha pretendido ser desviado hacía un conflicto antiminero, mentira ocena. Que alguna autoridad de Cajamarca válida con su presencia silenciosa en Lima. Habrá que preguntarle que temas expuso o es que le expusieron a él lo mismo que dice siempre Valdés.
En una cosa tiene razón Goyo cuando se refiere al ministro del interior hoy premier, está baldao (baldado) para el dialogo. Hoy se reunió con unos cuantos individuos que no se llevan ninguna representación de Cajamarca, máxime ser propagandistas de Yanacocha, con su clínica Limatambo, su fantasmagórica Pro-ambiente que gasta inmensas cantidades de dinero con su nuevo tiempo.
Nuevo tiempo para Cajamarca si, no para subsanar mentiras erróneas de un estudio mediocre de los mejores técnicos de Yanacocha que han intentado negociar a las espaldas del pueblo, reunidos en palacio por horas; y en Cajamarca solo de par en par. Estuvieron aquellos que se arrogan representatividad dentro del gremio pro minero como la cámara de comercio; dónde estuvierón los representantes del mercado central, de la paradita santa rosa, lecheros, camioneros, ganaderos, estudiantes y ciudadanos. Hombres y mujeres de Cajamarca, la niñes del presente y el futro de cajamarca que protesto pacificamente durante dias en las calles. Quién represento a los cientos de vecinos que han saludo la lucha izando su bandera en casa.
Sólo los que tienen negocios millonarios viven en Cajamarca señor Valdés, por tanto podemos decir que Ud. esta bien enterado de la problemática de Cajamarca, mirada con gafas interesadas por el poder económico, todo es posible
Proambiente yanacochino, nuevo tiempo en Cajamarca. Sí. Pero no, con este tipo de minería que destruye cuencas y vida.
Nuevo tiempo sí, no para subsanar errores que traen muerte.
Nuevo tiempo si, por la defensa del agua y las lagunas de conga.
Nuevo tiempo para Cajamarca, sin minera que destruya las cuencas del Perú.
Si el Perú no quiere sus cuencas Cajamarca si. Las va a defender con binza en mano, tomando agua vertida por sus apus, encabezados por el Quilish, bañados del sudor del combate en las lagunas de conga.
Aquí no se va derrama sangre, pero si sudor y lagrimas.
Aquí el pueblo no va a apagar el rescate, que ya pago por siglos.
Aquí en Cajamarca comenzó la lucha por el agua, aquí se defiende la herencia sagrada de los abuelos, para los ñetos, aquí se lucha por el agua, aquí se dice no va, a la economía irracional.
Suenan los clarines, cojan su binza, vamos a luchar por el agua y la vida. Por la historia, del rondero desconocido que lucha por la existencia de la humanidad.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Antonio Zambrano
Desarrollo
    Comentario Destacado
    Hace poco estuve por Cajamarca luego de algunos años. Nunca habia visto a la ciudad tan fea. Un crecimiento desordenado e improvisado. Cero planificación o si la hubo fue muy mal ejecutado. Ni siquiera el centro histórico se salva ya de esa barbarie. Los patios de las casonas prácticamente han desaparecido. Construcciones de ladrillo sin tarrajear se han apoderado de ellos , tal como es el caso de las casas que rodeaban la plazuela de Belén. Las azoteas han remplazado los techos de teja y ... Leer más >>
    El Video de la semana
    Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
    Enlaces
    texto