Noticias SER
Logo SER

El Grupo de Trabajo de Naciones Unidas insta a miembros a hacerle frente al frackting

Enviado el 27/01/2016

Compartimos con ustedes la siguente carta abierta del organismo de Naciones Unidas y sus propuestas al grupo internacional de trabajo:

 

Grupo de Trabajo sobre Derechos Humanos y Empresas Transnacionales y Otras Empresas Comerciales 

Nosotros, y los 511 suscritos individuales, institucionales y coaliciones, de diversos rincones del mundo, nos contactamos con ustedes para transmitirles una creciente preocupación mundial que afecta a la plena realización de los derechos humanos debido a la evolución de una actividad empresarial de alto riesgo social y ambiental llamada fracturación hidráulica. 

La fracturación hidráulica o el fracking, es una tecnología industrial desarrollada recientemente, pero que evoluciona rápidamente en la industria del petróleo y gas. Consiste en perforar al suelo e inyectarle agua, sílice y productos químicos tóxicos a niveles profundos de la geología (en piedras de esquisto) a muy alta presión, con el fin de abrir grietas en el esquisto, lo que libera el petróleo y el gas atrapados en el roca. 

A diferencia de las operaciones de petróleo y gas convencionales, la fracturación del esquisto (el fracking) emplea cantidades voluminosas de agua dulce, hasta 20,000,000 litros de agua por pozo. También genera grandes cantidades de residuos tóxicos líquidos para los que no existen instalaciones de tratamiento y eliminación segura y adecuada. Los residuos del fracking, que son a veces radiactivos, comúnmente se descartan mediante la inyectan en pozos bajo tierra. A veces esta agua contaminada genera retornos a superficie contaminando el agua de subsuelo. También se han registrado temblores causados por estas voluminosas y pesadas inyecciones. O, simplemente los residuos de esta agua contaminadas se entierran en los mismos sitios donde se hace el fracking o en rellenos sanitarios municipales que no están equipados técnicamente para recibir estos efluentes industriales. Todos estos procesos generan grandes riesgos para el ambiente y para las personas. 

Desde que empezaron las preocupaciones por las operaciones de fracking durante la última década, han aparecido más de 600 estudios científicos1 y miles de informes periodísticos que han demostrado que la fracturación hidráulica provoca impactos adversos significativos. Estos incluyen la contaminación del agua y del aire, terremotos, deforestación, la contaminación de aguas superficiales y subterráneas por químicos utilizados en el fracking, hidrocarburos, residuos de petróleo y residuos radiactivos, así como cicatrices en la tierra. También se ha registrado contaminación lumínica, contaminación acústica, el aumento de accidentes de tránsito y muertes, la caída en valores de la propiedad, la rápida industrialización de zonas residenciales y de la vida silvestre, la fragmentación de la comunidad, y otros típicos efectos negativos que conlleva el rápido desarrollo industrial. También y aun más preocupante son los impactos registrados en la salud, incluyendo enfermedades respiratorias, lesiones en la piel, nauseas, y malformaciones de nacimiento. 

A nivel local, las personas que viven cerca de las zonas donde se realiza la fracturación hidráulica, informan de una amplia gama de efectos adversos para la salud que se pueden atribuir a la exposición a productos químicos utilizados en el fracking, entre estos hidrocarburos y otras emisiones provenientes de operaciones tanto en la exploración como en la extracción del combustible por este método. Los productos químicos utilizados en las diferentes etapas de la fracturación hidráulica, pueden dañar y deteriorar todo el sistema humano.2 La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) y científicos independientes han identificado más de 1.000 ingredientes químicos utilizados como fluidos de fracturación hidráulica, que se inyectan en el suelo.3 La EPA señala los riesgos de la fracturación hidráulica para la salud debido a la posible contaminación de cursos de agua, citando "casos específicos en los que uno o más mecanismos provocaron impactos sobre recursos de agua potable, incluyendo la contaminación de los pozos de agua potable." 

Los más notorios estudios de fracking documentados provienen de la propia industria de petróleo y gas, mostrando, por ejemplo, que las cañerías y recubrimientos de cemento subterráneas, por las que fluyen los combustibles fósiles extraídos junto a los fluidos del fracking que contaminan las fuentes subterráneas de agua potable, y emanan metano a la atmósfera, estallan o se agrietan con frecuencia asombrosa. Aproximadamente el cinco por ciento de todos los pozos de petróleo y gas producen fugas inmediatamente después de la perforación inicial y en casi el 60% de los casos se producen fugas después de un período de 30 años, según un estudio sobre fugas realizado por una conocida empresa de petróleo y gas. Una presentación de La Sociedad de Ingenieros de Petróleo informó recientemente que aproximadamente el 35% de todos los pozos de petróleo y gas en el mundo evidencian fugas.

Los procesos que llevan a emprendimientos de fracturación hidráulica raramente consultan a las partes interesadas en las decisiones relativas a los usos del suelo o sobre la expansión de sus operaciones, incluyendo por ejemplo en tierras indígenas. En algunos casos, las decisiones de inversión en la fracturación hidráulica se realizan en el marco de negociaciones secretas entre empresa y Estado mientras que las comunidades que deben enfrentar los impactos del fracking son víctimas de represión brutal de la policía cuando legítimamente exigen participar en las decisiones que gobiernan la inversión. 

A nivel mundial, el impacto acumulativo de la fracturación hidráulica también es profunda. Pese a las afirmaciones de la industria que la extracción de gas natural mediante la fracturación hidráulica ayudará a hacer frente a las tendencias de cambio climático mediante la sustitución de energías que emiten CO2. La realidad es que la tecnología empleada actualmente por empresas que realizan fracturación hidráulica es inadecuada, y resulta en la significante emisión de metano fugitivo a la atmósfera. Teniendo en cuenta que el gas metano es aproximadamente 72-100 veces más potente como gas de efecto invernadero que el CO2, la fracturación hidráulica está exacerbando el cambio climático, no mitigándolo. 

Evidentemente, los impactos de la fracturación hidráulica coloca prácticamente a todos los derechos humanos en situación de riesgo, incluyendo el derecho a la salud, el derecho al agua, el derecho a la alimentación, el derecho a la tierra, el derecho a la propiedad, y a un medio ambiente sano, el derecho a la libre determinación, al trabajo, a un nivel de vida digno, y el derecho al acceso a la información y al acceso a la justicia, así como a la libertad de expresión y participación. Inclusive, el derecho humano más esencial y más básico, el derecho a la vida está en riesgo por las operaciones de fracturación hidráulica. 

Considerando la gravedad de los riesgos implicados en la fracturación hidráulica, muchos gobiernos, entre ellos las provincias de Texas, Nueva York, Colorado, Maryland, Vermont, New Brunswick y Quebec, así como los países de Francia, Bulgaria y Alemania, han adoptado una posición cautelosa ante la actividad. Después de fundadas consideraciones y numerosos estudios que revelan los peligros del fracking, estos gobiernos o bien han prohibido la actividad o decidido suspender las operaciones de fracking hasta poder evaluar la información existente sobre los riesgos e impactos sociales y ambientales de la actividad. 

Otros gobiernos, a pesar de estos riesgos, han preferido cortar camino y arriesgar respecto a estos impactos desarrollando políticas energéticas que incluyen fracturación hidráulica sin consultar las partes interesadas, mientras que muchas empresas han ignorado procedimientos de debida diligencia para identificar, evaluar y abordar las dimensiones de derechos humanos afectadas por esta actividad industrial. 

Solicitud al Grupo de Trabajo: 

El propósito de esta carta es advertir al Grupo de Trabajo sobre Derechos Humanos y Empresas Transnacionales y Otras Empresas Comerciales sobre los riesgos de la fracturación hidráulica respecto a la plena realización de los derechos humano, y para pedirle al Grupo de Trabajo que registre y aborde este tema. Nos gustaría hacer hincapié en que el fracking es de importancia primordial para el mandato del Grupo de Trabajo, dadas sus profundas implicaciones para la realización de los derechos humanos, entre estos, en relación con el deber del Estado de proteger los derechos humanos, la responsabilidad empresarial de respetar los derechos humanos, y los derechos de las víctimas a tener acceso a la remediación efectiva en casos donde la fracturación hidráulica ha causado violaciones de derechos humanos. 

Las operaciones de fracturación hidráulica, incluidas las actividades de exploración, extracción, procesamiento, almacenaje, y transporte, están en aumento en todo el mundo. Visto que esta práctica está en etapa evolutiva, su relevancia en cuestiones de derechos humanos seguirá siendo importante y por su gravedad en los impactos sociales y ambientales que conlleva, estará en el centro de conflictos locales donde se pretende realizar esta práctica industrial. Por esta razón, es importante que el Grupo de Trabajo participe en esta discusión, que adquiera conocimientos sobre la práctica y sus consecuencias para la sociedad a fin de que pueda comprender los riesgos que supone para los derechos humanos, y lo más importante, para ayudar a guiar a la sociedad, a Estados y a empresas, a hacer frente a estos impactos antes de que se materialicen y para remediarlos una vez que los impactos ya hayan ocurrido. 

Proponemos al Grupo de Trabajo: 

-Adoptar un enfoque preventivo sobre la fracturación hidráulica y teniendo en cuenta la información ya ampliamente disponible y documentada sobre los impactos en la salud y en el medio ambiente de la actividad, emitir una declaración de preocupación sobre los impactos potenciales de las operaciones de fracking a los derechos humanos:

- Colaborar con los Estados, con académicos, con el sector de petróleo y gas, con organizaciones de derechos humanos y con otros grupos interesados, a identificar las cuestiones pertinentes de derechos humanos implicadas por operaciones de fracturación hidráulica; 

- Colaborar con socios afines y buscar ayuda para elaborar un informe sobre las implicancias para los derechos humanos, los riesgos y los impactos de la fracturación hidráulica; 

- Colaborar con especialistas para el desarrollo de materiales de orientación para los Estados y para las empresas de petróleo y gas, para considerar de forma adecuada los impactos en los derechos humanos y realizar evaluaciones antes, durante y después de cualquier operación de fracturación hidráulica prevista o en curso; 

- Invitar a que grupos de interés envíen información respecto a sus experiencias con la fracturación hidráulica, incluyendo presuntas víctimas individuales y comunitarias de las operaciones de fracking para informar al Grupo de Trabajo en cuanto a sus preocupaciones sobre los riesgos de derechos humanos reales, potenciales o supuestos y los impactos causados por operaciones de fracturación hidráulica; 

Estamos a disposición para asistir al Grupo de Trabajo con estas tareas. 

 

Respetuosamente, 

 

Josh Fox Jorge Daniel Taillant Paloma Munoz Quick 

Director de Gasland Director Ejecutivo CEDHA/CHRE Asesora en Empresas y Derechos Humanos 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Columnistas

Dákamau

La importancia de ser diferente

Francoise Cavalié Apac

Cavilando

Conflictos, huelgas y centralismo

Mirtha Vasquez

Visiones del desarrollo

Desenterrando conflictos

Fabiola Yeckting Vilela

Historia

Atipanakuy

David Quichua

La trenza suelta

La peligrosa trampa en la reforma del CNM (y ...

Cruz Silva Del Carpio

Opinión

La manipulación de la historia

Camila Gianella

Pedestal para nadie

Nadie sabe cuanto hemos sufrido, carajo

Christian Elguera

Comentario Destacado
Siempre he admirado a SER, por su capacidad crítica, su nivel de visión de la realidad, pero esto no es lo que hemos leído en los diarios. Se ha querido ningunear a los docentes. Por eso hoy al ver su publicación me emociona, pues no todos los peruanos y peruanas piensan con mentalidad de CLASE A. Hay AMIGOS Y AMIGAS HA SIDO MUY DURA LA LUCHA, los maestros son gente de nuestros pueblos empobrecidos o de nuestros barrios periféricos, no se reconoce al maestro como un profesional, sufre el ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto