Noticias SER
Logo SER

Izquierda que comunica rompe el estigma

Enviado el 27/03/2013

Yeiddy Chávez

En la última exposición de motivos entre los representantes del SI y del NO, los actuales regidores Pablo Secada y Luis Felipe Calvimontes, ambos miembros del Partido Popular Cristiano, hicieron algo que al parecer estuvo fuera del libreto, pero que indudablemente fue la cereza del postre de una visión retrograda sobre los diferentes partidos de izquierda. Estos regidores mostraron un cartel con el rostro del regidor Fidel Ríos, perteneciente al Partido Comunista del Perú, y expusieron abiertamente su preocupación ante la posibilidad que el proceso de revocatoria tuviera un desencadenante catastrófico, es decir, el ascenso de un “comunista” alguien que para ellos es una amenaza, un retroceso, alguien en el cual nunca se debe confiar nada.

Es interesante remarcar que parte de la derecha peruana ve a las izquierdas como un conjunto de grupos políticos que se encuentran en contra la inversión de capitales y en la cual hay muchas dudas de su apuesta democrática y son un freno para el desarrollo y el futuro del país, a grosso modo, la derecha dura piensa en las izquierdas como un conjunto de grupos políticos que recogen y practican una tradición antidemocrática, anti liberal y autoritaria.

Al estigma  de “comunista y retrogrado” se suma la equivocada forma de ver a las izquierdas como incapaces de llevar a cabo una buena gestión en cualquier espacio estatal, pero yendo a un plano conspirativo no es delirante la hipótesis de un alineación de actores ultra conservadores que son responsables de gestionar un plan concertado para extirpar a las izquierdas de cualquier espacio de poder, y si no se lograra tal objetivo, se pasaría al plan B  que es minimizar de cualquiera manera sus posibles logros.

Esta forma de pensar a las izquierdas no se da de manera espontánea, sino por el contrario, es producto de la hegemonía neoliberal, en las cuales los actores políticos de izquierda han estado casi invisibilizados y los pocos pensadores y partidos políticos que dieron batalla, lamentablemente no se dieron abasto para una enorme batalla. Tal hegemonía ha creado referentes económicos que se fueron convirtiendo en “verdades políticas indebatibles”. La hegemonía neoliberal proclamó la necesidad de la atomización del Estado, se puso las bases de un Estado garante de los actores empresariales, se consolidó el sistema exportador primario, se exaltó los resultados de una política macro económica y quizás lo más nocivo, la visión de que el mercado es el único medio por el cual se acabara la pobreza y las desigualdades sociales.   

Ante este escenario político la izquierda peruana, tiene un camino interesante y tiene argumentos suficientes para romper los estigmas. Uno de los factores positivos a remarcar es que las izquierdas se han vuelto a visibilizar como un actor que tienen capacidad política para ganar elecciones y que ha sido demostrado en el último proceso revocatorio.

En los últimos días se planteó, desde los diferentes sectores de izquierda, la posibilidad de la construcción de un frente amplio, que agrupe a todas las izquierdas interesadas en competir en unidad por los puestos de los regidores revocados y también con la visión de una confluencia para las elecciones municipales y presidenciales. Pero creo que existe una tarea compleja pendiente que implica comunicar, presentarse ante al otro, antes que otros lo hagan por ti. No es una tarea fácil, presupone decirle al ciudadano ¿qué es la izquierda de la que tanto se habla hoy en día? ¿cuáles son sus luchas?, volver a comunicar sobre temas tan dejados de lado como son la igualdad y la inclusión social, hablar de volver a tener un Estado representante del ciudadano y no de las corporaciones, implica decir que la derecha maneja propuestas desfasadas ya que promueve algo que viene desde la colonia, que es la exportación de materias primas, implica manifestar su convicción democrática que la une con experiencias  propias y latinoamericanas desde Allende en Chile, Lula en Brasil, pasando por Alfonso Barrantes, Hugo Chávez en Venezuela y Néstor Kirchner en Argentina.

En tal sentido, la izquierda debe sacar a relucirse como un actor propositivo para cambiar las formas de la política real, no sin antes comunicar: esto es lo que somos, no tienen que tenernos miedo, no somos Sendero Luminoso, no somos autoritarios, no estamos en contra de la inversión, creemos en los procesos democráticos y tenemos una visión de desarrollo distinta y más amplia que la derecha.
 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
El tratamiento de los conflictos en el mundo se ha convertido en una especialidad más que necesaria pues ante la represión policial o militar mecánica hemos visto que la espiral de violencia no ha hecho más que aumentar. Por eso es que el diálogo es la única herramienta frente a las crisis. En el Perú y dependiendo de los sectores la Supervisión tiene un rol preponderante en la prevención de conflictos. Me explico, de los 204 conflictos declarados por la Defensoria 112 son ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Publicaciones