Noticias SER
Logo SER

La Otra Independencia (que no se recuerda)

Enviado el 27/07/2017

El 28 de julio el Perú celebra como su fiesta nacional a la proclamación de la Independencia dada por el general San Martín en Lima, sin embargo, algunas regiones lograron su independencia muchos años antes pero esta historia sigue siendo silenciada por la fiesta nacional oficial. Por ejemplo la virreinal intendencia de Huamanga fue sede del germen de la lucha independentista, tierra de las primeras juramentaciones de la Independencia y emplazamiento de la batalla final en la pampa de Ayacucho.

En Huamanga, la ciudad distinguida por su lealtad a la corona española, un sector de la población criolla, mestiza e indígena inició el rechazo a la administración española a fines del siglo XVIII a causa de las Reformas Borbónicas que al pretender centralizar la administración llevó a la destitución de sus cargos a los criollos y mestizos. Además la administración colonial, con la finalidad de obtener mayores ganancias económicas en beneficio de la corona a través del cobro de las alcabalas, los repartos mercantiles y el cobro de las deudas cometió atropellos y abusos. En Talavera, los pobladores que incumplieron la faena comunal organizada por las autoridades borbónicas fueron arrestados y multados con elevadas sumas. En el pueblo de Chiquintirca de la doctrina de Anco, el indígena Mariano Ayuque al no pagar el precio de una mula otorgado como reparto mercantil fue asesinado fue castigado cruelmente en la plaza, hecho que lo llevó a la muerte.

Extenuado de los atropellos, abusos económicos y al perder sus funciones administrativas, un sector de la población huamanguina en 1795 y 1796 abarrotó las calles con los primeros pasquines rechazando la autoridad de los peninsulares.

El rechazo a la administración virreinal se fue generalizando y radicalizando: en el año 1800 el catedrático de la Universidad de San Cristóbal y asesor don Francisco Pruna de Aguilar aprovechando la ausencia del intendente Demetrio O´Higgins mandó -a sus pongos indígenas- abarrotar de basura las calles de Huamanga, prohibió las faenas indígenas para la limpieza de las calles, motivó a los pulperos dejar de abastecer velas para el alumbrado y mantuvo la ciudad alborotada con las ideas separatistas. Del mismo modo, en 1805, en la doctrina de Pacapausa del repartimiento de Parinacochas los hijos de la familia Castañeda se levantaron contra el cobro de las alcabalas, apedrearon al receptor don Jerónimo Rojas, a quien llevaron a la cárcel ensangrentado y lastimado. En la parte central, en las inmediaciones del río Pampas los morochucos al perder su poder mestizo y empobrecerse desafiaron a las autoridades españolas acometiendo las primeras correrías.

Estos levantamientos se mantuvieron en conexión con las sediciones del Alto Perú y Buenos Aires de 1809, Tacna de 1811 y Huánuco de 1812. A mediados de este año, en los pueblos de Cangallo, Vilcas Huamán, Huanta y Huamanga se generalizaron la difusión de los pasquines libertarias e independentistas. Dos años después, arribó a Huamanga unos de los brazos de la rebelión de Cuzco que contó con el apoyo de los artesanos, comerciantes y morochucos, la cual a pesar de su pronta derrota permitió la primera jura de la Independencia del Perú el 7 de octubre de 1814 en Cangallo.

En plena contrarrevolución y represión de los realistas dirigidos por los generales Ricafort y Carratalá, el espíritu y las luchas independentistas se mantuvieron y con el arribo de las fuerzas patriotas de Arenales, enviado por San Martín, el 1 de noviembre de 1820 en Huamanga se proclamó la Independencia del Perú.

Con la presencia de las fuerzas patriotas de la Corriente Libertadora del Sur en la costa, los indígenas de la intendencia de Huamanga, fundamentalmente en la zona central y el sur de la región actual de Ayacucho establecieron cuarteles en Lampa, Huancaraylla, Yanamarca y Totos logrando una preparación militar, lo cual fue fundamental para el triunfo patriota en la Batalla de Ayacucho del 9 de diciembre de 1824.

Definitivamente, en la actual región de Ayacucho, cuna del germen, las primeras juras independentistas y sede de la batalla final que selló la Independencia del Perú y las naciones latinoamericanas, se produjo una independencia antes de la independencia oficial que celebramos cada 28 de julio.


 

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Todas las fuerzas activas que influyen en el que hacer diario de la politica logran generar o mas bien mantiener el estatus de No Estado, perpetuando un vacio y un descuadre que permite que continue el caos institucional y gubernamental y el abuso de los mas poderosos. Eso es lo que nos esta llevando hacia el desempeñadero... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto