Noticias SER
Logo SER

La reforma educativa en la encrucijada

Enviado el 28/12/2016

Los temas que entraron en la agenda para el debate e interpelación al ex ministro de Educación Jaime Saavedra se centraron en la reforma educativa, aunque la bancada fujimorista se concentró en las compras de computadoras y la organización de los Juegos Panamericanos. Entre los logros que se enarbolaron en relación a la mejora de la calidad de la educación -aparte de la inversión en infraestructura-, están los niveles de comprensión lectora y de habilidades matemáticas, según los resultados de la prueba PISA.

Sin embargo, otro aspecto que ha sido poco discutido o analizado fue el monitoreo y evaluación de la reforma. Por ello es importante mencionar que el proyecto de reforma educativa de la gestión de Saavedra enarboló la bandera de la inclusión, pero a la vez marcó una importante diferenciación entre la educación pública y privada que  profundizó una estratificación, con modelos como los Colegios de Alto Rendimiento, que separan del resto a los estudiantes de habilidades superiores distinguiéndoles y favoreciéndoles.

Uno de los logros que presenta la gestión Saavedra es la Jornada Escolar Completa (JEC) con el aumento de 45 horas por semana y 10 horas adicionales de estudios. Pero ello se convirtió en una carga para directores y padres de familia que tuvieron que resolver el problema de proveer la alimentación para los estudiantes. También se implementaron bibliotecas para los cuales no había personal. Otro de los temas importantes fue la preferencia por la introducción de tecnologías y sesiones guiadas en el aula, lo cual derivó en la necesidad de capacitación de profesores en el uso de tecnologías de información y comunicación. Ello fue asumido por personal contratado, como psicólogos, profesores de educación física y de inglés, en las materias implementadas que muchas veces dejaron de lado los saberes locales y el enfoque intercultural.

Para el nombramiento y mejora de remuneración de los docentes, si bien se les ha evaluado y promovido con mayor frecuencia, un buen porcentaje de contratados no llegan a ser nombrados, privándoseles de una carrera magisterial bien remunerada que les permita mejorar sus sueldos y calidad de vida. Ello se ha buscado subsanar con las bonificaciones para docentes en zonas rurales o de condición especial como en el VRAEM. Pero no se evidenciaron las diferencias entre el sueldo por ejemplo de un profesor que ingresa a la carrera pública que gana 1,200 soles mientras que un policía gana 2,826 soles en la misma escala, y es superior al de un profesor universitario del sector público que ingresa a la carrera docente. También se puede comparar con lo que percibe un supervisor contratado por el mismo Ministerio que con grado de bachiller puede ganar alrededor de 5,000 soles por su trabajo. Todo ello coloca al docente de carrera con mayor experiencia en una situación de clara precariedad y de poca autonomía. Lo que genera una alta movilidad, dificultando su compromiso y permanencia.

Muchas veces las escuelas y universidades públicas tienen mejor infraestructura, pero no tienen la misma calificación y seguimiento de evaluación como ocurre en las privadas. De igual forma ocurre con la educación superior técnica y universitaria. El monitoreo de calidad ha sido un tema fundamental para la gestión Saavedra pero no ha sido igual en el sector público que en el privado. Un ejemplo de ello es la diversificación de los programas de becas e incentivos para los estudiantes de pregrado que provienen de hogares con bajos recursos. El paquete comprende Beca 18, Beca Excelencia Académica, para aquellos que culminaron en primeros puestos; así como Beca Vocación Maestro y otros, para estudios de pre y postgrado. Entre los programas de postgrado se encuentran aquellos para la formación técnico-productiva.

De todos ellos el que se volvió más popular y masivo por su cobertura en todo el país es el Programa Beca 18, creado en diciembre del 2011 en la Oficina de Becas y Crédito Educativo del Ministerio de Educación. Se caracteriza por financiar la educación superior de los estudiantes entre los 18 y 22 años en los espacios donde no se cuenta con recursos y de diversas zonas críticas del país como el VRAEM. Algunas cifras importantes son que el 75% de los becados se ubican en el rubro de extrema pobreza. El 94%, 65,430 de los estudiantes becados estudian en universidades privadas, y sólo 6% 4,176 en públicas; el 48%, 33,972 se dedica a las ingenierías y carreras técnicas; y sólo el 0.1%, 87 a las de ciencias sociales y humanidades[1]. Estas cifras muestran una gran desigualdad porque el Estado financia con fondos públicos a las universidades privadas sin un proyecto de educación integral que articule el conocimiento regional. Un tema que estuvo de lado en el diseño del programa de becas es la diversidad social, cultural e identitaria del país.

Existen algunas condiciones para que las universidades sean seleccionadas para participar. Se subraya que las universidades e institutos deben contar con carreras acreditadas y las que participan organizan bolsas de trabajo y aportan en la solución de la inserción laboral. El 83.2%, 57,896 becados provienen de regiones de fuera de Lima y Callao, es decir, del interior del país. De ellos el 48.8%, 33,990 estudian en universidades en Lima. Solamente el 47.2%, 32,869 estudia en otras regiones y el 4%, 2,747 en el extranjero. Los becados salen de su realidad local a otra que es la de Lima, y por la baja calidad de su formación son sometidos a cursos de nivelación, y además deben adaptarse al choque cultural, discriminación y exigencia de rendimiento que proponen sus profesores en la capital, que muchas veces son ajenos a su experiencia.

Esto demuestra la falta de un proyecto educativo o un ideal que sea plural y que en lugar de imponer aprendizajes favorezca la identificación de realidades locales. Para ello se debería contar con programas de evaluación y monitoreo adecuados para las universidades públicas que les permita ser acreditadas en igualdad de condiciones que las privadas; así como constituir algunos ejes regionales temáticos en universidades sobre todo públicas, pero también privadas, con programas de adecuación cultural e identitaria en costa, sierra y selva, y no principalmente en Lima. Ya que no es lo mismo estudiar arquitectura o ingeniería en la amazonía que en la costa. En lo que concierne a la educación pública universitaria esa sería una manera de que el Estado invierta en la calidad y estándares que el programa exige. Eso, a su vez, permitiría poner atención a la realidad de la situación de los docentes de las universidades públicas que contrario a lo que la mayoría piensa no se diferencia de la de los profesores de escuelas, ya que en su escala media de salario es de 2,008 soles, hasta con diez años de servicio, con maestría y doctorado.

¿Cuáles deberían ser las prioridades ahora en el Estado y en el Ministerio de Educación para garantizar la reforma educativa? El Ministerio de Educación debe preocuparse por la calidad de la evaluación y el monitoreo en la educación pública y privada, para que la educación superior en universidades públicas y privadas e institutos técnicos sea de igual calidad, por priorizar la articulación de la educación pública básica y superior con las necesidades culturales, económicas e identitarias regionales, así como también porque los docentes en escuelas y universidades estén bien remunerados y cumplan con los estándares de calidad.

El psicólogo Gardner ha identificado siete tipos de inteligencias múltiples: lingüística, lógico-matemática, musical, espacial, cinético-corporal, interpersonal e intrapersonal y ha sido reconocido por su hallazgo que está redefiniendo la pedagogía para fomentar la empatía y la adaptación. También Edgar Morin se refirió al tema del pensamiento complejo. León Trahtemberg habla de los retos de la educación peruana “Tiene que aplicarse gradualmente para retroalimentarse antes de masificarlo, de tal manera y reconoce que se debe pedir a profesores de colegios exitosos que sean ellos los que elaboren propuestas“en lugar de imponerlas verticalmente[2] y de tener un ideal de educación para adaptarse según las diferentes realidades del país. Según Didriksson[3] “las instituciones sociales modernas de educación superior, pero también las de ciencia y tecnología, son, o deberían ser, híbridas pero con un fuerte componente de autonomía orientada al bien público y social, y ser parte de un sistema en donde el Estado sea su más importante garante, por la vía de su evaluación y acreditación”.

En América Latina tenemos ejemplos de universidades públicas de calidad. En Brasil, se crearon dos universidades desde la perspectiva de la innovación: De Integración Latinoamericana (UNILA) y la Universidad Afro Brasileña; en Ecuador cuatro nuevas universidades como lo son la Universidad Nacional de Educación (UNAE), la Universidad Regional Amazónica (IKIAM), la Universidad de las Artes (UNIARTES) y la Universidad de Investigación Experimental Tecnológica (YACHAY), y en Argentina se propició la expansión de subsedes de la emblemática Universidad de Buenos Aires (UBA), con doce centros regionales en zonas de alta marginación, y las restantes al interior del país. El Perú no debería estar ajeno a esta realidad si realmente se busca apostar por la inclusión, mirando la diversidad y pluralidad del conocimiento y de los aprendizajes para impulsar el desarrollo en el país.

                            




[1]
Fuente: PRONABEC Memoria Institucional 2012-2015 p. 56-57.

[2]http://elcomercio.pe/sociedad/peru/mejorar-curriculo-escolar-y-otros-retos-ministerio-educacion-noticia-1917217.

[3] Axel Didriksson El debate entre lo público y lo privado. Organización y gestión de los conocimientos en Universidades de América Latina y el Caribe. En La Educación Superior Pública y Privada en América Latina y el Caribe. Contexto de Internacionalización y Proyecciones Políticas Públicas. UNESCO/ IESALC. 2014. p 114

Comentarios (1)

muy interesante el analisis y

muy interesante el analisis y la propuestas, pero seria ideal que se socializaran entre las buenas autoridades y dirigentes de las organizaciones sociales, para que se aplique y no como se dice en el comentario permitir que se siga con una educación impuesta desde Lima donde se reunen 4 especialistas en cuatro paredes (PROYECTO CAMIONETA 4 X 4), y orientan las propuestas a sus intereses personales y de grupo de poder, olvidándose del desarrollo del país porque una buena educacion es la que va a llevar al verdadero desarrollo Integral con principios y valores y no solamente basado en la economía pensando en las carreras que mas ingreso económico, les depara a la juventud olvidándose de que su formación profesional (caso de muchos médicos jueces, alcaldes y funcionarios coimeros entre otros,) también debe estar orientada al servicio y proyección a la comunidad y la devolución que el pueblo ha gastado en su formación profesional

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Siempre he admirado a SER, por su capacidad crítica, su nivel de visión de la realidad, pero esto no es lo que hemos leído en los diarios. Se ha querido ningunear a los docentes. Por eso hoy al ver su publicación me emociona, pues no todos los peruanos y peruanas piensan con mentalidad de CLASE A. Hay AMIGOS Y AMIGAS HA SIDO MUY DURA LA LUCHA, los maestros son gente de nuestros pueblos empobrecidos o de nuestros barrios periféricos, no se reconoce al maestro como un profesional, sufre el ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto