Noticias SER
Logo SER

Cada gota de lluvia caída…

Enviado el 29/03/2017

…se ha llevado un poco de tu amor, dice la canción del Gran Combo de Puerto Rico, y agrega “el aguacero iba socavando mis ilusiones perdidas”. En el caso del fenómeno del “Niño costero”, la lluvia se ha llevado la vida hecha jirones de muchos peruanos y peruanas que hoy sufren. Los deslaves y huaycos, como varios lo han señalado, han mostrado la falta de planificación y las debilidades del sistema político y económico para enfrentar los previsibles embates de la naturaleza. También muestra los desencuentros y brechas entre peruanos y peruanas porque los más afectados son los más humildes, principalmente, los que construyeron su casa en la ribera del cauce supuestamente seco, en la quebrada, en barrios junto o cerca al río, y perdieron además sus cultivos y producción, o los que tienen lluvia y granizo en las punas. Se ha declarado el Estado de Emergencia en 14 regiones del país: Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad, Cajamarca, Amazonas, San Martín, Áncash, Lima, Ica, Arequipa, Cusco, Puno y Junín. Todo ello con un saldo que estremece y consterna ‘El Niño costero’, que deja desde comienzos de año 90 muertos, más de 120.000 damnificados y unos 742.000 afectados, además de potenciales enfermedades, según un reporte oficial del sábado” señala el reportaje del diario El universo de Ecuador.


La historia nos enseña que existen antecedentes del fenómeno “El Niño” que es cíclico, y que frente a él, el ser humano diseña respuestas de supervivencia y adaptación. Entre las culturas pre hispánicas los Mochicas tuvieron que vencer al desierto mediante la construcción de canales de riego, con ese propósito desviaron el agua de los ríos que bajaban de la sierra con ladrillos de barro, y crearon acueductos, algunos de los cuales funcionan hasta la actualidad. También establecieron amplias y prósperas redes comerciales que llegaban hasta los territorios de Chile y Ecuador, pero a finales del siglo VIII esta cultura tuvo un final repentino, debido a una serie de cataclismos naturales provocados por un drástico cambio climático, afectando la zona costera donde la sociedad Mochica se había desarrollado. Como consecuencia de los huaycos, se contaminaron los cursos del agua y los manantiales erosionando miles de terrenos cultivables, que devinieron en la muerte y destrucción por hambre y enfermedades de los habitantes Mochica.

Como lo señala Walter Alva “Un pueblo que vive de la agricultura en el desierto está expuesto a estas dos ambivalencias: las lluvias y la sequía. Dos fenómenos contradictorios que al final pueden terminar con una sociedad”. Alva nos recuerda que también la cultura Lambayeque colapso en el año 1100 también por El Niño, por lo que señala que “Debemos entender que, donde hay ríos secos, volverá a pasar el agua”, y nos recuerda que casi todas las ciudades de la costa peruana se fundaron sin respetar el patrón de ocupación prehispánico, el patrón europeo planteaba vivir cerca al rio y alertaba que se debe evitar construir en los lechos de ríos secos y en las quebradas. Alva recordaba como ciudades como Piura, Chiclayo y Trujillo están expuestas y ahora se ha mostrado su vulnerabilidad.

En Dioses y Hombres de Huarochiri se presenta la relación del hombre con los dioses que controlan algunos pilares cósmicos, uno de los cuales es la fuerza sobrenatural del agua simbolizada por ídolos o dioses protectores, que es un elemento esencial para desarrollar por ejemplo la agricultura que era la base de la alimentación y vida, por tanto el agua para el mundo andino es un elemento sagrado y muestra un poder sobrenatural, al que se liga el hombre local en su afán de controlar el medio. Los dioses de Huarochiri muestran su poder a los hombres con el exceso o la ausencia del agua con lluvias intensas, huaycos o sequias y se manifiestan formados en lagunas, manantiales, ríos o nevados como el Pariacaca.

Desde la literatura Cronwell Jara escritor piurano describe cómo son las zonas marginales donde el agua ha inundado. Así describe. “Estamos sobre la miasma. Olemos a mierda. Comiendo carne de rata; tuzas, raíces de caña, palos, chala seca; lo que mastican los chivos y los puercos; durmiendo sobre colchones de moscas, con gente desesperada que no teniendo nada que comer, empieza a cortarse los dedos, las orejas, para cocinarlos y dar qué comer a los hijos, y es macabro, truculento, espantoso, ¡pero es cierto!. En Montacerdos describe lo que pueden ser hoy las zonas de chancherias que luego de los huaycos son lugares de progresiva descomposición junto a zonas de extrema miseria, donde existen lugares de manufactura de moto taxis o textiles que se pudren y cuestionan ese crecimiento económico del país, que no cuenta con ningún ordenamiento territorial, y que desconoce tanto el bienestar de las personas como las consideraciones ambientales y de recursos naturales.

Cada gota de lluvia caída debe servir para insistir en el debate sobre los impactos del calentamiento global y su relación con el desarrollo, el ordenamiento territorial, la planificación del territorio, el aumento del caudal de los ríos y el desembalse de sus cuencas, para que el Ministerio de Economía y Finanzas no rechace a los alcaldes un sólo proyecto de descolmatación de los ríos argumentando que no tiene tasa de retorno de inversión, y cada miembro del gobierno se haga responsable de la prevención y reconstrucción. Finalmente, ningún peruano debe quedar indiferente frente a la desgracia de otro peruano y organizarse en la sociedad civil para tener respuestas frente al desastre, prevenir y enfrentar sus consecuencias.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
Entrevista que aporta un reflexión muy sugerente y bien informada. Hay puntos, por supuesto, que requerirían mayor discusión. Apunto uno, ¿los maestros necesitan del acompañamiento de antropólogos para "comprender" la cultura de los educandos, varones y mujeres? Y, ¿por qué los antropólogos? ¿cualquier antropología? No es tan simple. En mi concepto, lo que tendría que verse, identificarse, deconstruirse, es el mecanismo de poder del aula, currículo incluido, que es lo que define las ... Leer más >>
El Video de la semana
Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
Enlaces
texto