Noticias SER
Logo SER

El contralor descontrolado

Enviado el 29/10/2014

El Chile de estos días, en códigos futbolísticos, se asemeja a un juego extremadamente friccionado, en donde no hay espacios para las jugadas vistosas y abundan las reiteradas faltas y agresiones de los protagonistas, que exceden los marcos reglamentarios. Es un clima enrarecido, en donde los actores son partícipes de un torrente de declaraciones en tono destemplado, que va dejando en evidencia la fragilidad de las instituciones. Denostara diestra y siniestra, actitud asociada normalmente a individuos provenientes de los sectores más antisistema del espectro político, se ha vuelto una constante entre quienes detentan rango de autoridad. Uno de los episodios más controvertidos por lo impropio de sus dichos en relación a las atribuciones de su cargo, fueron las declaraciones vertidas por el Contralor de la República, en el marco de una exposición que este realizaba, en un seminario académico que se llevaba a cabo en las aulas de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Al tratarse de una autoridad que finaliza su período en los próximos meses, esta acción pasa a constituirse en una suerte de legado que, ciertamente, no deja en buen pie a los tres poderes del Estado ni a la propia Contraloría, que ha estado bajo su liderazgo durante siete años y medio. Más allá de la anécdota, lo que se viene es un desafío portentoso para lograr realizar las múltiples reformas que se requieren para enmendar el rumbo. Las deficiencias que por doquier hoy constatamos en la administración de justicia, los derechos de los consumidores o el financiamiento de la política, por nombrar las que han estado más en boga, no pueden ser obviadas con simples retoques. Así pues, es indispensable revisar y modificar marcos legales para hacerlos más pertinentes y eficientes en sus resultados. Como en otros momentos de la historia de Chile, ahora es indispensable apelar al sentido de responsabilidad y de urgencia, lo cual debe permitir la construcción de un escenario de entendimiento y proactividad para realizar los cambios. A punta de provocacionesy bravatas, ya se sabe, no se cosecha más que tempestades.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Comentario Destacado
En el trato cotidiano y familiar se construye una narrativa y una experiencia, del ejercicio de los roles de género. Vivencias llenas de contradicciones y malestares. Creo que necesitamos cambios domésticos para construir cambios culturales, donde no solo cambiemos la letra de lo que decimos, sino también la melodía afectiva con la que nos acercamos a los demás y a nuestras necesidades, que creo que eso facilitaría que transitemos distintos ritmos en la convivencia entre géneros. Leer más >>