Noticias SER
Logo SER

Ecos de la crianza: poner en la discusión de género el oído de la memoria

Enviado el 29/11/2017

Ilustración: Ilyan Gómez

¿Ruido o armonía? ¿Tradición o modernidad? ¿Incomodidad o tranquilidad? Para muchos hablar sobre género es meterse en un laberinto. Para otros es impensable y para algunos más es escuchar sobre nuevos ángulos para comprender el mundo. Se dice que estamos en el siglo del ruido; la atmósfera sonora de las bocinas de los carros, el tráfico en las calles y el timbre de las notificaciones nos abruman constantemente en la cotidianidad. Pero, ¿cómo están interiorizados los roles de género a partir de la memoria oral? ¿A qué suenan los hogares? ¿Hay contaminación auditiva?

Observar las actividades cotidianas y escuchar las conversaciones en el hogar puede marcar percepciones estrictas de los roles que tienen los hombres y las mujeres y, en consecuencia, moldear los comportamientos mientras avanzamos a una edad más madura[1]. La infancia es el espacio en donde las primeras nociones de roles de género aparecen y es el periodo de aprendizaje en donde a través de la  elección de juguetes, ropa y amistades se estimula, y se empieza a relacionar un género con actividades rígidas[2]. Quienes influencian estas decisiones a través de discursos binarios (rosado o azul, ligero o pesado, suave o tosco) son en algunos casos los padres, quienes van construyendo un discurso plagado de referencias preestablecidas, reforzadas por el contexto social en donde se desenvuelven.

El fotógrafo JeongMee Yoon explora las influencias de los tonos en la vida de los niños a través del proyecto Pink & Blue Project[3]

 

 ¿Cómo entonces el sonido puede moldear en la niñez?

Más allá de las representaciones visuales o las decisiones de consumo, el discurso en la infancia está permeado por sonidos que aluden a intenciones con las que se imprime una jerarquía y con las que se establece un rol por encima del otro. ¿Cómo se puede explicar las persistentes asociaciones de la masculinidad con el poder, el valor superior asignado a los hombres sobre las mujeres, la forma en que los niños parecen aprender esas asociaciones? No creo que se pueda hacer sin prestar atención a los sistemas simbólicos, es decir al lenguaje[4] y el lenguaje sonoro es parte de este análisis y es una rama que considero poco explorada.

Re-pensar, re-escuchar[5]

En principio, es pertinente recordar cómo la sensibilidad y la suavidad aludían a la madre, y la firmeza y aspereza aludían al padre. Un ejemplo de esta situación era el tono grave que la madre imprimía y reproducía al momento de emitir un castigo simulando al padre para imponer una orden o mandato. Detenerse a re-escuchar los sonidos del padre podando el césped o taladrando una pared y de la madre prendiendo la estufa o limpiando el polvo, es tal vez hacer alusión a un imaginario de poder a través de la réplica de diversos marcadores sonoros para reforzar la jerarquía. Es más, creer que los tonos graves deben ser los más relevantes al momento de aspirar a respeto y autoridad, es parte de la premisa que se debe poner en duda.

Todas estas reflexiones llegan al joven adulto cuando cuestiona su infancia y las ideas o imaginarios de por qué sus padres tenían funciones cotidianas específicas en el hogar, o por qué ha interiorizado que algunas actividades sólo aluden exclusivamente a la mujer y otras sólo aluden al hombre. Mirar atrás y comprender que no hubo opción al acceso a la diversidad en cuanto a roles, oportunidades y elecciones y que encajar en el molde del comportamiento tradicional respondía a una practicidad,es una tarea minuciosa y dolorosa. Minuciosa porque invita a replantear, por ejemplo, la distribución de las actividades domésticas desde una perspectiva que no involucre la tradición; y dolorosa, porque abre paso a una incomodidad con la crianza implantada y sus principales responsables, que finalmente se refleja en la convivencia en el tiempo presente, haciendo difícil desaprender y cuestionar las decisiones futuras en la creación de un nuevo hogar o en el acceso a una función en el ámbito laboral, etc.

La parte minuciosa: establecer equitativamente las tareas del nuevo hogar

Una conversación con la pareja en donde no se elija selectivamente la tradición para justificar las tareas domésticas debería ser una regla para iniciar un nuevo hogar. Antes de distribuirlas, cuestionarse si la decisión es porque se supone que se debe realizar, porque se espera que se realice, o porque simplemente es parte de las actividades, es un inicio para compartir equitativamente las responsabilidades y lograr que la injerencia en ciertos temas no sean de exclusividad predeterminada. No significa llevar un reparto o porcentaje fijo; es alcanzar la capacidad de involucrarse con consenso implícito y flexible que responda a un interés por parte de las partes. Se sabrá por la ausencia de resentimiento. Porque cuando existe una equidad real, éste se logra mitigar[6]. Permitirse escuchar sonidos rudos en actividades realizadas por una mujer y sonidos suaves en actividades realizadas por un hombre; cambiar los estereotipos sonoros, es también parte de la tarea.

La parte dolorosa: reconciliarse con la crianza de los padres

Resulta imposible compenetrarse con un lugar o con una persona sin entender todas las historias de ese lugar o esa persona. Las historias se han usado para despojar y calumniar, pero las historias también pueden dar poder y humanizar[7]. Conversar con los padres y ahondar en las ideas por las cuales decidieron adoptar una determinada función en el hogar, profundizar en su propia crianza y en su pasado, ayudará a entender la raíz del asunto y permitirá reconstruir y re-escuchar estos roles. Involucrar a los padres en el proceso de contraste con las ideas tradicionales, en donde ellos mismos noten la fluidez a la pertenencia considerada inamovible a cierto tipo de actividades, puede ser un inicio para evitar actuar solo a través de los estereotipos y un ejercicio que reduzca lo imperativo de los imaginarios machistas que frecuentemente comienzan a enraizarse desde el hogar. Cómo sería por ejemplo, esa madre y su hija en una manifestación feminista o ese padre y su hija en la peluquería. La conversación y la escucha atenta, puede ser una buena respuesta.

 

Ilyan Gómez pertenece a la Plataforma Comadres, espacio que busca posicionar el trabajo de las mujeres en el análisis de la política nacional e internacional.




[1]
              National Geographic (enero de 2017). Para que las familias hablen de género. Revista National Geographic en español Edición especial: El panorama cambiante del género Volúmen 14, (1), p.9.

[2]              National Geographic (enero de 2017). Para que las familias hablen de género. Revista National Geographic en español Edición especial: El panorama cambiante del género Volúmen 14, (1), p.10.

[3]              [Fotografìa de JeongMee Yoon]. (Seúl. 2008). Jeeyoo and Her Pink Things y Seoul and His Blue Things.

[4]               Scott, J. W. (1996). El género: una categoría útil para el análisis histórico.

[5]              [Fotografìa de Tachina Lee]. (Seúl. 2015). Portal de imágenes Unsplash.

[6]              Ngozi, C., (2017), Querida Ijeawele o Cómo educar en el feminismo, Literatura Random House.

[7]              Ngozi, C., [TEDGlobal Ideas Worth Spreading]. (2009, Julio) El peligro de una sola historia [Archivo de video]. Recuperado de: https://www.ted.com/talks/chimamanda_adichie_the_danger_of_a_single_stor...

Comentarios (1)

En el trato cotidiano y

En el trato cotidiano y familiar se construye una narrativa y una experiencia, del ejercicio de los roles de género. Vivencias llenas de contradicciones y malestares. Creo que necesitamos cambios domésticos para construir cambios culturales, donde no solo cambiemos la letra de lo que decimos, sino también la melodía afectiva con la que nos acercamos a los demás y a nuestras necesidades, que creo que eso facilitaría que transitemos distintos ritmos en la convivencia entre géneros.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Ilyan Gómez
Comadres
    Comentario Destacado
    En el trato cotidiano y familiar se construye una narrativa y una experiencia, del ejercicio de los roles de género. Vivencias llenas de contradicciones y malestares. Creo que necesitamos cambios domésticos para construir cambios culturales, donde no solo cambiemos la letra de lo que decimos, sino también la melodía afectiva con la que nos acercamos a los demás y a nuestras necesidades, que creo que eso facilitaría que transitemos distintos ritmos en la convivencia entre géneros. Leer más >>
    El Video de la semana
    Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)
    Enlaces
    texto