Noticias SER
Logo SER

Prensa escrita y violencia en Ayacucho

Enviado el 30/07/2014

Por Elio Rodríguez

Las primeras manifestaciones de violencia en la ciudad de Ayacucho representadas por la prensa local se remontan a los primeros meses del año 1980 y a los reiterados atentados a entidades que representaban al Estado. Por ello, el énfasis de la prensa escrita se centraba en las pérdidas materiales y económicas que causaba la violencia del  PCP-SL. Mientras que las acciones de las fuerzas orden fueron representadas como faltas a los derechos humanos y como transgresiones al orden de la ciudad.

Esta diferenciación entre las acciones de PCP-SL con relación a las fuerzas del orden, tenía su asidero en el temor y el recelo de emitir juicios de valor negativos sobre SL,que habían sido internalizados por una población sugestionada por el intimidante lema senderista “el partido tiene mil ojos y mil oídos”, el cual los periodistas locales parecían reconocer. De ahí que en uno de sus  primeros artículos Carlos Iván Degregori señalara que “un cierto misterio envuelve al Partido Comunista del Perú - Sendero Luminoso, con frecuencia los medios de comunicación solo añaden confusión a la ignorancia. Esto se debe en buena parte al silencio que acompaña las acciones de SL”[1] . En este sentido, las representaciones con respecto a la violencia política se concentraban en las acciones de las fuerzas del orden generado un escenario tenso entre éstas y los periodistas.

La presencia en el escenario regional de las Fuerzas Armadas,a partir de 1983, determinó el cambio de estrategias en la lucha contra la subversión y su presencia estuvo marcada desde el inicio por la masacre de los ocho periodistas en las alturas de Uchuraccay (provincia de Huanta). La comisión Vargas Llosa, que investigó los sucesos, presentó en su informe final como autores a algunos miembros de la comunidad, pero para la mayoría de periodistas los autores de la masacre se vinculaban con las Fuerzas Armadas. En este sentido, lo sucedido en las alturas de Huanta no solo definió una nueva etapa en la lucha contra la subversión, sino también demostró las afinidades políticas e ideológicas que los medios escritos terminaron plasmando en la cobertura que hacían sobre los diferentes sucesos sobre la violencia política.

Víctor Peralta señala que para “El Comercio solo existía un culpable de la violencia en los Andes, y ese era Sendero luminoso (...) El Comercio situó el peligro de un aumento  de la espiral de violencia en el Perú primero en los senderistas y luego en las fuerzas de oposición  de  izquierda” [2] . Para el Diario Marka, los miembros de las fuerzas armadas tenían responsabilidad sobre los diferentes actos de violencia, pues los cuestionamientos e inclusive los juicios de valor tenían relevancia en sus diferentes notas periodísticas  y portadas presentando a las Fuerzas Armadas como figura destacada en sucesos de violencia.  Para la revista Caretas la violencia política tenía en escena la contrastación entre la participación de Sendero Luminoso, la Fuerzas Armadas y las brechas sociales existentes en la región, de ahí que las diferentes representaciones de los hechos se enmarcaban en un análisis mucho mayor que el resto de la prensa escrita.

La representación de los hechos sobre la violencia política durante los primeros cinco años estuvo enmarcada en tres procesos que se vinculan a partir del trato noticioso que le otorgó la prensa escrita. Así, el primer periodo estuvo caracterizado por el desconcierto y el desinterés. Ya en el año de 1983 la violencia política tenía un matiz de importancia nacional donde las diferentes representaciones tuvieron visos políticos e ideológicos teniendo en cuenta los escenarios rurales. Yluego, en 1984, la violencia política se representó a parir de las ejecuciones extrajudiciales y casos específicos de desapariciones, como la masacre de Accomarca en Vilcashuaman y el asesinato del dirigente campesino Jesús Oropeza Chonta en la provincia de  Lucanas.

Un tema para seguir investigando

La investigaciones frente a la violencia política y su representación de los medios escritos son escasas. Entre ellos tenemos el trabajo de José Gonzales [3] “La Prensa como reflejo de la desarticulación social, prensa y violencia en el Perú el caso de Sendero Luminoso”, donde plantea el estudio de la sociedad peruana a partir de  las publicaciones periodísticas y manifiesta que la violencia es parte del estado de anomia en el que se encuentra la sociedad peruana.

Por otro lado el trabajo de Víctor Peralta [4] , “Sendero Luminoso y la prensa”, hace un análisis sobre Sendero Luminoso en los diferentes medios escritos nacional e internacional y toma como referencia a tres periódicos que, según él autor, son considerados prensa de prestigio y, por consiguiente,una caja de resonancia puesto que sus noticias sirven de referencia para los medios nacionales e internacionales. Finalmente el trabajo de Jorge Acevedo [5] ,  “Prensa y violencia política”,  desarrolla las visiones y cambios relacionados al tema de los derechos humanos desde su representación en los periódicos. Sostiene que muchos de estos medios escritos han construidoy puesto en el espacio público diferentes concepciones respecto a la violencia política, en especial el caso de los derechos humanos que son abordados desde casos emblemáticos.

Falta, como se habrá dado cuenta el lector, el análisis de medios locales ayacuchanos. Sin embargo, la falta de colecciones completas o medianamente completas o de archivos donde consultar estos dificulta nuestra investigación. Tan solo hemos podido ubicar ejemplares del periódico El Paladín correspondiente a los 1983-1984. Una pequeña muestra que por ahora nos inhibe de hacer mayores conjeturas en tanto seguimos en la búsqueda de colecciones de periódicos que nos permitan avanzar en este estudio.

Notas:
1. DEGREGORI, Carlos Iván. “Sendero Luminoso, los hondos y mortales desencuentros”. Lima, enero de 1985
2. PERALTA, Víctor. “Sendero Luminosos y la prensa 1980 – 1994” Cuzco: CBC – Casa Sur; 2000. Pág. 65.
3. GONZALES MANRIQUE, José. “Prensa como reflejo de la desarticulación social, prensa y violencia en el Perú el caso de Sendero Luminoso”. Lima: Universidad de Lima; 1992.
4. PERALTA RUIZ, Víctor. “sendero luminoso y la prensa, 1980 – 1994, la violencia política peruana y su representación en  los medios.” Cusco: CBC; 2000.
5. ACEVEDO ROJAS, Jorge. “Prensa y violencia política (1980 – 1995), aproximaciones a las visiones de los derechos humanos en el Perú” Lima: Calandria; 2002.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Escriba los caracteres que se muestran en la imagen.
Artículos Anteriores
Elio Rodríguez
Aportes
    Comentario Destacado
    Todos reclaman de los políticos pero se olvidan que nosotros los elegimos sin importarnos lo que van a hacer y cómo. Hoy, este es un tema técnico en principio para determinar lo que se debe hacer y luego ejecucional por parte de los Ministerios. Sin embargo, necesitamos una política de estado que trascienda al gobierno de turno. Una Dirección Autónoma de Gestión del Riego Natural, del mayor nivel técnico (peruano o extranjero) que liste y priorice los eventos y regiones de riesgo, que ... Leer más >>
    El Video de la semana
    Haykapikaman Suyasun Programa Radial (Huanta)