Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Agricultores del VRAEM anuncian paro en defensa de la hoja de coca

Los agricultores de los valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM), anunciaron la realización de un paro preventivo de 48 horas, para el 16 y 17 de setiembre, a raíz del anuncio del presidente  Vizcarra, de iniciar acciones de erradicación de los cultivos de hoja de coca en dicha zona.

Julián Pérez, Secretario General de la Federación de Productores Agropecuarios de los valles de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (FEPAVRAEM), precisó que el paro está consensuado con todos los sectores y con las municipalidades de la zona, agrupadas en la AMUVRAE). Asimismo, precisó que con esta medida de protesta se busca darle una respuesta contundente al gobierno que viene “desconociendo la mesa de diálogo que existe”.

Pérez, menciono que el paro será pacífico y no una medida radical y, una forma de decirle al gobierno que desista  la intención de erradicar los espacios cocaleros en el VRAEM y “empecemos a trabajar o retomar la mesa de trabajo o de dialogo que existe, donde se definirán lineamientos de acción”.

Por su parte el alcalde del distrito de LLochegua Adrián Gozme, dijo que respalda la medida de protesta de los agricultores, porque –explicó- como gobierno local apoyan a los agricultores y la defensa de sus intereses. “Como ex dirigente no puedo ser ajeno al problema que tiene el VRAEM” dijo, asimismo preciso que espera que todas las organizaciones trabajen por un solo objetivo :“el desarrollo que necesita el VRAEM”.

Gozme también indicó que la población del VRAEM no está preparada para una posible erradicación, por ello recomendó a la actual dirigencia de la FEPAVRAE adoptar acciones en el tema y seguir el proceso  de diálogo, especialmente en el tema coca, “que es un tema muy delicado tanto para el Estado como para nosotros y que la mesa de diálogo con el gobierno aún no está cerrada y se debe continuar con ese proceso”.

Por su parte Julián Pérez explicó que los agricultores y la población del VRAEM viven de la hoja de coca. “Jalar una sola planta de coca  en el VRAEM  es desatar el infierno y los únicos responsables van a  ser quienes promuevan la erradicación como medida abusivas de lo que queremos hacer, un trabajo consensuado con los gobiernos y los sectores  que correspondan”, explicó.

Carlos Oriundo, periodista y conocedor de la problemática del VRAEM, precisó que en un posible paro,  los agricultores y la población en su mayoría apoyarían esta medida, pero dijo que quizás la medida no tenga el éxito que se espera, “por las pugnas que existen al interior de la FEPAVRAEM, y porque los ex dirigentes quieren tomar este tema con intereses políticos y desconocer a la nueva junta directiva”.