Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Ayacucho: Afectados por la violencia política demandan atención ante pandemia

Yuly Yaranga

Las organizaciones de afectados por la violencia política de Ayacucho han alertado a la opinión pública, sobre la situación que vive un sector amplio de víctimas de la violencia política que no han recibido los bonos económicos promovidos por el gobierno en este estado de emergencia,  a pesar que éstas poblaciones son considerados vulnerables, en su mayoría adultos mayores y en situación de pobreza; por ello demandaron una atención inmediata de las instancias  gubernamentales para este sector poblacional.

En conversación con Noticias SER, Adelina García, representante de la Asociación Nacional de Familiares, Secuestrados y Desaparecidos del Perú (ANFASEP), dijo que en el caso de las socias de la organización, un sector grueso no se ha beneficiado con los subsidios económicos que ha entregado el Estado. Asimismo indico que están coordinando con las bases provinciales para conocer sobre la situación las victimas que viven en las zonas rurales.    

Ante esta situación los integrantes de Juventud ANFASEP, han emprendido una campaña para llevar apoyo este sector poblacional. Según refiere Adelina García, los jóvenes de ANFASEP han recaudado fondos, con los que han elaborado bolsas de víveres que están repartiendo a la gran mayoría de las socias de ANFASEP. García, pero hizo un llamado a las autoridades para que puedan brindar apoyo a las personas que han sido víctimas del Conflicto Armado Interno y no olvidarse de ellos. “Pediría que haya apoyo para todos, ya hemos pasado otra violencia, es otra desesperación lo que estamos pasando ahora, que el Estado no nos olvide, que tenga en cuenta que hemos sido afectadas durante la época de la violencia y ahora con esta pandemia”, señaló. 

Janet Matta, Directora de la Comisión de Derechos Humanos (COMISEDH) en Ayacucho, señaló que desde su instancia se han contactado con las socias de ANFASEP para hacerles un acompañamiento: “A parte de estar sufriendo y recordar momentos que pasaron con la violencia afecta su salud mental, pero por su condición de vulnerabilidad económica ha aumentado porque muchas de las mamás viven de su día a día y todo eso se ha visto afectado de un momento a otro”, manifestó. 

Por su parte, Milagros Quiroz analista de la Dirección de Atención y Acompañamiento de la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Ayacucho, precisó que vienen acompañando a las socias de ANFASEP y otros afectados para darle el soporte emocional en este periodo de aislamiento social obligatorio. “Desde fines de marzo, hemos estado llamando a las familias, porque estamos haciendo la investigación humanitaria para darle el  acompañamiento y soporte emocional. Hay algunas que recordaron el momento de la violencia política, al mirar a los militares en las calles, pero explicándoles y dándoles el soporte emocional han entendido que ahora ellos (los militares) nos están cuidando para no contagiarnos con esta enfermedad”, dijo.