Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Ayacucho: Se interrumpe diálogo entre Comunidad Campesina de Chiquintirca y TGP

Los representantes de la comunidad campesina de Chiquintirca (La Mar, Ayacucho) que participaron el pasado 4 de marzo de la reunión de diálogo -en la ciudad de Lima- con los directivos de la Empresa Trasportadora de Gas (TGP), se retiraron de este encuentro tras manifestar su molestia por los argumentos de los representantes de TGP, que no habrían permitido avanzar en la atención del reclamo de la comunidad que es el reintegro y sinceramiento del monto de pago por el derecho de servidumbre de los terrenos que viene ocupando el gasoducto de Camisea.

El vicepresidente de la comunidad de Chiquintirca, Manuel Figueroa Riveros, declaró a Noticias SER que la comunidad siempre ha estado con la disposición al diálogo, pero la actitud intransigente de TGP y el discurso reiterativo que busca dilatar el tiempo, “ha motivado que nos retiremos de la reunión del pasado 4 de marzo”.

Figueroa precisó que la última reunión en Lima fue convocada por la Oficina de Gestión Social del Ministerio de Energía y Minas, “pensábamos que TGP ya tendría un planteamiento concreto sobre el reclamo de la comunidad de Chiquintirca, pero ante los mismos argumentos que hemos escuchado, de que el contrato de pago por derecho de servidumbre que fue firmado por la comunidad no puede ser modificado, nos retiramos de la reunión”, expresó el vicepresidente de la comunidad.

Según precisaron fuentes de la comunidad de Chiquintirca, el gasoducto ha afectado a 1´130,480.50 metros cuadrados de terrenos y según el contrato, la empresa paga por derecho de servidumbre el monto de S/. 0.0001 céntimos por metro cuadrado. El argumento de la comunidad para solicitar el incremento es que en las negociaciones para la firma del contrato de servidumbre las autoridades comunales desconocían el valor de los terrenos y el contrato que suscribían. La directiva indica que la comunidad reconocen el contrato de servidumbre firmado, pero que por el monto irrisorio que se consideró pagar por metro cuadrado por derecho de servidumbre es necesario incrementarlo. Asimismo la comunidad ha participado en 19 reuniones de diálogo con TGP, por el periodo de dos años.

 

Habla TGP

TGP al ser consultada sobre el pedido de la comunidad indicó que el contrato de servidumbre fue suscrito de mutuo acuerdo, tras una negociación transparente, donde la comunidad de Chiquintirca contó con la asesoría técnica y legal correspondiente, donde participaron ONG, asesores legales, así como representantes del Estado y de la Defensoría del Proyecto Camisea. En ese contexto, “TGP ha cumplido con todos los pagos correspondientes por este concepto, los cuales superan los 10 millones de soles”.

Sobre la pregunta de por qué en dos años de dialogo no se ha logrado atender las demandas de Chiquintirca, TGP indicó que han respetado el orden en que se establecieron los puntos de agenda y, que sobre la solicitud de renegociación de los contratos de servidumbre planteada por la comunidad, explicaron y reiteraron que dichos contratos fueron suscritos de mutuo acuerdo y cumpliendo el marco legal vigente. “Así, en el marco de la mesa se ha logrado un acuerdo muy positivo para la comunidad. Se trata de un fondo de S/16.7 millones de soles destinados exclusivamente a la ejecución de proyectos de desarrollo social en favor de la comunidad”, explicaron.

TGP informó su disposición de retomar el diálogo con la comunidad de Chiquintirca y a hacer efectivos  los acuerdos alcanzados en este proceso, por ello invocaron a los representantes comunales a seguir apostando por el diálogo.

 

Datos:

En la reunión del pasado 4 de marzo, que se realizó en centro de convenciones Real Audiencia del distrito de San Borja, participaron: Tania Silva, Gerenta de Sostenibilidad y Comunicación Corporativa; Renzo Viani, Gerente legal; Álvaro Bartón, Negociador del Área Social; Virgilio Pandura, Gerente Social. Y de parte de las comunidad de Chiquintirca el presidente Feriol Ludeña Quispe y 15 delegados de los anexos de la comunidad y los asesores legales.