Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Candidatos Rúa y Prado evitan pronunciarse sobre el conflicto por el nuevo Hospital Regional de Ayacucho

Los candidatos que participan de la segunda vuelta electoral en Ayacucho, Richard Prado (Qatun Tarpuy) y Carlos Rúa (Musuq Ñan), aún no se han pronunciado sobre el conflicto que se ha generado por el funcionamiento del nuevo hospital regional de Ayacucho (HRA), que el actual gobernador busca que empiece a operar  el próximo 15 de noviembre, a pesar de la oposición de un amplio sector de los trabajadores de este nosocomio quienes indican que no se trasladaran a la nueva infraestructura hospitalaria porque no está garantizado el presupuesto para su funcionamiento.

Fuentes internas de las dos organizaciones políticas han informado que los candidatos, si bien tienen una posición sobre este conflicto, habrían preferido no hacerla pública porque consideran que podría afectar sus preferencias electorales. Ante esta posición, el analista Gilmer García, indica que es complicado tomar posición sobre este conflicto, porque tomando en cuenta su complejidad, ambos candidatos, preferirían que esta gestión deje solucionado este asunto. “Decir que siga su curso u otra posición distinta, en cualquiera de los candidatos, siempre tendrá su impacto en las preferencias electorales. Creo que eso es lo que están cuidando”, explica García    

De otro lado García indica que es imposible que la nueva infraestructura hospitalaria funcione como III-1, porque en el Ministerio de Salud no se tiene habilitado el presupuesto para ello. También –explica-  que Wilfredo Oscorima “por el ego mismo que posee, quiere inaugurar esta infraestructura a como dé lugar”. García dice que el asunto también pasaría por los intereses políticos que tiene Oscorima de postular al Congreso el próximo 2021. 

Para la secretaria general del Sindicato del Hospital Regional de Ayacucho, Maruja Ochoa, el funcionamiento del hospital regional III-1 responde a intereses políticos de Oscorima.  “La intención que tiene la actual gestión no responde a la necesidad de la población ayacuchana, sumado a que no existe presupuesto designado por el Ministerio de Salud para el funcionamiento. Esto también debe ser parte de la agenda de las nuevas autoridades”, expresó.

A pesar de las oposiciones existentes, el gobernador Oscorima Núñez dijo que el traslado se realizará de manera indefectible y el personal que esté en contra de la disposición podría ser sancionado administrativamente.