Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Comunidad de Occollo cuestiona la construcción de presa Ustunaccoha

Los pobladores de la comunidad de Occollo Asabrán (Vinchos, Huamanga) manifestaron su disconformidad con la construcción de la represa y sistema de riego de la laguna de Ustunaccocha, porque sus territorios comunales serán afectados en una extensión de 24 hectáreas y el Gobierno Regional de Ayacucho (GRA) nunca socializó con esta población los impactos del proyecto ni les solicitó la libre disponibilidad de sus tierras. Ante ello, los pobladores de la comunidad de Occollo han solicitado una mesa de diálogo con las máximas autoridades del GRA.

Fortunato Palomino, presidente de la Comunidad de Occollo Asabrán, en declaraciones a Noticias SER dijo que en el mes de febrero solicitaron, bajo documento, al GRA y el Programa Regional de Irrigación y Desarrollo Rural (PRIDER) una copia certificada del acta de libre disponibilidad de terreno autorizada por la comunidad de Occollo. El PRIDER contestó indicando que la “presa Ustunaccocha se encuentra en los territorio de las comunidades de Anchacchuasi y Ccasanccay”, afirmación que desmiente el presidente de la comunidad de Occollo, porque según los planos de límites territoriales que poseen (otorgado por el Ministerio de Agricultura), “la laguna Ustunaccocha pertenece en su totalidad a la comunidad de Occollo Asabran”.

Por su parte, Carlos Ochoa, presidente de la comunidad de Anchacchuasi, mencionó que los comuneros de Occollo tienen todo el derecho de reclamar por que no han sido consultados “por ese motivo hoy en día estamos buscando un buen dialogo”. Asimismo, precisó que hay muchas dificultades con este proyecto porque es la primera vez que se implementa una obra de esta magnitud en el distrito de Vinchos “que va a beneficiar a las comunidades de Anchacchuasi y Ccasanccay”.

Ochoa dijo que se está haciendo la verificación de los linderos y el próximo 7 de julio tendrán una reunión con la comunidad de Occollo para ver ese tema. “Hay terrenos que corresponde tanto a Occollo Asabran, como a Anchuacchuasi” precisó.

Fortunato Palomino confirmó que en ningún momento la comunidad de Occollo ha dado su consentimiento para la ejecución de dicho proyecto, por lo que manifestó que “no habiendo mantenido comunicación entre el gobierno regional de Ayacucho y la comunidad, no existiendo acta de autorización de libre disponibilidad de terrenos, el gobierno regional no puede autorizar la ejecución de un proyecto que a futuro va a generar conflictos sociales entre comunidades”.

Edmigio Villanueva, comunero de Occollo, precisó que el estudio que hicieron para la elaboración del proyecto ha sido sin consentimiento de su comunidad. “Sin ninguna consulta a la comunidad levantan el proyecto y ahora nos quieren afectar”, mencionó. También precisó que han presentado un documento al GRA donde solicitan una reunión con el ejecutivo para que puedan aclarar esta situación, mientras tanto esperan que no se ejecute el proyecto, que para este año tiene asignado un presupuesto de 24 millones de soles.

Por su parte, Javier Berrocal, Consejero Regional preciso que el tema de la consulta a Occollo debió realizarse, porque en la formulación del expediente técnico debieron tratarse estos problemas. “Yo apelaría que estas comunidades se pongan de acuerdo porque al final es en beneficio de la población”, dijo.