Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Conflicto limítrofe enfrenta a comunidades de Ayacucho y Apurímac

Las regiones de Ayacucho y Apurímac enfrentan un conflicto por imprecisión de límites que involucra a la comunidad de Hurayhuma, del distrito de Cora Cora (Parinacochas, Ayacucho) y la comunidad de Totora, del distrito de Cotaruse (Aymaraes, Apurímac). Ambas disputan un territorio de 13 mil hectáreas. Los pobladores de Hurayhuma reclaman la presencia de autoridades del Gobierno Regional de Ayacucho para que intervengan en la solución de este conflicto.

El conflicto por los límites comunales, que además son límites político-administrativos entre dos regiones, se remonta al año 2005, cuando los pobladores de la comunidad de Totora invadieron a los terrenos de Hurayhuma. Desde ese entonces ambas comunidades, han tratado de llegar a acuerdos y es por ello que en el 2016, al ver que las mesas de dialogo instaladas en Chalhuanca y Cotaruse no tuvieron resultados, acudieron a las oficinas de conflictos de ambas regiones, para que intervengan y busquen una solución.

El presidente de la comunidad de Hurayhuma, Aurelio Huaccalsaico preciso que durante el 2016 la población ha informado sobre la cantidad de hectáreas que están afectadas por la imprecisión de límites. Asimismo precisó que su comunidad tiene la documentación que acredita los límites y la titularidad de los terrenos que reclama Totora. “Son más de 50 familias afectadas porque sus parcelas se encuentran en este territorio”, explicó.

Aurelio Huaccalsaico informó que en enero de este año visitaron las oficinas del gobierno regional de Ayacucho para exponer el problema y los enfrentamientos que se habían generado con la comunidad Totora, pero nadie los recibió. “Las autoridades nos han dejado de lado y estamos olvidados, no tenemos respaldo de las autoridades de Ayacucho, en cambio la otra comunidad camina de la mano con su gobierno regional, con sus autoridades”, acotó.

Por su parte el asesor técnico de la comunidad de Hurayhuma, Marco Coras Contreras, dijo que este conflicto que es por la imprecisión de límites político administrativo entre dos regiones y que el gobierno regional “hasta el momento que se hacen de la vista gorda, están esperando que haya todavía muertos para poder intervenir”. Coras dijo que la comunidad de Torora está recibiendo el apoyo de su gobierno regional, situación que no sucede con Hurayhuma.

Trascendió que la comunidad de Totora habría coordinado con la Oficina de la Defensoría del Pueblo de Apurímac para que puedan intervenir en la instalación de una mesa de dialogo entre ambas comunidades. Los pobladores de Hurayhuma están esperando el desarrollo de esta reunión y los posibles acuerdos, antes de proceder judicialmente.