Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Estudiantes de zonas rurales de Ayacucho tienen problemas para acceder a clases de “Aprendo en casa”

Foto © Luisenrrique Becerra | Noticias SER

Yuly Yaranga

El pasado lunes se iniciaron las clases virtuales “Aprendo en Casa” a nivel nacional para asegurar la continuidad de la enseñanza de niñas, niños y jóvenes en edad escolar, pero algunas madres y dirigentes sociales que conocen la realidad  de las zonas rurales, han manifestado que esta estrategia no es adecuada porque en la gran mayoría de hogares rurales de  no cuentan con la tecnología de información para que los escolares accedan a clases virtuales.

En la comunidad de Paccha, (Vinchos, Huamanga), Clotilde Silva Coronado, manifiesta que en la mayoría  de anexos de su comunidad la población no cuenta con fluido eléctrico y el otro problema –dijo- es que en algunas zonas de la comunidad no se capta la señal de TvPerú: “Hace más de un año no tenemos el canal 7, la gente que está en los anexos no puede acceder a los medios de comunicación. Algunos jóvenes tienen internet en su celular, pero no todos, entonces es un problema adicional para los padres que tienen que ver la manera para que sus hijos reciban esta educación”, dijo.

“La gente no lo está tomando como debe ser, es un poco difícil porque en las zonas alto andinas de Huanta los hogares no cuentan con internet”, cuenta Dina Oré Lazo, pobladora de la Provincia de Huanta. También manifiesta que en el desarrollo de las clases “no se entiende mucho como se va hacer”. Durante al acompañamiento que hizo a su hijo, que es alumno de segundo de secundaria, precisó que este sistema para ellos es nuevo y que tiene algunas deficiencias. “Empezando por el tiempo, solo es 25 minutos, dan un concepto reducido, luego lanzan preguntas y los chicos tienen que responder, pero no les dan tiempo para que ellos respondan, por qué el profesor que está brindando las clases no lo responde inmediatamente. Como no se entiende mucho, no sé cómo orientar a mi hijo”, expresó.

Por su parte, Ruth Villar pobladora del Distrito de Sivia (Huanta, Ayacucho), precisó que hay mucha confusión, porque en algunas zonas de los Valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, no tienen acceso a los medios de comunicación como la televisión o internet. “El gobierno debe pensar bien para lanzar esta educación virtual, están confundidas las mamás y no hay apoyo de los gobiernos locales para que ésta educación llegue a las zonas más alejadas y pueda prosperar, porque están priorizando en las canasta de víveres para las familias vulnerables”, expresó.

En el distrito de Querobamba en la provincia de Sucre,  Hilaria De la Cruz, presidenta de la Organización de Mujeres Originarias de Sucre, manifiesta que la realidad de las comunidades  alejadas, como los caseríos situados al pie del Apu Ccarhuarazo es diferente a la ciudad, porque  muchos hogares no tienen fluido eléctrico y los estudiantes no cuentan con internet. “La educación que han empezado a impartir virtualmente no creo que sea factible, aquí las mamás no están de acuerdo que el gobierno tome una sola medida para los estudiantes a nivel del Perú, porque tenemos diferentes situaciones en cuanto al uso de las tecnologías de información. No se conoce la realidad de nuestras comunidades  y de los estudiantes”, dijo.

Por su parte un docente de la Institución Educativa Ricardo Bautista Rivera, de la comunidad de Sachabamba, en el distrito de Chiara (Huamanga), expresó su molestia por que no se ha tomado en cuenta la realidad de los estudiantes de los diferentes anexos: “Para mí no es factible, se debió socializar, recurrir a las Unidades de Gestión Local y preguntar la problemática de los estudiantes. Recién ahora que han empezado las clases se está pidiendo llenar fichas donde preguntan si los estudiantes cuentan con televisión, radio e internet, para que pueda llevarse a cabo este tipo de educación debió darse un estudio de la realidad de los estudiantes de las zonas rurales”, señaló.