Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Pedirán declaratoria de emergencia de distritos de Sancos y Chaviña por contaminación ambiental

La Comisión de Energía y Minas e Hidrocarburos del Consejo regional de Ayacucho, presidido por el consejero Oscar Oré, solicitará la declaratoria de emergencia a los distritos de Sancos y Chaviña (Lucanas, Puquio) ante la por la contaminación ambiental y reducción de ojos de agua a consecuencia de la actividad que viene desarrollando el Centro Minero Apumayo SAC.

Oscar Oré, preciso que hace unas semanas la población de Sancos y Chaviña denunció ante la comisión de Energía y Minas e Hidrocarburos del Consejo la situación de contaminación, por ello el consejero, acompañado del equipo técnico de la Dirección Regional de Energía y Minas (DREM), se constituyeron al lugar para verificar la situación: “la empresa está ubicada en la parte alta de estos distritos y viene perjudicando a la población porque a raíz de la contaminación se abrían secado varios ojos de agua. Hemos verificado que esta empresa al parecer no está trabajando dentro  del marco legal, no está trabajando respetando los estándares de calidad”, precisó.

Oré señalo que el primer día de su visita con las autoridades de Sancos, los representantes de la empresa no autorizaron el ingreso a la unidad minera indicando que no tenían competencia en la materia. “De acuerdo a nuestras funciones y competencias no correspondería hacer la fiscalización, sin embargo no nos limita como autoridades regionales representar a la comunidad y hacer una visita in situ y ver cómo va funcionando  esta empresa minera”, explicó Oré.

Según el informe del equipo técnico de la DREM, los representantes de Sancos y Chaviña acompañaron la visita en la que los directivos de la empresa sólo permitieron el ingreso hasta la planta de tratamiento de las aguas residuales, donde se observó la presencia de diversos montículos de relaves. El informe precisa que la poza de oxidación, por donde fluyen los insumos químicos que utilizan -como el cianuro y mercurio-, rebalsa en tiempo de lluvia fluyendo hacia la cabecera de cuenca. Los pobladores informaron que siete ojos de agua han sufrido una disminución considerable de su caudal, en algunos se han secado, por ello advirtieron que Sancos y Chaviña corren el riesgo de quedarse sin agua. 

 

Sanción previa

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), en el 2017, ordenó a la minera Apumayo S.A.C. mediante una medida preventiva la paralización inmediata del Botadero de Desmonte Apumayo  de su unidad porque el componente minero no cumplía con los límites máximos permisibles y su sistema de tratamiento diseñado de acuerdo a lo establecido en su instrumento de gestión ambiental, “lo que afectaría la calidad del suelo por donde discurre el efluente y la calidad del agua de la quebrada Auqueato”.

Noticias SER busco comunicarse con la minera Apumayo para consignar su versión en la presenta nota periodística, pero logramos respuesta alguna a pesar de las insistentes llamadas telefónicas.