Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Se inicia audiencia de juicio oral del caso Cayara en Ayacucho

Yuly Yaranga

La Sala Penal Nacional inició –ayer martes- la audiencia de continuidad del juicio oral del caso Cayara, en la Sala de Audiencias de la Corte Superior de Justicia de Huamanga, la misma que se desarrollará hasta el 6 de marzo, con la finalidad de que familiares y testigos del caso puedan brindar su declaración sobre los hechos acontecidos el 14 de mayo de 1988, donde 39 pobladores de Cayara fueron torturados, asesinados y desaparecidos a manos del ejército peruano.

La audiencia se inició con una hora de retraso, porque uno de los integrantes de la Sala Penal tuvo un percance de salud. Asimismo, la primera testigo de la parte civil en brindar su declaración fue Benedicta Valenzuela, esposa del asesinado Justiniano Tinco Garcia, alcalde encargado de Cayara cuando sucedió la matanza.

Anival Cayo Gonzáles, integrante de la Asociación de Afectados de Cayara, precisó que con las audiencias se tiene que llegar a conocer la verdad y que los perpetradores de esta masacre deben asumir su responsabilidad. “Lo que queremos es la verdad, justicia y que quede claro que no estamos buscando venganza sino que los responsables tienen que ser sancionados como corresponde para que nunca más se vuelva a repetir hechos de esta naturaleza”, dijo.

Cayo Gonzáles manifestó que el pedido de los familiares es justicia y que el general Valdivia Dueñas, uno de los imputados, asuma su responsabilidad. “El jefe político militar de ese entonces era el General Rolando Valdivia Dueñas, el tenia conocimiento de estos hechos y lo que hizo fue tapar con un manto de impunidad”, expresó.

Por su parte Florencia Apari Palomino, presidenta de los deudos de las víctimas de Cayara, manifestó que esperan justicia y que los culpables se hagan responsables por los hechos acaecidos en Cayara. “Queremos justicia, no impunidad.  Queremos reparación en salud, educación y obras en beneficio de la comunidad”, señaló. 

Aparai, instó a las autoridades a concluir satisfactoriamente esta etapa del juicio oral sin suspensión ni dilatación del proceso. “Debo decir que han transcurrido 32 años de impunidad e injusticia. Muchos testigos claves han fallecido. Esperamos que después de todo este proceso se arribe a una sentencia condenatoria”, precisó.

Un grupo de familiares, con pancartas en mano, con inscripciones sobre verdad y justicia por los asesinados en la matanza de Cayara, estuvieron presentes en el frontis de la Corte Superior de Justicia de Ayacucho.

Cayara