Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Capturan a implicado en el asesinato del alcalde electo y a su esposa

La Policía Nacional del Perú logró la captura de uno de los sicarios implicados en el asesinato de Manuel Vigo, electo alcalde del distrito de Asunción y de su esposa, Isabel Rojas, ocurrido el pasado 2 de diciembre.

Luego de un trabajo de inteligencia, efectivos policiales capturaron a José Sánchez Alcántara, alías “Gringasho”, en una de las avenidas de la ciudad de Cajamarca. El jefe de la región policial de Cajamarca, Luis Cacho, informó que se ha realizado un trabajo coordinado entre la policía y la fiscalía, permitiendo que se cuenten con elementos suficientes para identificar a los implicados, aunque también fue valiosa la información encontrada en un celular que se le cayó a uno de los sicarios y lo registrado por una cámara de video vigilancia: “Se ha desarrollado todo un trabajo policial y fiscal para identificar y capturar a los actores de este homicidio. Estamos trabajando para esclarecer este caso”, dijo.

Informaciones extraoficiales dan cuenta que José Sánchez declaró que les ofrecieron 80 mil soles para acabar con la vida del electo alcalde, asimismo, ya se sabría la identificación del segundo sicario y de otra persona que los movilizó antes y después del asesinato, por lo que la captura de ambos sería inminente, lo que además brindaría más datos para conocer el móvil y al autor intelectual del crimen.

Hace unos días, el presidente de la Junta de Fiscales de Cajamarca, Alfredo Rebaza indicó que la investigación tiene un importante avance y que por la modalidad del crimen, la pena para los responsables oscilará entre 25 y 30 años de prisión o incluso la cadena perpetua si es que han actuado como parte de una organización criminal: “Hay bastante trabajo al respecto, pero para poder dar cuenta, hay que terminar de identificar los móviles y quiénes están detrás de este hecho. El ordenamiento legal establece penas de las más altas”, declaró. Asimismo, dijo que José Sánchez se encuentra con detención preliminar, pero la fiscalía solicitará la prisión preventiva y su internamiento en el penal de máxima seguridad Huacariz.

En tanto, los hijos de la pareja asesinada continúan exigiendo justicia.