Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Consejo Regional de Cajamarca promueve que personal del sector salud tenga formación intercultural y hablen lenguas originarias

Hace unos días, el Consejo Regional de Cajamarca aprobó la Ordenanza Regional N° 08-2018: “Incorporación de la Formación en Salud Intercultural y la Lengua Materna u Originaria de la población con criterios para la contratación y selección de personal de salud (técnico o profesional) en zonas con presencia de pueblos indígenas, amazónicos y andinos, otorgándole un puntaje específico en su evaluación”.

La ordenanza aprobada define un puntaje para la contratación de personal en salud teniendo en cuenta ciertos criterios, como la pertenencia étnica al pueblo indígena u originario en el ámbito que se atenderá (5% del total del puntaje); dominio de lengua materna u originaria de la población (10% del total del puntaje) y formación en salud intercultural (15% del puntaje). Asimismo, se considera una remuneración acorde a la carga laboral de enfermeros o enfermeras técnicas interculturales y se garantiza las bonificaciones por alta especialización y para quienes laboren en zona rural y de frontera.

De acuerdo al consejero regional por la provincia de San Ignacio, Neire Unkuch Jempekit, con la aprobación de la norma se busca garantizar una mejor atención en salud de las poblaciones awajún de San Ignacio y quechuas (con sus variantes quechua-inkawasi y kañaris norteño) que habitan en las provincias de Cajamarca, Cajabamba, Chota, Cutervo y Jaén.

Neire Unkuch comentó que son muchos los casos que dan cuenta de una deficiente atención para las poblaciones awajún y quechua, pues incluso, el personal de salud no entiende el lenguaje de quienes acuden para recibir asistencia: “En la comunidad de Supayacu por ejemplo, tenemos a una enfermero técnico awajún, pero el resto del personal que viene de otros lugares tiene una cultura diferente y en varias oportunidades hay un choque porque no se entiende a la población, se presentan barreras”, dijo, añadiendo que la ordenanza está respaldada por normas nacionales como el Decreto Supremo N° 016-2016-SA que aprueba la Política Sectorial de Salud Intercultural y el Decreto Supremo N° 004-2016-MC que en su artículo 1° aprueba el reglamento de la ley que regula el uso, preservación, desarrollo, recuperación y fomento de las lenguas originarias.

Igualmente comentó que se ha recogido la opinión de dirigentes de organizaciones, además de contar con el respaldo y opinión favorable de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) y de la gerencia regional de Desarrollo Social. Si bien, la aprobación es un logro, considera que hace falta más iniciativas para garantizar los derechos de toda la población regional: “Vamos a presentar una propuesta para que las universidades e institutos tecnológicos implementen la enseñanza de lenguas originarias y la salud intercultural”, manifestó.

Según la ordenanza, la DIRESA elaborará una directiva en un plazo de 60 días e implementará lo indicado en redes y micro redes de salud en el departamento, con énfasis en las localidades en las que habiten poblaciones quechuas y awajún. En tanto, en estos días se espera la publicación de la ordenanza en el diario oficial El Peruano.