Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Contraloría señala responsabilidad penal de ex alcalde de Cajamarca Marco La Torre por obra no ejecutada el 2010

Foto: Andina

A mediados del mes pasado, la Contraloría General de la República publicó el Informe de Auditoría N° 013-2019-2-0368: “Concesión para la ejecución del proyecto estación turística de pasajeros de Cajamarca”, elaborado por el Órgano de Control Institucional de la Municipalidad Provincial de Cajamarca.

El objetivo de la auditoria fue determinar si el contrato celebrado entre la Municipaldiad Provincial de Cajamarca y la empresa Estación Turística de Pasajeros de Cajamarca S.A, durante la gestión del alcalde Marco La Torre Sánchez en el año 2010, se ajustó a la normatividad vigente y si su incumplimiento generó un proceso arbitral que concluyó en desmedro de la municipalidad.

Durante el gobierno de La Torre (2007-2010) se construyó el Complejo Qhapac Ñan, en el que funciona actualmente la Municipalidad de Cajamarca, además, se incluyó un polideportivo y un coliseo cuyo costo y construcción ha sido criticado hasta la actualidad. Asimismo, se contempló la construcción de un terminal terrestre que no fue ejecutado a pesar de que se firmó un contrato con la empresa Estación Turística de Pasajeros de Cajamarca S.A. Las razones para la no ejecución tuvieron que ver con que el lugar no reunía las condiciones necesarias para una obra de este tipo, razón por la cual, la empresa resolvió el contrato y decidió iniciar un proceso de arbitraje por incumplimiento, obviando el pedido de la municipalidad para que se busque otro terreno. El proceso legal concluyó, ordenando que se le pague a la empresa más de 8 millones de soles y la cobranza forzada. Según el citado informe, a la fecha se han efectuado embargos a las cuentas de la municipalidad por más de 750 mil soles y sumando los intereses, la deuda bordea los 9 millones de soles.

Sin embargo, se han identificado también a 10 funcionarios comprendidos en los hechos y las responsabilidades que tendrían. En este grupo resaltan el propio ex alcalde provincial, Marco La Torre, con una presunta responsabilidad penal de su parte y el ex gerente municipal en la gestión del ex alcalde Ramiro Bardales (2011-2014), e Iván Domínguez Peralta, con responsabilidad administrativa.

El gerente regional de la Contraloría, Víctor Valdiviezo, indicó ante los medios de comunicación que el informe evidencia una débil defensa a nivel legal por parte de la municipalidad y las deficiencias del terreno previsto para el terminal terrestre. Finalmente, entre las recomendaciones a la municipalidad resalta el que se disponga el inicio de acciones legales orientadas a recuperar los fondos públicos embargados, así como se ponga en conocimiento de la Procuraduría Pública encargada de los asuntos judiciales de la Contraloría, el informe y se inicien las acciones legales contra los funcionarios y servidores comprendidos: “El informe identifica responsabilidades en 10 funcionarios. Hay responsabilidad penal y administrativa. Eso ha sido derivado al procurador para que inicie las acciones judiciales que corresponden”, manifestó.