Skip to main content
Una publicación de la asociación SER

Defensoría del Pueblo inicia intervención por sexta muerte de paciente con Covid-19 en Cajamarca

Foto: Andina

Ronald Ordoñez

El día sábado, la Dirección Regional de Salud (DIRESA) comunicó el fallecimiento de un varón de 35 años de edad en el Hospital Simón Bolívar de la ciudad de Cajamarca, a causa del Covid-19.

Según sus familiares, el paciente se encontraba internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Regional Docente de Cajamarca (HRDC) desde hace más de una semana y según la información médica que recibieron, venía evolucionando favorablemente. Una primera prueba rápida había dado como resultado negativo a coronavirus, pero los resultados de la prueba molecular que se conocieron varios días después, confirmaron que se encontraba contagiado.

Por tal razón, se decidió trasladarlo al Hospital Covid-19 Simón Bolívar el mismo sábado pasada la medianoche. Un primer comunicado de la DIRESA señalaba que el deceso se produjo a las 11.50 am del sábado, sin embargo, un comunicado posterior indica que este se produjo a las 2.52 am del mismo día.  Esta es una de las primeras razones de los familiares para desconfiar de la información oficial.

Pero no es la única situación. También critican la decisión de trasladar al paciente al Hospital Simón Bolívar en la medianoche sin considerar que se estaba recuperando satisfactoriamente y todavía dependía de oxígeno, además de que no se informó a ningún familiar sobre esta medida. De igual modo, que no se les haya comunicado oportunamente del fallecimiento a pesar de que insistían con las llamadas a personal de salud, e incluso que no se haya informado nada al respecto el sábado por la mañana (cuando se suponía que ya se había producido la muerte) mientras el ministro de Defensa, Walter Martos, junto al gobernador regional Mesías Guevara, realizaban una inspección en el Hospital Simón Bolívar. Sumado a esto, los familiares han señalado que tampoco fueron informados correctamente sobre el protocolo de inhumación y no conocían la hora exacta del entierro del cadáver. Por tales motivos, exigen que se investigue la muerte al sospechar que no les dicen la verdad.

Sobre el asunto, desde la Oficina de la Defensoría del Pueblo en Cajamarca se ha cursado una comunicación al director regional de Salud, Pedro Cruzado, a la directora del HRDC, Doris Zelada y al director del Hospital Simón Bolívar, Gilmar Azañero, dando cuenta que se ha iniciado una intervención de oficio por presunta afectación a los derechos a la vida y la salud: “No encontramos criterios razonables para que al paciente se lo haya referido al Hospital Simón Bolívar en horas de la madrugada, contradiciendo criterios médicos y legales establecidos en la N.T. N° 031-MINSA/DGSP”, se lee en el documento, sustentando que el HRDC, por su categoría, dispone de un mayor equipamiento y especialistas, por tanto “se desconoce cuál sería el sustento médico para la referencia del paciente”.

La Oficina Defensorial ha solicitado los informes respectivos en un plazo de 5 días calendario. En tanto, el Sub director de la DIRESA, Enrique Vargas, en entrevista con medios locales dijo que por lo que conoce, descarta algún tipo de negligencia en el caso.

Caso de paciente de Cutervo

Igualmente, la Oficina Defensorial iniciará una intervención por el trato que recibió un paciente de Cutervo de 64 años, con Covid-19 y varias comorbilidades, debido a dificultades para que pueda ser referido a Cajamarca. Según el documento, el paciente no fue recibido en el Hospital Simón Bolívar porque requería atención en un servicio especializado con el que no cuentan, en tanto, personal del HRDC también se negó a recibir la referencia, interviniendo el Ministerio Público para que pueda ser finalmente internado el día sábado 16: “Este otro hecho deja aún más clara la posición del Hospital Regional para atender paciente positivos a Covid-19, constituyendo una grave afectación al derecho a la salud y poniendo en riesgo la vida de los pacientes positivos a Covid-19”, se menciona en el documento de la Oficina Defensorial. Igual que en el anterior caso, se ha solicitado a la directora del HRDC un informe en un plazo de 5 días calendarios.

Sin embargo, el lunes por la noche el paciente falleció por la gravedad de su estado: “En las coordinaciones que se hicieron se indicó que este paciente no debía ser movilizado de Cutervo por sus condiciones. Lamentablemente el hospital no podía darle mayor soporte, ni acá ni en ningún otro hospital, por ser un paciente con cáncer terminal y con morbilidades. No es que no querríamos atenderlo, sino que debe primar la probabilidad de que transfiriéndolo hacemos correr más riesgo”, ha señalado el sub director del HRDC, José Roncal, ante las críticas recibidas.